Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Focaccia italiana

Focaccia: ITALIANA Y DELICIOSA

Cuando no tengo muchas ganas de comer algo muy elaborado, me encanta preparar una buena focaccia, acompañarla con los mejores tomates, un poco de queso canario y una buena copa de vino tinto. Soy así de simple. Con tan poca cosa me siento feliz y agradecida.

La focaccia es una especie de pan plano, ligeramente levado, típico de Italia y más concretamente de la región de Liguria. Se relaciona mucho con la pizza, pero, la focaccia es más blandita que la pizza; normalmente más consistente y más semejante al pan. Personalmente me apasiona, porque, además, la asocio con ingredientes que me gustan mucho, como el aceite de oliva virgen extra, las verduras y las hierbas frescas.

Preparando la masa de la focaccia. Por supuesto, todo con las manos, pues la mejor forma de saber si tiene la elasticidad y suavidad adecuadas.

La focaccia es muy sencilla de elaborar, pero, el tiempo de leudado de la masa depende de si quieres hacer la versión rápida o tienes tiempo de sobra. Yo, en esta ocasión hice la versión «corre, corre que tengo hambre«. Si te lo puedes permitir y tienes paciencia, puedes hacer la masa el día anterior, dejarla reposar la noche en la nevera, bien tapada, sacarla al día siguiente por la mañana y dejar que se atempere en un sitio tibio y seco… Si dispones de ese tiempo, disminuye la levadura a la mitad y deja que leve con calma.

La focaccia admite una amplia variedad de hierbas aromáticas y otros ingredientes. Como se parece en muchos aspectos a una coca, puedes, incluso, ponerle por encima un sofrito, verduras crudas, ruedas de tomate, sardinas o caballas (frescas o de lata)… ¡Lo que quieras!

Focaccia con sal, aceite y romero

INGREDIENTES (focaccia adaptada más o menos al tamaño de una bandeja de horno y hecha sin molde)

Para la masa:

  • 550 g de harina de fuerza
  • 375 ml de agua
  • 6 g de levadura seca
  • una cucharadita de sal marina fina
  • una cucharadita de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Por encima de la masa:

  • una rama de romero fresca
  • sal marina gruesa
  • aceite de oliva virgen extra

ELABORACIÓN

1º) Disuelve la levadura en el agua a temperatura ambiente.

2º) Mezcla la harina y el agua con la levadura. Añade la miel, la sal y la cucharada de aceite. Integra bien todos los ingredientes y, cuando lo hayas hecho, amasa durante unos 12-15 minutos, hasta que consigas una masa fina y elástica. Pon la masa en un bol, tapa con un paño seco y colócalo en un sitio tibio y sin corrientes. Deja que leve durante 60 minutos o hasta que haya casi doblado su volumen.

3º) Desgasifica un poco la masa estirándola suavemente con los dedos y aprovecha para hacerlo sobre la bandeja del horno engrasada o cubierta con papel de hornear. Cúbrela nuevamente con un paño seco y deja que repose entre 20 y 30 minutos.

4º) Precalienta el horno a 250ºC.

5º) Con las yemas de los dedos, haz hoyitos repartidos por toda la masa. Esparce las agujas del romero fresco, añade la sal marina gruesa y vierte un poco de aceite sobre la masa (puedes incluso pintarla con aceite empleando una brocha).

6º) Hornea durante 15 minutos a 250ºC usando la función ventilador.

7º) Cuando esté doradita, sácala del horno, ponla sobre una tabla de madera y córtala en porciones.

Es crujiente por fuera y tierna por dentro, llena de alvéolos.

Sin lugar a dudas, la focaccia es un pan maravilloso, fácil de preparar y que puedes acompañar con muchísimos ingredientes. En mi caso, con unas ruedas gorditas de tomate y un poco de queso de cabra, jamón y algo de fruta, tienes una comida completa y perfecta.

¡Sano y de rechupete!

1 Comment
  • Palmira
    Posted at 13:11h, 17 mayo Responder

    Qué rica y qué vistosa! Solo con verla recuerdo el olor del horno del panadero cuando vivíamos en Italia y que salían las primeras focaccias del sábado por la mañana con la gente haciendo cola para hacerse con una…
    Ainsss Laura, qué ahora se me ha antojado, no tengo remedio ;o)
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.