Mi versión particular (no caldosa) del arròs amb bledes

 

Me gusta el arroz con acelgas y, en esta ocasión, he querido hacer una versión menos caldosa, pero sí muy melosa, del tradicional plato valenciano. Si buscan la receta exacta, no han venido al sitio indicado, aunque… ¿De verdad hay una única y exacta receta del arròs amb bledes? Los valencianos tendrán que perdonarme, pero me he dado muchas vueltas por blogs de valencianos de pro y ninguno hace la misma receta. Esta misma duda me asalta respecto de la mayoría de los platos típicos y/o tradicionales y no es solo porque yo tenga una vena muy anárquica en cuanto a mi manera de cocinar, sino porque tengo la convicción de que, salvo el uso de unos pocos ingredientes comunes, la mayoría de las recetas «de toda la vida» se hacen de tantas maneras como familias y cocineras hay. No quiero ofender, pero es lo que mi humilde experiencia me ha demostrado, así que, pasen, prueben mi arrocito y, aunque no se parezca al que hacían sus abuelas valencianas, disfrútenlo con las mentes abiertas, que es la forma en que siempre hay que sentarse a la mesa.

Arroz con acelgas meloso

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»]INGREDIENTES (para 2 personas):

  • el volumen de un vaso de 250 ml lleno de arroz redondo
  •  600 ml de caldo de verduras
  • 6 hojas grandes de acelgas, con parte de sus pencas, lavadas y cortadas en trozos
  • 1 cebolla pequeña finamente picada
  • 4 dientes de ajo majados o machacados
  • 3 cucharadas de pulpa de tomate
  • 1 cucharadita de pulpa de pimiento choricero
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera agridulce (gracias a Las Hermanas por enviarme unas latitas monísimas de muy buen pimentón)
  • sal marina gruesa
  • aceite de oliva virgen extra

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»]ELABORACIÓN:

1º) Pochar la cebolla con algo de sal en 2 cucharadas de aceite. Añadir el ajo majado, el pimentón, la pulpa de choricero y la de tomate y rehogar 2-3 minutos a fuego bajo.

2º) Incorporar las acelgas, cuidando de que las pencas estén cortadas pequeñas, mezclarlo bien con el sofrito.

3º) Cuando las acelgas hayan reducido su volumen, añadir el arroz y, cuando éste haya cambiado de color, verter el caldo caliente, así como salar al gusto.

4º) Cocer durante 15-18 minutos a fuego medio-bajo. Dado que el arroz ha de quedar meloso, removeremos con cuidado cada 3-4 minutos, para que suelte algo de almidón. Si vemos que empieza a secarse y aún falta para que arroz esté en su punto, verter un poco más de caldo caliente.

5º) Dejar reposar 2-3 minutos y servir.

 

A tener en cuenta:
  • A mí me gusta emplear arroz redondo, porque le tengo pillado el punto que nos gusta en casa: el centro del grano, al dente, por fuera cremoso. Sin embargo, este arroz ha de servirse justo después de hacerse. Es decir, si en tu casa, cada persona come a una hora distinta, mejor usa otro arroz. Recalentar el arroz redondo lo estropea por completo. Pero, como todo, es un gusto personal.
  • Normalmente los arroces para comer tipo «paella» no deben removerse, pero, como éste es un arroz-guiso y su textura es muy melosa, requiere que lo removamos con delicadeza para que suelte el almidón y quede esa cremosidad que lo hace tan rico de comer.
  • Otra razón para que los valencianos que vean esta receta me odien es el ajo, pero qué quieren que les diga… ¡Somos fans del ajo en casa! Además, las acelgas y el ajo casan muy bien y como este arrocito lleva acelgas y a ellas le gusta juntarse con el ajo…
  • En casa siempre tengo pimientos choriceros secos, para poner en remojo y «rascar» la pulpa ablandada. Sin embargo, a veces, recurro a unos tarritos de pulpa de pimiento choricero. Me salvan cuando se me ha olvidado poner la pulpa a remojo.
  • Hay quien prefiere el pimentón dulce en sus platos a los agridulces o picantes. Yo los uso todos, pero reconozco mi debilidad por el agridulce y en ocasiones el picante. En esta ocasión, preferí el agridulce, porque siempre lo encuentro muy colaborativo con el ajo.

 

11 Comentarios

  1. Palmira

    Laura me acabas de salvar la cena de hoy !! Tengo acelgas y buscaba una manera distinta de darles salida y no quería repetir receta :o) Esta noche cae aunque falte el pimiento choricero :o(
    Y si hay tantas versiones de las recetas clásicas como hogares así que lo importante es que estén ricas, ¿verdad?
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajaja Palmira, ¡qué bien! Solucionar una comida es a veces un engorro, sobre todo cuando no queremos repetir la manera de comer un determinado producto. Las acelgas me gustan mucho simplemente hervidas con una ajada por encima y acompañadas de una papita sancochada (cocida) y un huevo duro. Con eso yo soy feliz, pero, claro, unas judías o garbanzos con acelgas, un potajito de acelgas (lo tengo pendiente de publicar) o un arròs amb bledes resucitan a los muertos…
      Gracias por venir a comentar.
      Muaccccccccccccccccccccc

      Responder
  2. Marc

    La verdad sea dicha y reconocida.

    Las acelgas no son para mi, no, que no cielo no insistas que no son para mi.

    Pero he de reconocer que estaban de miedo, mmmm para repetir otro plato, ah no que se han acabado, cachis tócala otra vez.

    Responder
    • Laube Leal

      Mañana mismo tendremos un potajito de acelgas. ¿A que te apetece?
      😉

      Responder
  3. Ana

    A mi me chiflan las acelgas y los arroces, así que me acabas de dar una buena sugerencia. La foto está para comérsela!!
    Mira yo creo que cada uno hace la receta a su manera, pues cada uno además tiene sus propios gustos, bastantes reglas tenemos ya en la vida no?
    Muchos besos preciosa!

    Responder
    • Laube Leal

      Gracias Ana. Opino como tú: ya ha suficientes reglas y protocolos, como para no dejar deslizarse hacia la aventura culinaria. 😉
      Besitossssssssss

      Responder
  4. Ivan Alonso Jimenez

    he comido arroz de todas formas….me encanta….rissoto,paella,a la cubana,ensalada….pero he de reconocer que con acelgas nunca las probe…¿sabes que?que tengo unas pocas en el frigo…y me da una pereza hacerlas en potaje!!!!con estos calores!!!

    Responder
  5. Ivan Alonso Jimenez

    jeje….mande el mensaje incompleto…como te decia…que pereza hacer las acelgas en potaje….creo que las preparare para un almuerzo de esta semana…y le pillare a mi madre unas ñoras que no tengo…jejeje!!!!!y no mortifiques a Marc mujer….o bueno si…pero solo un poco…que en el fondo es buenooo….muajajajajajajaa!!!!!!!

    Responder
    • Laube Leal

      Él se queja mucho, Iván, pero es puro postureo, porque deja el plato rebañado y tan limpio que podría dejarlo sin limpiar. 😉
      Te aconsejo mucho este arroz. Si no tienes pimiento choricero ni ñoras, no importa, ponle un poquito más de pimentón y listo. El pimentón le da una vidilla que para qué.
      Muaccccccccccc

      Responder
  6. Teresa

    Ves?? Tu como yo, una de arroz y otra de pasta, jajaa!! Fíjate que nunca le había puesto acelgas al arroz, esto tengo que probarlo, porque la empanada la hacemos con acelgas y está que te mueres y el potaje por supuesto!!
    Adoro el arroz bomba, también le hemos cogido el punto y queda genial, cómo absorbe los sabores, está tremendo!!!
    No sabía que los valencianos no usan ajo, yo siempre lo pongo, me encanta y es que una tiene grabado a fuego el sofrito de la mami!! Adoro el sabor que aporta el pimiento choricero, así que este arroz no sólo entra por los ojos, parece que lo estoy saboreando, tiene una pinta deliciosa, así melosito!!
    Me encanta!!
    Besos preciosa!!

    Responder
    • Laube Leal

      Teresa, lo del tema de los arroces daría para una tesis, pero pasa casi igual con los potajes: cada uno en su casa lo comió y lo ha comido de una manera. Obedece a gustos y/o a lo que se acostumbró desde la niñez.

      No dejes de probar el arroz con acelgas. ¡Imperial!

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This