Fusilli lunghi con ternera y un pesto de rúcula que te hará levitar

 

La pasta seca es uno de esos productos que siempre suelo tener en casa: variada, en abundancia y de buena calidad. Un paquete de pasta seca no ocupa mucho en la despensa y puede salvarte de más de un problema, porque, no sé tú, pero yo tengo días en los que cocinar es lo menos que me apetece. Eso sí, soy un poco pijotera y, aunque no quiera cocinar, quiero comer bien. ¡Qué digo bien! ¡Quiero comer como una diosa del Olimpo! 

Te cuento un secreto: creo que a veces colecciono paquetes de pasta. Es ver una pasta «rarita» e ir a parar al cesto de la compra. No puedo evitarlo. Me gusta probar pastas con formas distintas a las habituales en España y me encanta la pasta gruesa, consistente cuando está cocida al dente. ¿Qué clase de pasta seca te gusta ti? 

Fusilli lunghi con ternera y pesto de rúcula

Fusilli lunghi con ternera y pesto de rúcula

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (para 2 personas):

  • fusilli lungui
  • 250 g de ternera cortada en filetitos de unos 10 cm por lado (cadera, tapilla, babilla…)
  • para el macerado de la ternera: 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 100 ml de vino blanco, 3 dientes de ajo majados, 2 cucharadas de zumo de limón, la ralladura de medio limón, sal marina gruesa y pimienta negra molida
  • para el pesto de rúcula (sobrará, pero puedes guardarlo en la nevera): 1 manojo de rúcula, 2 dientes de ajo, 100 ml de aceite de oliva virgen extra, 2 cucharadas colmadas de almendras molidas, sal marina gruesa, 25 g de queso de cabra muy curado, el zumo de un limón
  • sal marina gruesa
  • copos de guindilla seca

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN:

1º) Dos horas antes de preparar la comida, macera la carne. Para ello, mezcla los ingredientes del macerado y embadurna bien los filetitos de ternera, por ambas caras. Ponlos en una fuente de cristal, tápala y llévala a la nevera durante 2 horas.

2º) Prepara el pesto. Comienza cortando los tallos de la rúcula y deséchalos. Junta todos los ingredientes y tritúralos con una picadora o con la batidora. Mete la pasta en un tarro de cristal y resérvala en la nevera.

3º) Hierve agua en abundancia. Cuando rompa a hervir, añade la sal y los fusilli lunghi y cuécelos unos 10 minutos (al dente). Escurre la pasta sin dejarla completamente seca, de modo que la salsa de pesto agarre bien.

4º) Mientras la pasta se cuece, calienta a fuego fuerte una sartén o plancha y haz los filetitos unos 35 segundos por lado. Reserva hasta que se termine de hacer la pasta.

5º) Añade 2 cucharadas colmadas de pesto a la pasta y mezcla bien.

6º) Sirve la pasta en un plato, coloca encima los filetitos de ternera, añade una cucharada de la pasta de pesto y, finalmente, unos copos de guindilla seca.

Fusilli lunghi con ternera y pesto de rúcula

A tener en cuenta:

 

  • La pasta no se debe cocer jamás con aceite. Para comerla en condiciones, debe cocerse en abundante agua con sal y durante el tiempo señalado por las indicaciones del paquete o un poco menos. Si la cueces más, harás una «plasta» de hidratos. A más cocción, más rápidamente se descomponen los carbohidratos de la pasta, por lo que pasan antes al torrente sanguíneo, aumentando nuestro índice glucémico. Tenlo en cuenta. Por eso, si comemos pasta de buena calidad, con trigo duro sin refinar o poco refinado y la cocinamos al dente, nos aseguraremos  de mantener índices glucémicos correctos.

 

  • Si vas a añadir una salsa a la pasta, procura reservar una o dos cucharadas de agua de la cocción. De esa manera la salsa añadida se agarrará mejor a la superficie de la pasta. Esto lo dice Jamie Oliver y… ¿Quién soy yo para rebatirlo? A mí también me funciona.

 

  • Este pesto es muy especial y puede durar unos días en la nevera si lo guardas en un tarro de cristal bien tapado. En bocadillos está buenísimo, especialmente con carnes, hamburguesas, algunos pescados (salmón), verduras a la parrilla… El toque de la rúcula me parece delicioso, incluso más que la albahaca y mira que me gusta la albahaca. Sé que a la mayoría le gusta usar queso parmesano, pero teniendo los maravillosos quesos que tenemos en las islas Canarias, yo me inclino por un buen queso curado, a ser posible de cabra.

 

  • La carne macerada de esta manera queda espectacular a la plancha: tierna y muy sabrosa.

 

  • Para hacer esta receta me inspiré en una que viene reseñada en el libro «Ternera en unos minutos» de la Editorial Susaeta. Lo tengo hace años y me gusta mucho. Al releerlo siempre encuentro una nueva idea para cocinar algo.

 

 

14 Comentarios

  1. Esther Rodriguez Déniz

    Muy muy apetecibles. Excelente manera de empezar la semana, con energía. Y lindas fotos por supuesto. Un abrazo.

    Responder
    • Laube Leal

      Si te gusta la pasta y que componga platos completos, te encantará.
      🙂

      Responder
  2. Marhya

    ¡Que bueno! A mi también me gusta tener siempre pasta en casa. Tengo el hiper más cercano a 50km así que mi despensa siempre está bien surtida. Los farfalle de boletus, por ejemplo, me encantan.
    Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      Pero supermercados más cerca sí que tendrás, ¿no? Yo, cada vez que veo una pasta rara, allá que me la llevo.
      Besitossssssssssss

      Responder
      • Marhya

        Si, tengo a menos kilómetros pero son pequeñajos más en plan tienda que otra cosa y tienen muy poca variedad de productos, son sólo para casos de necesitar algo básico.

        Responder
        • Laube Leal

          Bueno, pero seguro que tienes otras muchas ventajas estando un poco alejada del «mundanal ruido». ¿Verdad, María?

          Responder
          • Marhya

            Si, por ejemplo mi huertecito. Una felicidad. Venir a vivir aquí me hizo muy feliz.

  3. José manuel Domenech

    Gracias Laube, por la receta. es verdad la pasta es un producto que te saca de muchos apuros.

    Un ruego, había alguna posibilidad de poder imprimir la receta. Gracias.

    Una brazo.
    José Manuel

    Responder
    • Laube Leal

      Te mandé un correo, José Manuel. ¿No lo has recibido?

      Responder
  4. Victoria Casas

    Me encanta la pasta y me gusta la rúcula. ¡Tengo que probarlo!

    Responder
    • Laube Leal

      Pues este pesto de rúcula te va a chiflar, Victoria. Te lo aseguro.
      Besitos

      Responder
  5. Ana

    Me encanta todo, la receta, las fotos….Insisto que eres la Jamie Oliver española. Un plato riquísimo y completo.
    A mi me pasa como a ti con las pastas, veo alguna forma diferente y no puedo evitar comprarla!
    Besos

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajajajaja Jo, eso es todo un halago, porque ya sabes cuánto me gusta Jamie Oliver, sus formas de cocinar, su disfrute con la comida en general y los alimentos frescos en particular. Haz el pesto, Ana. Si te gusta la rúcula, seguro que te encanta.
      Gracias y besitossssssssssss

      Responder
  6. Anayblanca

    Me gusta la pasta, pero depende como me la condimenten me puede volver loca y seguro que esta receta cumple mis expectativas
    Blanca de JUEGO DE SABORES

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This