Queque de plátano o banana bread

Un queque es, para los canarios, un bizcocho. Este vocablo proviene de la palabra inglesa «cake«, que, en Canarias, adaptamos a nuestra habla y nos quedamos tan anchos. En este caso, se trata de un clásico estadounidense: un banana bread.

 

El banana bread es un bizcocho, no un pan en sentido estricto, porque se suele hacer con levadura química o polvos de hornear, no con levadura natural o para panificar. Se considera un «quick bread» o pan rápido y seguidamente verás por qué.

 

Dicen que, para que un banana bread esté buenísimo, debe estar húmedo por dentro; es decir, debe ser muy jugoso. Mi queque de plátano, aun siendo un banana bread, es un tanto peculiar, porque, además de los ingredientes normales de esa receta tradicional de EEUU, lleva coco rallado, gofio de millo (maíz) y copos de avena. Está delicioso, lleva muy poca azúcar y es muy saciante.

 

 

Quick bread: pan que se prepara muy rápido

 

El banana bread clásico se hace en un santiamén, al igual que mi queque de plátano, coco y avena. Por un lado, aplastas los plátanos, los mezclas con zumo de limón y un poco de azúcar panela y le añades el aceite de oliva, la leche y los huevos. Luego, incorporas las distintas harinas, los copos de avena y un poquito de levadura química. Se vierte en el molde y se hornea a 180ºC durante 30 minutos.

 

Puedo asegurarte que hice el queque en unos 40 minutos: 10 minutos para prepararlo todo y 30 minutos de horno. ¿A que es tentador? Pues venga, te cuento aquí debajo lo que necesitas para hacer este queque de plátano.

 

Queque de plátano

INGREDIENTES

  • 4 plátanos maduros
  • el zumo de medio limón
  • 2 huevos
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 60 ml de leche de avena
  • un pizco de sal marina fina
  • 2 cucharadas rasas de azúcar panela
  • 60 g de harina de centeno
  • 60 g de gofio de millo (maíz)
  • 100 g de harina de repostería
  • 2 cucharadas rasas de copos de avena
  • 2 cucharadas rasas de coco rallado
  • 7 g de levadura química

ELABORACIÓN

1º) Preparar la base que dará sabor al queque. Aplasta 3 plátanos y riégalos con el zumo de limón. Agrega los huevos batidos, el aceite, la leche, el azúcar y la sal. Mezcla bien.

2º) Incorporar los ingredientes secos. Tamiza las harinas (de repostería, de centeno y el gofio) y la levadura y añádelas a la pasta anterior. Echa los copos de avena, el coco rallado y mezcla hasta integrarlos muy bien.

3º) Hornear. Vierte la pasta espesa obtenida en un molde rectancular forrado con papel sulfurizado (de horno), nivélala bien, coloca encima el plátano partido a la mitad y hornea durante 30 minutos a 180ºC (sin aire).

4º) Dejar enfriar. Asegúrate de que el bizcocho está hecho clavándole un palito de madera. Déjalo enfriar sobre una rejilla.

 

En menos de una hora podrás disfrutar de un bizcocho muy especial que, desde mi punto de vista, es ideal para desayunos de fin de semana o meriendas de grandes y pequeños. A mí me gusta acompañarlo de una infusión calentita (le van muy bien los tés negros y los tipo earl grey), aunque un vaso de leche fría es el acompañamiento más clásico.

 

Mi queque de plátano tiene mucho sabor, muy poca azúcar (incluso puedes suprimirla del todo si los plátanos están muy maduros, casi almibarados) y una textura realmente jugosa. Al tiempo, sus ingredientes lo convierten en un bizcocho lleno de fibra e ideal para que nuestro tránsito intestinal funcione como un reloj. 

 

 

Quizás, además de este queque de plátano, te guste ver la receta de mi queque o bizcocho perfecto, el de siempre, el que gusta a todo el mundo. Si, quizás, prefieres un bizcocho también con plátano, pero mucho más goloso y con chocolate, echa un vistazo a este.

 

Disfruta de este bizcocho rápido de hacer y delicioso de degustar. ¡Sano yde rechupete!

 

2 Comentarios

  1. Marhya

    Tiene una pinta divina, y esos toques del coco y el gofio debe darle mucha gracia.

    Responder
  2. mon

    Huuy habrá que probar ese queque, porque lleva ingredientes muy interesantes. A mi me encanta, pero me costó mucho encontrar «la» receta… casí todos al probarlos, me parecía que sabían a harina. Al final lo logré, pero este tuyo, me ha llamado la atención y habrá que probarlo.

    Besos y espero estéis todos bien.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Pin It on Pinterest

Share This