El gato

 

—¿Por qué nos mira así?

—No lo sé. Lleva ahí un rato, observándonos y sin pestañear.

—¿Desde cuándo? —preguntó Blanca sin perder de vista al felino —. ¿Cuándo ha aparecido?

—Ya te he dicho que no lo sé. Estaba echándome una siesta y, al abrir los ojos, estaba ahí. Quieto. Tiene unos ojos preciosos, aunque dan un poco de miedo —dice Miguel mientras suelta una carcajada burlona.

—¡Espántalo, Miguel!

—Pero, ¿por qué, mujer…? No está haciendo nada salvo mirarnos.

—Me da mal rollo, sobre todo por el día que es hoy…

—¡Bah, déjate de tonterías! Lo que no sé es por dónde ha entrado —se pregunta Miguel en voz alta, mientras mira fijamente hacia la ventana—. ¿Has dejado alguna ventana abierta?

—¿Yo…? Sabes que no.

—Pues por algún sitio ha entrado y yo estaba durmiendo, así que… —insiste Miguel, moviéndose por la habitación, agachándose, levantándose, escudriñándola con ojos de halcón—. ¿Dónde estabas tú? ¿No lo has escuchado entrar en la casa?

—Estaba leyendo en el salón y por allí no ha podido entrar porque está todo cerrado. Yo no he oído nada. Espera, voy a mirar… —dice Blanca, caminado hacia la puerta con paso acelerado— La ventana de la cocina está cerrada —grita desde el otro lado de la casa— y la del baño también.

—Sigo pensando que ha entrado por alguna parte. Los gatos no aparecen así porque sí.

Se escuchan unos pasos cortos y rápidos.

—Cariño, ¿has encontrado alguna ventana abierta? Porque la puerta estará cerrada, ¿no…? ¿No notas una corriente…?

Silencio.

—¿Cariño…? ¿Blanca, me escuchas?

Silencio.

Miguel se gira rápidamente. El felino no está. Blanca, tampoco.

 

16 Comentarios

  1. Fco. Javier García Segura

    Corto, precioso e intrigante, 🙂

    Responder
    • Laube Leal

      ¡Muchas gracias, Javier! Te agradezco haber empleado un ratito en venir a leer mi pequeño cuento y, si te ha gustado, mejor.
      Besitos y buen jueves.

      Responder
  2. Mina Ortiz

    Laura, quiero leer más…me he quedado a dos aguas…

    ¡Qué maravilla de fotografía!

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajajaja Es lo que tiene leer relatos cortos. Tú debes imaginar el resto.
      Gracias por tus palabras, Mina.

      Responder
  3. Marhya

    Muy sugerente. Y el gato precioso.¡Vaya ojos! A mi me gusta leer de casi todo, si está bien escrito, depende del momento y de mi estado de ánimo; lo mismo disfruto de novela romántica que de histórica, novela negra, teatro… según por temporadas me da más por un género que otro.
    Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      Me enamoraron esos ojos y su serenidad desde que lo vi, María. Captó mi atención y no pude resistirme.
      A mí me pasa como a ti; me gusta leer de todo y siempre depende de mi estado de ánimo, por eso suelo tener al menos dos libros comenzados, aparte de los de cocina, fotografía, etc.
      Gracias por visitarme, María.

      Responder
  4. Enriqueta

    Me encantaaa, que suspense y yuyito
    Eres increible sobrina, que narracion
    Ya tienes otra opcion mas
    Te quiero moitos bicos
    Asi me gusta ampliar proyectos y tu capacidad tienes para todo lo que emprendas muaaaaaa

    Responder
    • Laube Leal

      ¡Gracias Kety! jajajajajaja Ojalá todos me vieran con tus ojitos de tía y madrina.
      Me alegra que te haya gustado. Habrá más y serás de las primeras en leerlos.
      Muaccccccccccccccccccccccccccccccccccc <3 <3 <3

      Responder
  5. Irmina

    Jejejej, reconozco a ese gato. La verdad que su mirada es cautivadora.
    Me he entretenido leyendo tu relato, inquietante saber por dónde entró ese gato.
    Preciosa foto.
    Un beso.

    Responder
    • Laube Leal

      Y por dónde salieron el gato y la protagonista. Si es que salieron. ¿O nunca estuvieron?
      jajajajajajajaja
      Gracias Irmina.

      Responder
  6. ivan alonso jimenez

    Joer Laura,ahora me diras que este mini relato no va a tener continuidad,verdad??¿Y ahora que hago yo?me lo imagino?jajajaajajajajaja!!!!!
    Bueno ahora en serio,el relato muy intrigante,la foto bestial y el gato era un amor!!!
    a mi me gusta ver(sabes que veo mas que leo) tematica de intriga,ciencia ficcion, animacion(de la buena)y comedia…lo del terror lo dejare para otra vida..que para sufrimiento ya tenemos la vida misma(bueno vale,he exagerado…pero prefiero dormir de un tiron…jejeje!!!)

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajajaja Yo también prefiero dormir de un tirón. Y no, no habrá continuación.
      Un besote.

      Responder
  7. Laura Selene

    Un gato precioso protagonista de una intriga….me gusta hasta el final. Miaou !!

    Responder
    • Laube Leal

      Marramamiauuuuuuu… jejejejejeje
      Primero surgió el gato y, contemplándolo, la idea de ese relato.
      Gracias tocaya.
      Bisous

      Responder
  8. Teresa

    Que cuento más chulo, me encantan los ojos del gato, son profundos a pesar de ser claros!!! Y a dónde fueron Blanca y el gato?? Eran uno sólo? Se fueron a por setas?? La imaginación al poder!!
    Besotes reina!!!!

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajajajaja Ahí está la imaginación de cada uno, Teresa. Mi amiga Lola dice que Blanca estaba hasta las narices de Miguel y, aprovechando la coyuntura, se dio el piro. ¿Tú qué crees?
      Un besote

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This