RFI noviembre 2017

Reto fotográfico en Instagram 15: rfi noviembre 2017

 

Estimado seguidor:

Noviembre se acaba de presentar ante nuestra puerta y, como ya he avisado en las redes sociales, me apetece empezar a complicar un poquito los retos fotográficos y hacer que nuestras fotografías sean mucho más emocionales. No todo puede ser fotografiar una fruta o cosas que son de color naranja, ¿verdad?

Si llevas tiempo siguiéndome, sabrás que me dedico especialmente a la fotografía gastronómica, pero que, para mí, la fotografía es intentar captar sensaciones, estados de ánimos, deseos, sentimientos… Es decir, la fotografía que me gusta nunca está al margen de la persona que la hace, sino que siempre refleja algo de ella. A mí no me interesan las fotos perfectas, las escenas magistrales, ni los modelos de plástico. Me gustan los retratos de personas de verdad y considero que la mejor escena gastronómica es la de la mesa de cualquiera de nosotros cuando nos sentamos a comer.

Si algo he aprendido en los últimos años es que una foto sin alma es solo un archivo, algo que se queda en el disco duro y se olvida. Por eso nos vamos a poner a fotografiar, a partir de ahora, las cosas que realmente importan en la vida. Sé que da un poco de miedo, porque, de alguna manera, es destaparnos un poco, aparecer un poquito desnudos ante los demás. Contar intimidades es algo que nos produce pavor, pero si dejamos de hacerlo, ¿no dejamos de ser personas? No te pido que me cuentes nada con palabras, pero si te voy a requerir para que me cuentes lo que sientes a través de tus fotos. Espero que no te cierres, ni me abandones al sentirte un tanto perdido. Solo déjate llevar. Siente y fotografía esos sentimientos. ¿Lo intentarás?

Comenzaremos con algo aparentemente sencillo, pero que nos cuesta mucho expresar con palabras. Vamos a fotografiar a nuestras personas queridas y me gustaría que dejásemos entrever qué  es lo que hace que las queramos. Pídeles permiso para que sus imágenes puedan aparecer en Instagram, diles que se trata de un ejercicio fotográfico y expresa con tus fotos lo que sientes por ellas.  Pueden aparecer como tú quieras que lo hagan: primeros planos, de lejos, sus reflejos, de frente, de espalda, con nosotros, solos, con otras personas que queramos, familias, amigos, trabajando, posando, haciendo el tonto… Llenemos Instagram con amor del bueno, para variar.  

Te recuerdo las pautas (sí, las mismas que en todos los retos anteriores) que deberíamos seguir para que nuestras expectativas se cumplan:

  • Sigue el reto al pie de la letra. Si el reto indica “fotografiar UNA flor”, es una sola flor. Ni un ramo, ni un campo de flores… No es por ser tiquismiquis, pero es apretando las condiciones de los retos como se aprende a mirar, a encuadrar, a fotografiar. Intenta comprender bien de qué va el reto para que puedas ir mejorando tus tomas.
  • Piensa que los RFI son retos personales. Puedes hacer todas las fotos que quieras, pero no subas todas esas fotos. Aprende a ser crítico con tu trabajo, sube a Instagram y al reto solo aquellas que veas que cumplen con los parámetros, aquellas de las que te sientas orgulloso, aquellas que te han supuesto un pequeño esfuerzo… Realiza el reto racionalmente y anota las posibles ideas. Imagina previamente lo que quieres fotografiar, incluso el encuadre y la composición. Intenta no hacer las fotos por obligación ni por compromiso, sino porque quieres mejorarlas, como un ejercicio de autodisciplina que te marcas a ti mismo. Yo también lo haré mes a mes. Te acompañaré y buscaré mi propio progreso fotográfico. ¡Que levante la mano quien esté anotando las ideas para sus fotos! Me da que en esto me voy a quedar solita. ¿Qué dicen ustedes?
  • El máximo de fotos con las que puedas participar en el reto es diez. Sé selectivo. Es un ejercicio de calidad y no de cantidad.
  • Recuerda ser cortés y cordial con el resto de los participantes e incluso sigue sus perfiles. Observa sus fotos, analiza sus composiciones, intenta vislumbrar más allá de lo obvio, porque se trata de ir aumentando la calidad de tus fotos. Por un lado, sé crítico con tu foto, no con la de los demás. Por otro lado, sé bueno contigo mismo y piensa que nadie nace aprendido: lo que no te salga bien hoy, te saldrá mejor mañana. Si has practicado y puesto todos tus sentidos en el camino, claro…
  • No olvides que una publicación mía en Instagram dará el pistoletazo de salida: no publiques nunca tu foto antes de que yo publique la primera mía en mi cuenta de Instagram. Ten paciencia (esto también es importante para la fotografía).
  • Aunque los retos son personales, observa lo que hacen los demás. Mientras más personas sigas en Instagram, más rápidamente se acostumbrará tu ojo a distinguir las fotos lindas, con alma, que cuentan historias, estilosas y técnicas. No olvides mirar el magnífico trabajo que hacen otras personas. Siempre se aprende algo de los demás.

 

En noviembre vamos a querer un poco más. ¡Que se note!

El RFI de noviembre consistirá en fotografiar a nuestras “personas queridas”.

 

Los hashtags que deberás reseñar en tus fotos para este RFI serán los siguientes:

#rfi
#rfinoviembre2017
#rfipersonasqueridas

 

¡Comienza el reto! El plazo concluirá el día 30 de noviembre.

 

Etiquetas:
7 Comentarios
  • Elvira
    Publicado a las 09:27h, 02 noviembre Responder

    Querida Laura sintiéndolo en el alma en está nueva etapa de los rfi yo no podré participar, no porque no me guste , todo lo contrario, me encanta pero entró en un conflicto personal que no me dejará fotografiar lo que pides. Nunca pongo fotos de mis seres queridos en las rrss. Tengo fotos increíbles, pero me las quedo para mi y los míos. Un besazo guapa.

    • Laube Leal
      Publicado a las 09:43h, 02 noviembre Responder

      Lo entiendo y sabía que podría ser un problema, Elvira. No pasa nada, cada cual sabe cuáles son sus límites. Piensa, no obstante, que hay muchas maneras de fotografiar a personas sin mostrarlas completamente. Esa es una de las virtudes de este reto. Aprender a buscar vías.
      Muaccccccccc

  • Eniko Ostafi
    Publicado a las 12:34h, 02 noviembre Responder

    No soy constante en este reto, voy y vengo. Porque no me suele gustar mucho lo que consigo captar con mi cámara. Veo lo que quiero, y después de disparar y mirar la foto, hay mucha diferencia.
    Pero me encanta la idea. No tendré problemas de subir un foto con las personas queridas, pero si, captar este sentimiento.
    Besos Laura

    • Laube Leal
      Publicado a las 13:16h, 02 noviembre Responder

      Eniko, fíjate que yo veo, cuando fotografías a tu hija que la emoción está a flor de piel. Se nota a kilómetros el orgullo que sientes como madre. No es tan sencillo y tú lo muestras. Intenta, además, mostrar lo que ves en ella, por ejemplo. Si le gusta, nadar, intenta buscar la situación. Si le gusta cerrar los ojos al escuchar música, atrapa ese instante. Yo estoy segura de que sabes, porque ya he visto cómo lo haces.

      Muacccc

  • Marhya
    Publicado a las 16:57h, 02 noviembre Responder

    Será todo un reto, sobre todo lograrlo sin mostrar las caras que es algo que procuro no hacer nunca en las redes sociales. Pero voy a intentarlo. A ver qué sale…

    • Laube Leal
      Publicado a las 17:09h, 02 noviembre Responder

      Seguro que encuentras muchas maneras de hacerlo, María. Ese será tu reto.

  • Ana
    Publicado a las 18:07h, 04 noviembre Responder

    Me encanta la idea, me pongo con ello…,,muak!

Escribe un comentario