Salmón marinado con verduras a la plancha

 

Es curioso cómo funciona la mente de un blogger gastronómico o, al menos, la mía. Te voy a contar un secretito para que te hagas a la idea, pero no te rías, ni me taches de snob y es que los blogueros gastronómicos solemos ser muy exigentes con nosotros mismos. En mi caso y por un lado, si la foto de un plato no me gusta, la receta no llega al blog. Por otro lado, si me encanta la foto, pero la receta no termina de convencerme, tampoco sube al blog. En ambos caso, ya ven, la carpeta de fotos de las recetas que van a ver la luz siempre está en permanente revisión y a la baja.  A modo de ejemplo, les diré que hace unas semanas preparé una caponata que quería mostrar sobre una rica rebanada de pan y las fotos no terminaron de convencerme, así que la carpeta con dichas fotos fue directamente a la papelera de reciclaje. Ya habrá otro momento, pero, por ahora, la caponata no sube a Sano y de rechupete. Tendrás que esperar para verla, pero la disfrutarás tarde o temprano.

Te preguntarás por qué te cuento esto. La razón es que hace tiempo que quiero mostrarte uno de los platos con salmón que más nos gustan en casa y las fotos que le hago a este plato nunca terminan de satisfacerme, porque no reflejan lo que quiero mostrar. Es un plato muy sencillo, pero muy sabroso y jugoso. Se trata de un salmón marinado en lima, limón, jengibre y salsa de soja, acompañado de ricas verduritas a la plancha. Ya ves que, en principio, posee todos los ingredientes para que la foto salga genial, porque tiene una bonita textura y un color precioso, ¿verdad? Pues lo cierto es que se me ha resistido de manera reiterada, porque este plato hay que comerlo sobre la marcha: cocinar y comer. No se puede esperar mucho mientras se le sacan fotos porque se enfría y la textura del salmón cambia. Si tú no tienes intención de hacerle fotos a este plato, estupendo. Te va a encantar porque lo comerás en su plenitud.

En este sentido y para que te hagas una idea de cómo soy, te diré que la paciencia no es una de mis virtudes y sin ella, a menudo, las fotografías no salen como una quiere. Las veces que he preparado anteriormente este delicioso salmón marinado me faltó paciencia para pelearme con la luz macilenta o demasiado intensa que se empeñaba en aparecer cada vez que cocinaba este plato. Para otros platos no importa tanto porque me adapto, busco mi reflector, cambio la posición del plato, del tablero, del trípode o la de mi paciente modelo. Sin embargo, mi salmón marinado es más exigente que yo misma y requería urgencia y una luz más adecuada para que sus colores aparecieran tal cual yo quería mostralos. Y hasta hoy no se habían dado tales condiciones.

Salmón marinado con verduras a la plancha

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (2 personas):

  • 1 lomo mediano de salmón con la piel
  • zumo de una lima y un poco de ralladura
  • zumo de un limón
  • un trozo de jengibre de 2 cm
  • 4 cucharadas de salsa de soja baja en sal
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 calabacín mediano
  • 1 zanahoria
  • 1  champiñón grande
  • 4-5 pimientos de Padrón
  • sal marina gruesa
  • sal negra
  • pimienta negra recién molida
  • aceite de oliva virgen extra

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN:

1º) Corta el salmón en tacos o cuadrados de 3 cm aproximadamente, sin retirar la piel. Piensa que lo cocinaremos con fuego alto que quemará la piel, pero protegerá la carne de este pescado.

2º) Haz la marinada: mezclar 2 cucharadas de aceite, la salsa de soja, el zumo de la lima y del limón, la ralladura de la lima, el jengibre rallado. Yo no le puse sal en este momento, pero si te gusta más sabroso, añádele un pizco de sal marina gruesa.

3º)  Coloca los tacos de salmón en una fuente y añádeles la marinada por encima. Tapa con film plástico y déjalo marinar al menos 1 hora a temperatura ambiente (mejor si son 2-3 horas).

4º) Turno de la verdura. Corta el calabacín y la zanahoria en bastones y cocínalos salpimentados a la plancha con 1 cucharada de aceite y a fuego muy alto durante 2 minutos. Retira los bastones de verdura de la sartén y resérvalos sin tapar para que no se ablanden. Saltea los champiñones a fuego fuerte con un poco de sal y pimienta. Resérvalos. Cocina los pimientos en la misma sartén o plancha que la verdura y a fuego fuerte durante 4-5 minutos y añádeles un poco de sal al final.

5º) Mientras se hace la verdura, coloca una sartén en el fuego con 1 cucharada de la marinada y, cuando esté muy caliente, coloca los tacos de salmón con la piel hacia abajo y vierte el resto de la marinada por encima. Mueve un poco la sartén y cocínalos durante un máximo de 3 minutos a fuego muy fuerte. Déjalos en la sartén mientras montas los platos.

6º) Monta el plato. Haz una cama con los bastones de verdura y coloca encima los tacos de salmón marinado, los champiñones y los pimientos de Padrón. Añade unas escamas de sal negra al salmón (recordemos que la marinada no llevaba sal) y, si te apetece, un poco de pimienta negra y sirve enseguida. Recuerda que es importante que no se enfríe y, menos aún, lo vuelvas a calentar, porque el efecto de la textura cremosita se perdería.

 

Sobre la técnica del marinado…

Cuando marinas un pescado o una carne, no solo estás condimentando y conservando ese alimento, sino que estás ayudando a cocinarlo si esa marinada es suficientemente poderosa en ácidos. Recuerda que cuando marinamos en vinagre, se trata de un escabeche. Si lo hacemos en lima o limón, estamos construyendo un delicioso cebiche (ceviche) y si lo bañamos en aceite y pimentón, hablamos de un sabroso adobo. En el caso de mi salmón marinado, los ácidos de la lima, del limón y en menor medida, del jengibre, actúan sobre su carne y comienzan el proceso de cocción, por así decirlo. Por eso, con 3 minutos máximo a fuego fuerte es más que suficiente para cocinarlo, sin que pierda lo mejor de este pescado en crudo: su textura. Si lo pruebas, y espero que lo hagas, vas a percibir un sabor maravillosamente equilibrado y una textura tan cremosa y jugosa que vas a tener que cerrar los ojos y suspirar de amor. Esta técnica es muy sencilla y, desde mi punto de vista, hace mejorar el sabor y textura de cualquier pescado. Puedes marinar carnes sin problema y quedarán deliciosas, pero el pescado… ¡Ummmmmm, qué rico sabe el pescado marinado!

 

8 Comentarios

  1. Loreto

    Fan tuya y fan del salmón…, así que no me lo voy a perder por nada del mundo!
    Las fotos…, preciosas, ha valido la pena la espera seguro!
    Un besito Laura preciosa.

    Responder
    • Laube Leal

      Loreto, a nosotros nos chifla el pescado en general y comemos bastante salmón fresco. Esta manera de cocinarlo es tan sencilla y hace que la textura del salmón sea tan tierna y jugosa que merece la pena probarlo.
      Besitosssssssssssssssssss

      Responder
  2. Ana

    Este plato presiento que me va a encantar! El salmón lo como bastante pero marinado así no, el próximo día lo pruebo de este manera.
    Ha merecido la pena la espera, porque esas fotos son preciosas, una luz muy chula
    Besos y hasta dentro de muy poco :))

    Responder
    • Laube Leal

      Muchas gracias, Ana. Prueba a marinar el salmón, con lo que más te apetezca. Ya verás qué bueno.
      Un beso

      Responder
  3. Laura Selene

    Un plato de restaurante me encanta y lo pondré en practica, se ve rico rico. Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      Merci, Laura! Si lo pruebas, me cuentas.
      Muaccccccccccc

      Responder
  4. ivan alonso jimenez

    buenooooooo!!!!!!Yo el salmon menos ahumado en filetes(si es en un relleno de algo si)me gusta hasta crudo…mmmmm!!!!Pero no lo he probado con ese marinado…pero tendra que esperar un poco porque hace tiempo que no veo un salmon que me entre por el ojo….mmmmm…vere en la proxima visita al super!!!!jejeje!!!!

    Responder
    • Laube Leal

      Queda muy jugoso y tierno, Iván. Palabrita.
      Besitosssssssss

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This