Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Trigo tierno con acelgas y arándanos

Trigo tierno con acelgas y arándanos

 

El trigo tierno es de esos alimentos que mucha gente conoce de oídas, pero pocos han probado y, oye, está muy rico, además de ser una alternativa al arroz y a la pasta. El trigo tierno es, tal y como indica la palabra, trigo, la semilla de ese cereal, pero, en vez de triturarse y consumirse a partir de esa harina, se consume completo, al igual que se hace con el arroz. Es curioso, porque su aspecto es similar al del arroz, pero su sabor nos recuerda a la pasta.

 

El trigo tierno es la forma más pura (e integral) de comer ese cereal, por lo que tiene grandes propiedades. Es un alimento con carbohidratos complejos (los buenos), casi sin grasas, con muchísimas proteínas, vitaminas y minerales (especialmente selenio y magnesio) y una fibra estupenda para regular nuestro tránsito intestinal. Evidentemente, al ser trigo, contiene gluten, que no es malo solo porque algunas personas no puedan sintetizarlo. El gluten es un grupo de proteínas; no son de alto valor nutricional, pero sí ayudan a la elasticidad y a la fermentación del pan, cosa que los panarras sabemos muy bien.

 

No voy a entrar en polémicas sobre el gluten y su uso y abuso por la industria alimentaria, pero sí diré que entre odiarlo y desterrarlo completamente de la dieta y amarlo hasta el punto de solo comer alimentos que contienen gluten, hay un término intermedio. Entiendo la cruzada de los celíacos en el sentido de que es una odisea intentar saber qué alimentos llevan o no gluten, porque la industria alimentaria (dinero, dinero, dinero…) se ha pasado décadas llenando cualquier alimento procesado con gluten (y lácteos, sal, azúcares, grasas saturadas, etc.) para abaratar costes y otras razones muy adulteradas desde mi punto de vista. Sin embargo, el gluten forma parte indisoluble de un buen pan y yo, que no tengo problemas con el gluten, me niego a que nos obliguen a los demás, por sistema, a no comer gluten. Mejorar y simplificar la vida de los celíacos, por supuesto. No obligarnos a los demás a renunciar al gluten, también. Sentido común para todos, especialmente forzar a la industria alimentaria a dejar de introducir gluten en todos los alimentos procesados. Así lo veo yo.

 

Bueno, a lo que voy, que me enredo… Si aún no has probado el trigo tierno, quizás la receta de hoy te anime a hacerlo.

 

Trigo tierno con acelgas y arándanos

 

Trigo tierno con acelgas y arándanos

 

INGREDIENTES (2 raciones)

  • 150 g de trigo tierno
  • agua (un volumen equivalente al doble del volumen del trigo tierno)
  • 10 hojas de acelgas de penca roja
  • un puñadito de arándanos deshidratados
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • sal marina gruesa
  • pimienta negra molida

 

ELABORACIÓN

1º) Vierte el vinagre en una fuente. Pica los arándanos y añádelos.

2º) Lava bien las hojas de las acelgas, separa las pencas y córtalas en rodajitas finas. Trocea las hojas en tiras anchas.

3º) Calienta el agua con un poquito de sal y, cuando empiece a hervir, añade el trigo tierno. Cuece durante 10 minutos a temperatura media. A los 6 minutos, añade las ruedecitas de las pencas de acelgas y a los 7 minutos, las hojas. Remueve y deja que termine la cocción. Saca 3 cucharadas del agua de la cocción y añádelas a la fuente con los arándanos. Si el agua no se ha evaporado completamente al finalizar la cocción, escurre el trigo tierno con las acelgas. Recuerda que este cereal debe quedar un poquito al dente.

4º) Añade el trigo y las acelgas a la fuente con los arándanos. Vierte el aceite de oliva, mezcla bien todo, espolvorea la pimienta negra según tu gusto, rectifica de sal y sirve.

 

A tener en cuenta:

 

  • Unas nueces le habrían quedado de fábula y un poco de queso feta desmenuzado por encima al servir. No tenía en ese momento, pero la próxima vez, con nueces y queso feta.

 

  • Esta receta está inspirada en otra que aparece en el libro de Jamie Oliver “5 ingredientes“. Él lo hizo con arroz salvaje y guindas y yo preferí usar trigo tierno con arándanos.

 

  • Sobre la variedad de acelga, intenta usar la de penca roja. Es más suave, menos ferrosa de sabor y la penca roja tiñe de rosa el trigo tierno. ¡Más mono!

 

  • Yo he empleado el trigo tierno que ya viene vaporizado, porque si no lo está, debes ponerlo a remojo unas cuantas horas y cocinarlo con más cantidad de agua (tres por parte de trigo). Tenlo en cuenta, así como los tiempos de cocción que vengan en las instrucciones de la marca que tú vayas a usar.

 

  • En casa lo comimos de plato principal, acompañado de unos tomates aliñados con cebolla morada. Quizás tú quieras comerlo de acompañante de un pescado, de pollo… Eso lo decides tú.

 

  • Puedes ver otra receta que hice hace tiempo con este cereal.

 

 

4 Comentarios
  • Marhya
    Escrito a las 18:46h, 06 febrero Responder

    ¡Que buena idea! me encantan este tipo de platos con cereales y el trigo es uno de mis preferidos. Dan muchísimo juego. Y como dices, para quienes no tenemos, afortunadamente, problemas de alergias e intolerancias son muy buen alimento.
    Besos.

    • Laube Leal
      Escrito a las 12:51h, 19 febrero Responder

      Hay cientos de recetas para hacer con cereales que no estén en forma de harina. Nos hemos cerrado a comerlos generalmente como harinas y, la verdad, son deliciosos en una receta tan sencilla como esta.

      Un besito

  • Laura
    Escrito a las 15:13h, 24 febrero Responder

    Lo acabo de hacer y he usado trigo sarraceno. Muy rica la receta!!! Gracias por las ideas

    • Laube Leal
      Escrito a las 09:33h, 28 febrero Responder

      ¡Genial, Laura! ¡Las posibilidades que tienen estos cereales!
      Gracias por pasarte a comentármelo.
      Besitos

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.