Tarta de manzana, deliciosa, aromática y con crumble de lima

 

Hacía tiempo que tenía muchísimas ganas de comer una buena tarta de manzana. Una tarta que fuera cien por cien casera: sin hojaldres, mucho menos comprados, ni con gelatinas, ni nada que no fuera ingredientes de los que encuentras en casa en cualquier momento, de los que había en las casas de hace cien años. Ya me entiendes… Una tarta que respire tradición por todos sus costados. Probablemente más de uno me dirá: «aquí en España el jengibre y la lima tienen poco de tradicionales«. Y es cierto, pero es que tradición tienen todos los países del mundo y a mí me gusta mucho conocer esas costumbres gastronómicas internacionales.

Es tremendamente curioso que siendo España un país productor de enormes cantidades de fruta, no sea, sin embargo, un país con gran tradición de tartas de frutas cocinadas. A mí siempre me ha resultado, cuanto menos, extraño que países que no tienen ni producen fruta a mansalva nos ganen por goleada en estos menesteres culinarios. Reino Unido, Alemania, Austria y los países nórdicos tienen entre sus postres más típicos muchísimas tartas con frutas cocinadas y crudas. ¡Incluso Francia ha ensalzado su famosa «tarte tatin»!

Mi amiga Teresa, de La cocina de Tesa, tiene unas tartas de las que me gustan a mí: tartas caseras, con frutas, sencillas y de esas que hacen que toda la casa se inunde de un delicioso aroma a fruta y especias. Y yo, como soy muy envidosilla, he tenido que ir a ver qué le podía copiar. Se me hacía la boca agua mirando y rebuscando. Al final me he inclinado por su crumble de manzana con aroma de limón y ya me conocen… ¡A todo le doy la vuelta! No obstante, ahí está la inspiración de mi tarta.

Tarta de manzana con crumble de lima

Tarta de manzana con crumble de lima

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (molde de unos 23 cm de diámetro, unas 8-10 porciones):

Para la masa
  • 250 gr de harina de trigo
  • 125 gr de mantequilla sin sal fría
  • 2 yemas de huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/3 de cucharadita de jengibre en polvo
  • 2 cucharadas de agua muy fría
  • 1 huevo batido

 

Para el relleno
  • 4 manzanas grandes
  • 3 cucharadas de azúcar panela
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/4 de cucharadita de clavo en polvo
  • 1/4 de cucharadita de pimienta de jamaica
  • 1/4 de cucharadita de nuez moscada
  • 1/4 de cucharadita de jengibre en polvo
  • el zumo y la ralladura de 1 lima

 

Para el crumble de lima
  • 75 g de harina de trigo
  • 75 g de azúcar panela
  • 75 g de mantequilla sin sal reblandecida
  • la ralladura de 1 lima

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN:

1º) Mezcla la harina, el jengibre y la sal. Añade la mantequilla en cubitos fríos y amasa hasta que se formen migas. Incorpora los huevos de uno en uno. Yo lo hice con la amasadora y no necesitas más de 1 minuto. Añade el agua fría y amasa unos segundos más. Si ves que las migas piden más agua fría, añade 1 cucharada extra. Pasa la masa arenosa resultante a una mesa enharinada y trábajala con las manos unos minutos hasta lograr una masa más o menos suave y lisa. Haz una bola, envuélvela en film plástico y llévala a la nevera durante unos 30-40 minutos.

2º) Pasado el tiempo, saca la masa de la nevera y estírala suavemente con un rodillo sobre una mesa enharinada. Cuando tengas una plancha más o menos redonda y del mismo grosor, colócala sobre el molde. Con los dedos, ve adaptándola con cuidado a la forma de dicho molde. Si ves que por algún lado sobra y por otro falta, corta el trozo y añádelo donde falta, como si fuera plastilina. Aunque se note el parche, no te preocupes: el horno luego hará maravillas. Corta la masa sobrante que sobresalga del molde (a mí no me sobró nada). Introdúcela en la nevera unos 15-20 minutos, para que se asiente bien y al hornear no encoja. Pincha la base de la masa con un tenedor para que no se hinche al coger temperatura, coloca un papel sulfurizado (para hornear) encima, echa unos garbanzos secos a modo de peso, bien repartidos  por toda la base. Hornea en blanco unos 10 minutos a 200ºC. Saca del horno, retira el papel y el peso y sigue horneando unos 5 minutos más para secar la masa. Vuelve a sacarla del horno, pinta la masa con el huevo batido y hornea 10 minutos más (se hace para evitar que la masa se reblandezca al verter las manzanas encima). Saca del horno (apágalo) y deja enfriar unos 15 minutos.

3º) Mientras la masa quebrada se enfría y reposa un poco, prepararemos el relleno. Pela, descorazona y corta las manzanas en trocitos (1,5 cm de lado, por ejemplo). Mezcla inmediatamente con el zumo de lima para que no se oxide, añade la ralladura, el azúcar y las especias. Remueve y reserva.

4º) Enciende el horno de nuevo para que vaya retomando la temperatura y, mientras alcanza los 200ºC, prepara el crumble de lima. Mezcla la harina, la mantequilla reblandecida, el azúcar y la ralladura de la lima. Trabaja la mezcla con las manos durante 1-2 minutos, hasta conseguir unos grumos algo pegajosos.

5º) Vierte las manzanas especiadas sobre la masa horneada y, encima de ella, coloca el crumble. Hornea 10 minutos a 200ºC, baja la temperatura a 180ºC y continúa cociendo la tarta 30 minutos más.

Esta clase de tartas de frutas me gusta comerlas tibias acompañadas de un par de cucharadas de crème fraîche o incluso yogurt natural. Puede irle bien un helado de vainilla.

 

8 Comentarios

  1. Carmen

    Soy una loca de las tartas de manzana, de cualquier manera, mientras lleve manzana allá voy a probarla, así que esta me la llevo, el jengibre de la masa, con la lima y la manzana seguro que son de escándalo.
    Besitos

    Responder
    • Laube Leal

      Hace ya tiempo, Carmen, que me gusta que las masas vayan acompasadas con el relleno, sea dulce o salado. El pimentón en algunas preparaciones saladas es delicioso, así como el ajo, la pimienta y la nuez moscada o incluso la cúrcuma. En las dulces me gusta probar no solo con la vainilla o el jengibre, sino también con las ralladuras de cítricos y, por qué no, la pimienta (la rosa le va muy bien a las cremas, la manzana…).

      Me alegro que te haya gustado.

      Besitos

      Responder
  2. Marhya

    Tiene que estar riquísima, me la guardo, que en casa nos gusta probar diferentes tartas de manzana y esta tiene muchos puntos para encantarnos.
    Besos, feliz semana.

    Responder
    • Laube Leal

      A mí también me encantan las tartas de manzana de toda clase y ando siempre curioseando…

      Pruébala María.

      Besos

      Responder
  3. ivan alonso jimenez

    WooooooooooooW….la verdad es que es que es algo elaborada para hacerla en un momentito..pero me la guardo en los «favos»…algun dia caera
    Anda que Marc no se habra puesto fino filipino….jajajajajajajaa!!!!!!

    Responder
    • Laube Leal

      La elaboración es por la masa, más que nada. Si te fijas el resto es muy sencillo de hacer, Iván. Pero si quieres una masa crujiente y sabrosa, tienes que emplear un poquito más de tiempo. Nada más.
      Muaccccccccccccccc

      Responder
  4. Laura Selene

    Tu crumble me recuerda las fiestas de mi adolescencia, mi amigo Stephan siempre traía una que era un delirio. Imposible que no me guste la tuya, así que manos a la masa. Beso.

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajaja Yo no me gocé estas tartas en mi adolescencia, la verdad. Las mías eran las maravillas de galleta y chocolate que hacía mi madre y la de bizcochos con piña. Siempre me gustaron las tartas de manzana, a pesar de que nunca fui una fan de la manzana. Con esta tarta tuve dudas, porque lo cierto es que no es preciosa de aspecto, pero es tan sabrosa… La manzana se convierte casi en una deliciosa crema muy perfumada, la masa es crujiente y hasta sola podría comerla y el crujiente del crumble… Está muy buena y a mí, personalmente, me encanta tibia y con la crème fraîche como contrapunto. A Marc le gusta más del tiempo y sola. Ya ves, para todos los gustos.
      Muaccccccc muacccccccccccc

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This