Tarta de chocolate y crema de naranja

 

Tengo una amiga que hace arte dulce con sus manos. Mientras los demás simplemente hacemos una tarta, un bizcocho o unas galletas, ella usa su imaginación para transformar en un delicioso pastel cualquier objeto que se le ponga por delante. Su capacidad repostera no tiene límites. Le basta imaginar algo y… Voilà: ¡una tarta que es un primor! Ella es Irmina y es  una alquimista del dulce, como puedes ver en su blog «El zurrón de los postres«.

Tarta de chocolate y mousse de naranja

La tarta que te voy a mostrar es una recreación prácticamente exacta del «pastel Zuloaga» de Irmina. ¿Por qué esa y no cualquiera de las cientos de maravillas que tiene en su blog…? Porque tuve la fortuna de ser invitada a su casa a merendar y este pastel formaba parte del condumio y quienes me conocen saben que soy una apasionada de la combinación chocolate-naranja. Quedé tan embriagada por el jugoso bizcocho de chocolate y la textura suave de la mousse de naranja que le dije en aquel momento: «Irmina, tengo que hacer esta tarta«. Como dio la casualidad de que a los pocos días yo celebraba mi cumpleaños, tuve la excusa perfecta. Debe constar, no obstante, que yo solo soy una emuladora, pues la virtud de esta tarta pertenece a Irmina.

Debo matizar que, aunque no tuneé la tarta, sí introduje tres variaciones: empleé una mermelada de naranjas amargas ya hecha (es mi preferida), no añadí el colorante naranja que daba ese color tan lindo a la tarta de Irmina e incrementé las cantidades para adaptarlas a un molde de 20 cm de diámetro. El resto es un calco y tengo que decir que, con las instrucciones de Irmina, me quedó riquísima.

Tarta de chocolate y mousse de naranja

Vista de los ingredientes que necesité para hacer esta deliciosa tarta de chocolate y crema de naranja

 

Tarta de chocolate y crema de naranja

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (molde de 20 cm de diámetro y 10 cm de altura):

  • 310 ml de leche
  • 1 y 1/4 cucharadas de zumo de limón
  • 150 ml de aceite vegetal
  • 200 g de azúcar
  • 55 g de miel
  • 1 cucharadita de esencia de naranja
  • 3 huevos medianos
  • 375 g de harina normal
  • un pizco de sal marina fina
  • 50 g de cacao puro en polvo
  • 1 y 1/4 cucharadas de vinagre de manzana
  • 1 y 1/4 cucharadas de bicarbonato
  • la ralladura de una naranja grande
  • 400 ml de nata para montar muy fría
  • 5 cucharadas soperas de mermelada de naranjas amargas (puedes hacerla de naranjas dulces, si te gusta más o hacer la mermelada como la hizo Irmina en su «pastel Zuloaga«)
  • 1 cucharada de azúcar
  • naranja confitada para decorar
  • molde de 20 cm de diámetro
  • tira de acetato que rodee el bizcocho para montar la tarta y cinta adhesiva para fijarlo
  • manga pastelera con una boquilla ancha

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN: (fíjate que voy a usar todos los ingredientes por el orden que los he ido relatando)

1º) Añade el zumo de limón a la leche. Deja que actúe el efecto del ácido en el lácteo: el limón cortará la leche. Ese es el efecto que buscamos y es lo que se llama «buttermilk«.

2º) Mezcla bien el aceite, el azúcar, la miel y la esencia de naranja.

3º) Añade los huevos de uno en uno. No añadas el siguiente hasta que no esté bien integrado el anterior.

4º) Incorpora el buttermilk a la mezcla de los huevos y bate todo bien, hasta que esté completamente homogéneo.

5º) Tamiza la harina con el cacao en polvo y añádelos a la mezcla anterior, junto el pellizquito de sal. Remueve bien hasta integrar completamente los ingredientes secos.

6º) Con cuidado, porque burbujea mucho, mezcla el bicarbonato con el vinagre e incorpóralo al resto de los ingredientes.

7º) Añade la ralladura de naranja y remueve.

8º) Engrasa y enharina el molde, pudiendo poner papel sulfurizado en el fondo del mismo y vierte toda la mezcla en él.

9º) Rodea el molde con un paño de cocina grueso o una toalla pequeña mojada. Esto evita que el bizcocho redondee mucho por encima o forme montaña.

10º) Con el horno precalentado a 180ºC, hornea durante 55-60 minutos. A mí me bastó con 55 minutos. Sacar del horno, dejar enfriar un poco antes de desmoldar.

11º) Cuando el bizcocho haya enfriado y reposado, nivélalo por encima, guardando todos los recortes.

12º) Toca vaciar el bizcocho. Para ello, coloca una plantilla de papel en forma de círculo de 18 cm de diámetro sobre el bizcocho y dibuja el círculo sobre el bizcocho con un cuchillo muy afilado. Ve cortando y vaciando unos 3-4 cm de profundidad, guardando todos los trozos de bizcocho que saques. Raspa el fondo y los laterales con una cuchara para nivelarlo bien y que no queden muchas miguitas sueltas. Te dejo el vídeo de Irmina, porque lo entenderás perfectamente.

13º) Monta la nata con la cucharada de azúcar. Incorpora 4 de las 5 cucharadas de mermelada de naranja con movimientos envolventes. Métela en una manga pastelera.

14º) Para montar la tarta, necesitarás una tira de acetato que rodee completamente el bizcocho de chocolate y lo sobrepase un poco en altura. Coloca el acetato bien ajustado y fíjalo con cinta adhesiva para que no se mueva. Ve añadiendo la crema en círculos dentro del hueco vaciado, subiendo progresivamente hasta llegar un poco por encima de los bordes del bizcocho. Rellena completamente, nivelamos la crema y la alisamos a nuestro gusto. Mete en la nevera durante 4-5 horas. Yo la hice por la tarde y la metí en la nevera hasta la mañana siguiente.

15º) Corta los trozos del bizcocho vaciado en cuadritos de 1×1 cm y resérvalos.

16º) Es el turno de decorar la tarta. Calienta la cucharada de mermelada que reservaste. Retira con cuidado el acetato, pinta las paredes del bizcocho con la mermelada de naranja caliente, distribuye los trocitos de bizcocho por encima de la crema de naranja, formando montañita a tu gusto. Coloca trocitos de naranja confitada en una hilera que circunde el bizcocho, en la unión del bizcocho y la crema. Finalmente añade unas tiritas de cortezas confitadas sobre los cuadritos de bizcocho.

Tarta de chocolate y mousse de naranja

A tener en cuenta:

  • Te habrás dado cuenta de que este bizcocho no lleva levadura al uso. En su lugar, empleamos un sustituto: bicarbonato y vinagre. Logras un bizcocho jugoso y más compacto, ideal para tartas que deban soportar un peso adicional, como esta crema de naranja.

 

  • El buttermilk tiene dos funciones en esta tarta: ayudar a lograr un bizcocho húmedo y restar la acidez del bicarbonato. Si no estás acostumbrado a usarlo, te lo aconsejo. Es realmente maravilloso para lograr pasteles perfectos.

 

  • No a todo el mundo le gustará esta crema de naranjas amargas y lo entiendo. En ese caso, puedes usar una mermelada casera o una industrial que te guste de naranjas dulces. Sin embargo, si eres de los que mata por una tostada con mermelada de naranjas amargas, esta tarta es tu mejor opción.

 

  • Es una tarta vistosa y muy fácil de hacer. Yo hice el bizcocho por la tarde y, mientras se enfriaba hice la crema de naranja. Luego, vacié el bizcocho y lo rellené con la crema. Lo metí en la nevera hasta la mañana siguiente, que decoré la tarta. Aquí habrás visto muchos puntos y muchos ingredientes y a lo mejor te has asustado, pero, créeme, si la he hecho yo, tú puedes también. Yo creo que deberías ver el vídeo del «pastel Zuloaga» de Irmina, porque con imágenes lo cuenta todo a las mil maravillas.

 

 

 

15 Comentarios

  1. Marhya

    ¡¡Madre mía, qué pintaza!! Se ve buenísima, y además me encanta la pareja chocolate-naranja. Justo esta semana tengo que hacer una tarta de cumple, pensaba en algo más sencillo pero la veo tan bonita que y apetecible que creo que voy a cambiar de opción.
    Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      María, si no te gusta la mermelada de naranjas amargas o crees que a alguien puede no gustarle, hazla con mermelada de naranjas dulces. Es más amable con quien es más golosillo. 😉 No dejes de ver el vídeo de Irmina, porque para hacerte a la idea es estupendo.
      Ya me cuentas qué tal.
      Besitosssssss

      Responder
  2. cristina

    QUE IMPRESIONANTE ESTA TARTA¡¡ ME ENCANTA.
    BESOS CRISYLAURA

    Responder
    • Laube Leal

      Gracias Cristina. Impresionantemente buena.
      🙂

      Responder
  3. Ana

    Qué maravilla de tarta, te ha quedado muy bien, Irmina es una artista del dulce.
    ¿Y puedo sustituir por una mermelada de fresa? es que a mi la combinación naranja-chocolate no me va.
    Me encanta las fotos de los ingredientes, tiene una luz que me chifla.
    Guardo receta para una ocasión especial.
    Besotes

    Responder
    • Laube Leal

      Puedes hacer la combinación que prefieras, Ana. Sin problema. Creo que la crema puede quedar muy rica con fresas, moras, frambuesas… Y hasta toda de chocolate! 😉

      Responder
  4. Rosa

    QuE maravilla de tarta Laura, la combinación de sabores es fantàstica.
    Bss

    Responder
    • Laube Leal

      Gracias Rosa. Siento debilidad por el choco-naranja.
      🙂

      Responder
  5. Irmina

    Laura, mi niña, te has pasado poniéndome por los altares. Te lo agradezco mucho, mucho.
    He de decir que tu tarta, aunque no tenga el mismo formato de la que yo visualicé e hice después, me encanta como cada persona la hace a la manera que guste y quiera, pero esta tuya se ve espectacular y atractiva.
    Qué bueno que sirviera para soplar tus velas y nunca mejor dicho para celebrar «tus primaveras».
    Un abrazo.

    Responder
    • Laube Leal

      Te pongo en el lugar que mereces. Haces cosas impresionantes y lo haces parecer tan fácil… ¡Fíjate qué tarta me ha salido a mí!
      ¡Gracias Irmina!

      Responder
  6. Teresa

    Pedazo de tarta, madre del amor hermoso y me perdí probarla, habrá que remediarlo pronto, jajaaa!!
    Te ha quedado de lujo, con una maestra como Irmina todo va sobre ruedas, desde luego que tiene unas manos y una imaginación que ya quisiera para mí, todo lo que hace además de estar buenísimo es original.
    Besotes reina!!!

    Responder
    • Laube Leal

      Me pasa igual, Teresa. Todo lo que hace Irmina me parece tan alucinante… No sé cómo se le ocurren esas cosas. Yo puedo copiarla, pero a mí no se me pasan esas cosas por la cabeza. Es una crack.
      Muacccccccc

      Responder
  7. OLGA RIOFRIO

    Se me esta hacienda agua la boca.
    Saludos
    Olguis.

    Responder
  8. Enriqueta

    Y esta me la apunto
    Pienso lo mismo chocolate y naranja,combinacion perfecta
    Quee pintaaa tiene
    Bicossss

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This