Muslos de pollo marinados con yogurt y especias (receta con horno)

 

El mes de agosto está tocando a su fin y me apetecía comer algo asado. Ya sabes cómo el horno es capaz de dotar a cualquier alimento de un sabor y un aroma intensos y yo lo quise acentuar aún más. ¿Cómo? Usando muchas especias y yogurt.

En India, Turquía, incluso en Grecia, emplean la técnica del marinado de carnes y pescados con yogurt. En España nos cuesta un poco asimilar esos métodos culinarios porque nos centramos casi exclusivamente en el uso de aceites (adobos). Sin embargo, cuando introduces una carne en yogurt y la dejas enfriar en la nevera durante algunas horas, incluso un día, se obra el milagro: la carne pasa a ser tierna como la mantequilla, ganando además en untuosidad y suavidad. Puedo asegurarte que la carne alcanza otra dimensión, especialmente si introduces especias.

Muslos de pollo marinados con yogurt y especias (receta con horno)

Si el yogurt logra que la carne se vuelva tan tierna que no necesitas cuchillo, las especias consiguen que su sabor y aroma sean increíbles. Si a todo esto le sumas que puedes usar el picante, ganando en sabor y sin que te arda la garganta o el estómago gracias al efecto suavizante del yogurt, comer algo así se convierte en un enorme placer para los sentidos. Te invito a experimentar con el marinado de yogurt y usando las especias que más te gusten. Atrévete y mézclalas sin miramientos.

A estas alturas ya me conoces un poco y sabes que me me apasionan las especias y la comida picante. No creas que como picante cada día, pero sí añado a muchísimas comidas un poquito de guindilla seca o chile fresco. Te aseguro que terminas acostumbrándote y el picante, salvo para personas con problemas digestivos, es sanísimo para el organismo en su conjunto. La capsaicina es lo que hace que algunos alimentos piquen y produzcan una quemazón interior, nos hagan sudar y hasta lagrimar los ojos. Es un medicamento natural maravilloso, usado desde siempre y que, según estudios oncológicos recientes, podría contribuir a disipar las células cancerígenas. La capsaicina ayuda a reducir de manera natural los niveles de azúcar en sangre y, por si fuera poco, mantiene a raya el colesterol malo. ¿Sabías, además, que el picante contribuye a fortalecer las defensas del cuerpo, es un poderoso antiséptico y antiinflamatorio? Pues es totalmente cierto y, ahora que ya vemos a lo lejos el otoño, deberías empezar a plantearte incorporarlo a tus comidas habituales. Quienes sean frioleros también deberían poner más picante en sus platos, porque ayuda a elevar la temperatura corporal e incluso favorece la bajada de peso.  Ojo, no hablo de picantes «de bote». Hablo de los chiles, las guindillas, la pimienta, etc. y, eso sí, comidos con moderación y control.

Muslos de pollo marinados con yogurt y especias (receta con horno)

Muslos de pollo marinados con yogurt y especias

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (para 2 personas):

  • 8 muslitos de pollo
  • 200 ml de yogurt natural sin azucarar (mejor si es tipo griego, espeso y consistente)
  • 1 cucharada de curry indio en polvo (aromático y algo picante)
  • 1 cucharadita pequeña de comino en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón ahumado
  • 1 trozo (2 cm) de jengibre fresco pelado
  • 4 dientes de ajo pelados
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharadita de copos de guindilla seca
  • la ralladura de una lima
  • sal marina gruesa
  • pimienta negra molida
  • 1 cucharada de hojitas de tomillo seco
  • orégano seco
  • sésamo

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN:

1º) Seca bien los muslos de pollo y salpimiéntalos. Resérvalos fuera de la nevera.

2º) Haz la marinada de yogurt. Vierte el yogurt el un bol grande, junto con la miel, el tomillo, el orégano, el pimentón, los copos de guindilla, la ralladura de lima y el curry. Maja los ajos con el jengibre fresco y, cuando logres una pasta, añádelos al yogurt. Mezcla todo muy bien.

3º) Introduce los muslos de pollo en la marinada y báñalos completamente. Coloca los muslos de pollo en una fuente de cristal y vierte la marinada sobrante por encima. Tapa la fuente y llévala a la nevera. Lo ideal es que estén más de 12 horas para que la carne se ablande totalmente. No obstante, se habrá ablandado y, sobre todo, absorbido todo el sabor de la marinada a partir de la cuarta hora.

4º) Calienta el horno a 180ºC, con calor arriba y abajo, coloca los muslos de pollo en una fuente para hornear con toda la marinada y llévala al horno durante unos 35-40 minutos. Deben quedar churruscaditos por fuera (verás que la marinada coge mucho color, pero no te asustes, por dentro la carne estará blanca e increíblemente tierna).

5º) Sirve los muslos de pollo, espolvoreados con algo de sésamo y, si quieres, un poco más de tomillo y orégano en polvo. Acompáñalos con unas papas gajo horneadas y crujientes (puedes verlas en la foto) y disfrútalos.

Muslos de pollo marinados con yogurt y especias (receta con horno)

 

19 Comentarios

  1. Marhya

    Se ve riquísimo. Tengo que probar un día, como dices jugando con las especias. Me has intrigado mucho con la textura de la carne.
    Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      Los indios marinan con yogurt pollo, cordero y hasta pescado, María. La ablanda una barbaridad si la mantienes en frío durante bastantes horas y ganando incluso en jugosidad.
      Ya me cuentas si haces algo así.
      🙂

      Responder
  2. Esther Rodriguez Déniz

    Bueno, bueno… contado de esa entusiasta manera, no pasará de esta semana que yo pruebe a marinar con yogur lo que sea. Gracias por compartir tan rica receta.

    Responder
    • Laube Leal

      Palabrita, Esther. Yo no me llevo bien con la carne en general y menos si es durona. Siempre busco cualquier método que me ayude a hacerla blandita y jugosita y los lácteos ayudan mucho. El yogurt, aparte de hacer más tierna la carne, le da una textura, color y aroma únicos. Eso sí, ayúdate de especias que te gusten, porque realzan mucho.
      🙂

      Responder
  3. Sonsi

    Tiene una pinta increíble.

    Tengo que probar este sistema. Graciassss

    Responder
    • Laube Leal

      Prueba con cualquier carne, Sonsi, especialmente si va cortada en trozos, como para estofar o guisar (con un entrecot o un chuletón, no, vamos, que no le pega). Cordero, ternera, pollo, pavo, cerdo… Se ponen «bobitas» en un plis plas y las especias hacen su trabajo mucho más fácilmente. Ya me contarás.
      Besitos

      Responder
  4. Ana Melm

    Yo adoro las especias, todas, y no hay problema en encender el horno en agosto… ninguno…

    Responder
    • Laube Leal

      ¡Pues a encender el horno, Ana! Si pruebas a hacer carne así, me cuentas. 🙂

      Responder
  5. Patricia Blanco Budia

    Ummmm! Se me ha hecho la boca agua mientras leía el post. Tengo que probarlos! Seguro que les gusta hasta a mis peques. Besitos, guapa!

    Responder
    • Laube Leal

      De entrada ya te digo que los niños se pirrarán, porque la carne es tan suavecita… Hazlo con trozos de otras partes del pollo, con cerdo, con ternera, con cordero… Pon las especias que prefieras, incluso canela, y ya me cuentas.

      Besitos

      Responder
  6. Natalia

    Te escribí un pocotón de cosas y dio error :s
    Acá voy de nuevo 🙂
    Apenas vi que tu receta decía Marinado con Yogur, ya me vine corriendo, me gustan mucho las especias Lau y los yogures naturales, siempre hago en casa. Pues esta delicia no se queda sin probar, Nunca he marinado una carne con yogur, pero con tu receta ya la pongo en mente, y quizás una carne de cordero también. Me pasa como a ti con los chiles, yo era de las que utilizaba ají de frasco pero llego un punto en que me empezó a inflar cual globito y ya te imaginarás el resto de la historia…. Por lo que comencé a comprar chiles y a probar luego de haber leído los grandes beneficios que éste trae y lo que dices de la capsaicina y además de acelerar el metabolismo es buenísima. Comencé con un centímetro, ya voy en un chile por comida, eso sí, no le pongo las semillas, Pero me encanta. A propósito quería darte las gracias porque con el consejo que pusiste paa hacer las mermeladas, de prepararlas en una sartén bajita, plana y grande… soy feliz desde que probé. Ahora duran casi tres horas a fuego súper bajito, no se evapora tan rápido como antes el líquido de la fruta, y la consistencia queda perfecta. Una completa delicia.
    Muchas gracias por compartir; ahora a probar con las carnes y la marinada de yogur, ya te contaré 🙂
    Un beso

    Responder
    • Laube Leal

      Natalia, mi niña, el picante «mentiroso», el de frascos, no es igual. Es algo lleno de químicos que nunca son para bien. Chiles, guindillas y ajíes de los buenos, de los de verdad, de los que ves y miras a los ojos. Se pueden utilizar cantidades mayores o menores del pimientito en función de cuánto le guste a uno el picante. ¡O lo soporte! Con el yogurt ya verás que puedes incluso añadir un poquito más, porque el lácteo lo suaviza y crea una capa protectora que permite que no rabie tanto cuando cae en el estómago. Si haces alguna carnita de esta manera, luego me cuentas, ¿vale?

      Me alegra que te esté funcionando el truco de la sartén bajita y ancha. Para mí fue mano de santo y la textura de la mermelada mejora sin lugar a dudas.

      Besitosssssssssss

      Responder
  7. ivan alonso jimenez

    Ay Laura….que este finde va a caer esta tecnica…porque ademas la puedo preparar el sabado por la tarde….luego la dejo fuera por la mañana…y me piro a la playa….llegar hornear y listo….mmmmm!!!!!!jajajajajajaaa!!!!!!ademas si uso pechuga…tardara menos en hornear¿ verdad?¿en esta receta has usado muslo de los grandes o los tipo jamoncitos?

    Responder
    • Laube Leal

      No la saques de la nevera hasta que vayas a hornearla. Como mucho 1 hora antes, pero no más. Yo usé muslos normales, no contramuslos, ni tampoco jamoncitos. Si usas pechuga, córtala en trozos de 3×3 cm. Más pequeños, no y tampoco la hagas entera, que no encaja en este tipo de recetas. Con pechuga, te bastarán 15 minutos o hasta que veas que están con un colorcito doradito profundo.

      🙂

      Responder
  8. Ana

    Qué ricos! Los hago estos días, seguro que con ese marinado quedarán jugositos y luego en el horno el toque crujiente.
    Besotes

    Responder
  9. Enriqueta

    Que buena pinta
    Me gusta sobre todo con muslos,son mas jugosos
    Ya veras que por fin esta mi e.mail bien
    Muchoooos bicos

    Responder
    • Laube Leal

      Pues venga, Kety, anímate y hazlos que te vas a chupar los dedos.
      Muaccccccccc

      Responder
  10. Mina

    Pues aquí me tienes mirando tus recetas de carne, porque me apetecía pintar una carne roja y me he encontrado con esta receta. De todas las carnes que cocino en casa, se lleva la palma, el pollo.

    Me ha gustado mucho, el marinado de yogur y caerá.

    Muackissss

    Responder
    • Laube Leal

      El marinado de yogurt siempre funciona con las carnes, Mina. Las deja tiernas y muy jugosas. Prueba y verás.

      Besitosssssssssss

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This