Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Las asistentes al taller de fotografía de producto

Y así se desarrolló el taller de fotografía de producto…

Objetivo del taller y asistentes

Dicen que una imagen vale más que mil palabras y, en este caso, creo que así sucedió durante el taller de fotografía fácil para artistas, artesanos y pequeños negocios que realizamos el 23 de agosto en Coco Coworking, en Las Palmas de Gran Canaria.

Cinco estupendas y aplicadas emprendedoras de distintos sectores, desde el artístico hasta el agrícola, pasando por la belleza y el yoga, decidieron invertir en formación para poder hacer frente al reto que supone hacer las fotos de sus productos y servicios para subirlas en condiciones a sus redes sociales. Y es que no podemos olvidar que nuestra imagen es el reflejo de nuestra marca, de aquello que hacemos, que nos apasiona y con lo que nos ganamos la vida. 

¿Cómo pretender que nuestros clientes se enamoren de nuestros cuadros o de nuestros cortes de cabello si los mostramos con fotos descuidadas en nuestras cuentas de Instagram, Facebook o Pinterest?

Artistas, empresarias del sector de la belleza e instructoras de yoga, todas mujeres emprendedoras con ganas de aprender a mejorar sus fotos.
Emprendedoras con un único objetivo: mejorar las fotos de sus productos y servicios.

¿Qué aprendimos en este taller intensivo?

  • Aprendimos a distinguir una foto de producto de una publicitaria, al tiempo que comprendimos que los límites no son siempre tan claros y, a menudo, se solapan.
  • Asumimos que las fotos de nuestros productos y servicios son fotografías comerciales y que ello no es nada negativo, sino todo lo contrario: las fotos que hago de mis melocotones o de mis papas son el escaparate de mi actividad y como tales debo mimarlas, adaptándome a las circunstancias del mercado al que me dirijo. 
  • Nos hemos percatado de que para vender mejor nuestros productos y servicios, debemos invertir en nuestra marca y que, entre otras cosas, necesitamos aprender a hacer mejores fotos para que aquellos luzcan lindos y deseables.
  • Hemos visto que no necesitamos gastarnos una fortuna en equipo y material fotográfico, pues con un móvil con una cámara de gama media, algunos tableros, cartulinas, telas, cinta adhesiva, papel de horno y unas pinzas, puedo crear un miniestudio con el que hacer las fotos para mis redes sociales. 
  • Hemos visualizado la necesidad de encontrar ese “rincón mágico” de nuestra oficina, de nuestro taller o de nuestro local, que se convertirá en el enclave de nuestro miniestudio.
  • Hemos aprendido a conocer mejor a nuestra amiga la luz natural, a valorarla y a buscarla para que nos ayude a lograr mejores fotos.
  • Hemos comprobado que cada producto puede ser mostrado de cientos de maneras y que los ángulos en que nos coloquemos para tomar esas fotos pueden contribuir a mostrar todas esas facetas del mismo producto.
  • Hemos aprendido que hay muchas reglas que nos pueden ayudar a hacer fotos más equilibradas y bellas, pero que, a veces, las reglas se pueden romper.
  • Hemos aceptado que “cerca” es bueno, pues el cliente quiere ver bien aquello que le ofrecemos.
  • Sabemos que debemos sacar varias fotos para, luego, elegir solo una. Hacer varias pruebas y ser críticos con cada toma y mostrando solo aquella foto con la calidad adecuada para nuestra marca.
  • Hemos aceptado el reto y el compromiso: nos esforzaremos por mejorar cada foto que hagamos por el bien de nuestra marca y de la imagen que proyectamos. 
Las asistentes al taller haciendo sus ejercicios prácticos. La fotografía requiere mucha prueba y error.
Colocarse, enfocar, disparar… ¡Y aprender a seleccionar las fotos!

Si vives en Gran Canaria o estás dispuesto a desplazarte para acudir a alguno de mis talleres de fotografía fácil para pequeños negocios, pincha en el botón y házmelo saber. Escríbeme e indícame las fechas que te vendrían bien, qué horario preferirías (mañana o tarde) y qué día de la semana podrías asistir (domingo excluido). Con esos datos, puedo crear distintos talleres y que nadie se quede sin aprender a hacer mejores fotos de sus productos para poder subirlas a las redes sociales.

Dossier entregado a las asistentes al taller de fotografía para pequeños negocios.
Este es el dossier entregado a las asistentes, en el que se incluye un descuento para futuros talleres.
No hay comentarios

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.