Cosas que me da miedo contar…

Esta mañana, mientras hacía el paseo mañanero por algunos blogs, me detuve para leer a consciencia a Ajonjolí. Siempre leo sus posts, porque ella siempre tiene cosas que a mí me interesa leer o saber. En el post de hoy, Ajonjolí había tomado el relevo a otras muchas blogueras que habían decidido desenmascararse y contar ciertas pensamientos que les pasaban por la cabeza, porque la vida no es tan dulce como aparenta ser en los blogs gastronómicos. Yo he decidido sumarme a esta cadena que sí merece la pena y participo en ella con todas las de la ley.
Y es que es cierto. La vida no es tan dulce como da la impresión blogueando y a todas nos da miedo decir lo que pensamos de muchas cosas que vemos. Porque pensar, seguro que pensamos… Y quiero empezar este vómito de cosas que me da miedo contar compartiendo con ustedes algo que una persona me dijo la semana pasada en un comentario en mi Facebook personal. Avanzarles que tengo dos perfiles de Facebook: el personal, el de Laura Le Al, y el de ¡Sano y de rechupete!. El de ¡Sano y de rechupete! es una mera extensión del blog, pero el de Laura Le Al... Ese perfil responde a mi manera de ser, de pensar, de sentir y digo y expreso lo que me pasa por la cabeza o lo que me retuerce el estómago. Es decir, quien me quiere conocer debe ir a ese perfil. Pues bien, una persona me comentó en el perfil de Laura Le Al que prefería el de ¡Sano y de rechupete! porque era «más dulce». Entendí perfectamente lo que quería decirme y, aunque lo dijo educadamente y cada cual es libre de decidir qué lee y qué no, confirmó mis sospechas: en este país seguimos siendo estrechos de miras y creemos que no se debe expresar abiertamente las ideas o manera de pensar, porque… «está feo» y no se tiene que ofender a los demás. 
Esta manera de pensar está enterrada en nuestro subconsciente y desconfiamos de las personas que hablan abiertamente de su ideología o de sus pensamientos personales, cuando deberíamos alabar a quien tiene el valor (sí, el valor…) de manifestarnos públicamente su manera de ser. Porque pensar de un modo nos dice cómo es una persona. Respeto a quien no quiere contar qué piensa de esto o de lo otro, pero espero el mismo respeto cuando yo sí quiero decir abiertamente lo que me gusta y lo que no. Y sí, amig@s mí@s, también incluyo la discusión política, porque nos guste o no, todos pensamos hacia arriba o hacia abajo, hacia un lado o hacia otro. Si no quieres compartir tu visión política de las cosas, no lo hagas, pero no me castigues a mí por hacerlo. Porque así soy yo.
Y es que hablo de castigo porque es evidente que hay personas que, al no compartir mi visión abierta de la situación política, simplemente decide hacer un majo y limpio y más de una ha decidido que no pasará siquiera por mi blog. ¡Qué cosas!. Para mí eso es simpleza mental. Yo no coincido con las ideas anticuadas de mi padre, por poner un ejemplo, y él no deja de quererme como hija y yo no dejo de quererle como mi padre que es. ¿Por qué no se respeta, e incluso se aprecia, a alguien simplemente por no coincidir ideológicamente?. Repito que esto es, a mi modo de ver, una merma mental de la sociedad española.
Cambiando de tercio… ¿Qué más me da miedo contar?. En general nada y, en particular, todo. 
Yo no soy aquello a lo que me dedico profesionalmente. Soy mucho más que una asesora jurídica y de seguros. Lo digo porque me fastidia mucho la pregunta «¿Y qué eres…?«, por lo que siempre respondo: «Laura». Y no; no me gusta a lo que me dedico, pero las cosas son como son y en casa tenemos que comer y hasta que no tenga la fortuna de decidirme a escribir un best seller y alguien se dé cuenta, aparte de Marc, de mi madre y de mi querida amiga Tale, de que tengo gracia contando cosas y me contrate para un programa de radio (la TV, no, que soy un poco vergonzosa con cámaras delante), no me queda otra que seguir dando el callo. ¿Capisci?. Pues queda aclarado.
A veces me siento perdida, porque querría dedicarme a cien cosas distintas y que me pagasen por ello. Ya sé que es un poco ingenuo por mi parte, pero qué quieren que les diga… Soy una mujer renacentista y hubiera querido ser una atleta de élite, pero pronto me di cuenta que detestaba competir contra otras personas y que sólo me tentaba hacerlo contra mí misma. Me imaginé en muchas ocasiones como Lois Lane, pero sin la necesidad de que me salvase Superman, porque esos calzoncillos rojos eran un poco ridículos, al igual que el caracolillo en la frente. De hecho, a mi madre le hubiera encantado. Creo que le decepcionó que me hiciera abogada, aunque pronto lo olvidó, porque mi madre me quiere mucho. De jovencita participé en varias obras de teatro, incluso en francés en la Escuela Oficial de Idiomas, pero me sentía como un pato mareado y terminé entre bambalinas, que me divertía mucho más. ¿Saben que quise ser  astrofísica?. Pues sí… Y poetisa, y traductora, y pintora, y botánica, y detective privado, y diseñadora de interiores, y descubridora de cualquier cosa… La lista es demasiado larga. Podrán pensar que eso denota que soy indecisa o una veleta, pero yo apunto más a que tengo muchísimas inquietudes y hay muchas cosas que no se me dan nada mal. Últimamente me siento inclinada a que me contrate la Guía Trotamundos y me pague por escribir sobre los países que visito o por los restaurantes en los que como. Sería un trabajo a mi medida, pero, ¿hasta cuándo…?.
– No tengo hijos, ni creo que vaya a tenerlos. Carezco completamente de eso que llaman instinto maternal. No considero que parir me vaya a aportar nada que necesite para conformar mi humanidad. No obstante, sí me siento inclinada a compartir lo que tengo o lo que puedo aportar a algún ser desamparado que necesite un poco de apoyo para crecer. En ese sentido, puede ser que en algún momento de los próximos 15 años me preste a acoger o adoptar a alguna criatura humana ya entradita en años. Los bebés no son lo mío, pero las personitas pequeñas me producen curiosidad. Es sólo una posibilidad; tampoco es que lo haya analizado demasiado. No tengo prisa. 
Escribir en el blog me ayuda a desatar mi vena artística: cocino, fotografío y escribo. El blog da rienda suelta a mi imaginación y a mi necesidad de expresarme de diversas formas. Puedes conocerme casi perfectamente viendo lo que cocino, lo que fotografío y lo que escribo. De hecho, creo que much@s de ustedes me conocen más que la mayoría de mis amig@s, a quienes parece no interesarles en absoluto esta faceta mía. Eso me produce un sentimiento de amargura bastante potente porque aparentemente parecen no querer saber de mí, de mis inquietudes, de mis ilusiones y esperanzas. Termino pensando que salvo a Marc, a pocas personas más les motiva el conocerme en profundidad. No obstante, no piensen que esto me entristece más de un minuto. ¡Qué va!. Suelo tener alta la autoestima (para qué engañarles, si se va a notar lo contrario) y sólo pienso que ellos se lo pierden.
Me gusta comer, por eso creo que cocino… Me producen un poco de grima esas personas que arrugan la nariz ante la mayoría de los alimentos. Asocio la falta de apetito con la falta de sensualidad y me desmotivan esas personas. 
– Si voy a comer a un restaurante, ruego que no me pongan un «aroma de cocido», sino un cocido sin metáforas de ninguna clase. Yo quiero un plato lleno. Los platos enormes y vacíos con tres rayas de aceites trufados me dan la risa. Si tú los quieres pagar a precio de saco de oro, porque ese señor se llame Adriá o Puturrú de Fuá, me parece muy bien, pero esta Menda Lerenda no pasa por ese aro ficticio y especulativo.
Me chifla comprar platos sueltos que me encuentro por aquí y por allá, pero nunca pago más de 1€. Es el límite que me he puesto y, si es menos, mejor. No los uso sólo para las fotos, sino que como en ellos. Me gustan los objetos bellos; no voy a negarlo ni a avergonzarme por esta causa. Y, aunque a much@s conocidos les sorprende, tengo todas esas cosas en uso, porque soy, sobre todo, una persona pragmática. Disfruto usando cosas que me gusta mirar. Si se rompen o desgastan, mala suerte; no dejan de ser cosas y no siento tanto apego por lo material. Las cosas se reemplazan, si hace falta. Las personas, jamás. 
– Me gusta que me regalen cacharros para la cocina y, por ello, no me considero una maruja. Lo digo porque mis amigos, ésos que casi no me conocen, se asombran de que prefiera una amasadora a unos zapatos coquetos. Y no es que no me gusten los zapatos, que me encantan, es que tampoco sabrían elegir los zapatos que me gustan. Pongo pañitos de cocina en mis fotos porque me parecen tan lindos que hacen que una foto sosa mejore notablemente y adorno mis bodegones fotográficos con flores porque casi siempre hay jarrones con flores en mi casa. ¿Les había dicho que otra de mis pasiones/devociones son las plantas, cactus y flores?. Pues ya saben algo más.

– Adoro el rosa chicle y el verde melón… Sé distinguir cientos de colores y me gusta tener esa capacidad. No me da ninguna vergüenza decir abiertamente que dejo de publicar una foto en el blog si en la combinación de colores falla algo. Si te parece una estupidez, lo siento por ti. Somos autor@s de blogs gastronómicos y las fotografías son esenciales para transmitir, que no engañar, una receta. Aunque digas lo contrario, la comida entra por los ojos y hacer una foto correcta no requiere más que un poco de interés en hacerlo bien. No hay que buscar excusas, sino esforzarse un poco, salvo que no te importe siquiera que se vea qué es lo que hay en el plato. Si es así, de acuerdo. Pero no te quejes, pues, si nadie te visita. Las personas necesitamos imágenes para hacernos una mejor composición de las cosas y eso no nos hace más o menos superficiales. Te puedo asegurar que yo no me paro a analizar una receta si no veo antes el resultado en una foto; incluso el corte en un pastel. De hecho, no compro libros de cocina sin fotografías acordes a las recetas reseñadas. Soy así de boba, qué le vamos a hacer.

– Mi cámara es semicompacta; una humilde Fujifilm Finepix que me ha salido buena con ganas. Eso sí; la he exprimido hasta límites insospechados. Soy autodidacta en estas lides: con un manual hago maravillas. Soy de las que piensan que más vale tener una cámara pequeñaja que sepas usar que una supermegaguay en la que no sepas qué botón pulsar. Además, las fotos chulas no las hacen las chulicámaras, sino un buen ojo y un poquito de sentido estético.

– No me siento avergonzada al decir que uso programas de retoque que corrigen algunos defectos de mis fotos, especialmente el color rojo, que no sé por qué diablos sale naranja. También me aprovecho del difuminado, porque mi cámara no lleva bien esa técnica, por más que la he intentado. Y siempre, siempre, siempre uso un trípode más viejo que carracuca. ¿Por qué no iba a usar las mejoras que la tecnología me ofrece?

– Tengo la suerte de tener una preciosa mesa grande de madera de estilo rústico mexicano en la que hago la mayoría de mis fotos. No todas. Las fotos que más me gustan de entre las mías son aquéllas en las que se ven las manos de Marc. Son tan masculinas y fotogénicas…
No me gusta el fondant, ni los cupcakes. Es verdad que son bonitos, pero no sé quién puede comerse esa pasta empalagosa que se pega al paladar. Cocino para comer, no porque quede lindo en una foto.

– Cocino muchísimas cosas que no subo al blog cada día. No me gusta repetirme y no tengo necesidad de publicar a diario. Todo lo que cocino a diario suele estar riquísimo, pero no protagonizan los posts de mi blog, porque no veo interés en sacar un pescado a la plancha con una ensalada verde al lado.

No me gusta ensuciarme cocinando, por lo que uso delantal. Ni estoy mona con él, ni dejo de estarlo. Lo único que no soporto es llevar las uñas largas, porque todo se mete bajo ellas y me da mucho asquito, sobre todo cuando amaso pan. Y eso que las uñas largas y arregladitas quedan tan lindas…

– Me repatea el hígado que me esfuerce en preparar un buen post con un plato bueno, bonito, barato y sano y mis lectores prefieran el post de un pastelito que tampoco me quedó maravilloso. Ya sé que la mayoría de las búsquedas por internet son de recetas dulces o para impresionar al enamorado, pero me fastidia muchísimo. No obstante, no voy a dejar de hacer lo que me gusta porque la mayoría prefiera un dulce cursi e incomible. Seguiré empeñada en mis verduras y pescados, aunque El Comidista llame en sus libros «petardos» (o algo así) a gente como yo, empeñada en que comamos mejor de lo que lo hacemos. No creo que ese señor me lea en la vida, pero, por si acaso, decirle que me importa un pito lo que él piense de mi cruzada contra las grasas hidrogenadas, por más que salga con Gemma Nierga en La Ventana, programa que, por cierto, me encanta.
Detesto a Danone, Nestlé y Coca-Cola. En mi casa no entra nada (salvo el puenteo que me hace Marc con el maldito Nescafé) de estas marcas. Mi inquina hacia la pelma del anuncio del activia es mortal. ¿Pero qué le pasa a la gente que no caga?. Se sigue diciendo así, ¿verdad?. Es que a veces pienso que sólo se puede decir «ser regular«. Menudo eufemismo estúpido. Si abrieran los ojos y vieran el veneno que están tomando y dando a sus hijos. Para mí tendría que ser considerado delito dar a los hijos un activia/altimel de las narices. Menos botecitos de yogurt y más vegetales, mis niños. Sólo así irán al baño como un cirilo, que decía mi abuela.
Yo publicito lo que me gusta y siento si molesta a alguien. Me encantaría ganarme la vida con esto, pero no creo que eso pase en la vida. Sin embargo, si puedo hablar bien de una cooperativa familiar de naranjas en Valencia o de un aparatejo que me gusta, ¿por qué no iba a hacerlo?. No hago mal a nadie y tampoco engaño. Doy mi opinión y hasta la fecha eso no impide que sea objetiva en mis posts. Bueno, objetiva a mi manera, porque la objetividad es tan relativa…
Tengo un sueño: tener una casita de una sola planta rodeada de un pequeño terrenito donde tener mi huerto y mis arbolitos, un jardín de flora canaria y cactus, así como una zona acristalada con orquídeas y dos perros grandes como osos. Envidio una cocina grande, con mesa enorme para comer, escribir, charlar hasta las tantas con los amigos y no tener que hacer un puzzle para colocar mis calderos y sartenes, maldiciendo hasta la pobre mosca que asustada entra por la ventana. Anhelo un tallercito compartido con Marc: una parte para sus inventos y otra para los míos. 
En fin, podría seguir hasta el infinito y más allá, porque me queda tela para rato, pero no creo que sea necesario porque, supongo, has entendido lo que he querido decir con toda esta retahíla. ¿Verdad…?. ¿Te unes a esta cadena de «Cosas que me da miedo contar…»?.

97 Comentarios

    • Anonymous

      Ufffffffff!!!!!! Qué de cositas interesantes, has dicho y con las que estoy totalmente identificada. qué miedito nos da decir en voz alta lo que pensamos, solo por el hecho de quedar mal ante quienes nos escuchan……..me alegro que haya gente como TU

      Responder
  1. Rous

    Me ha encantado tu entrada, Laura. Yo me considero tu amiga y me siento feliz por ello. Me encanta la gente libre, con inquietudes,… Cuentas con muchos valores y para mí el más importante es tu buen corazón. Ya estoy llorona recordando los buenos momentos que pasamos juntos, los cuatro. Eres y siempre serás tú, eso es lo único real; el resto suelen ser proyecciones de los que nos rodean, es

    Responder
    • Laube

      Rosy, mi niña, yo también te quiero mucho.

      Responder
  2. Pamela

    HOLA LAURA, DESPUÉS DE TANTO TIEMPO LLEGO JUSTO CUANDO NO HAY COMIDA, SINO OPINIÓN. TE LEO DESDE OTRO PAÍS, CON OTRA MIRADA, PERO VEO LOS MISMOS PROBLEMAS QUE TENEMOS ACÁ, LA GENTE TE DESCARTA POR PENSAR DISTINTO, QUÉ PENA QUE LA INTOLERANCIA NOS IMPIDA ABRIRNOS A CONOCERNOS. YA VUELVO POR LA COMIDA, QUE ME PARECE QUE TENEMOS MUCHO EN COMÚN, DE ACUERDO CONTIGO EN LO DE ACTIVIA, JAJAJAJA, AQUÍ

    Responder
    • Laube

      Pamela, llegas en un buen momento!. Aquí hay un poco de todo: comida, charlas, opinión… Te divertirás.

      Responder
  3. Miss Migas

    Ay, Ay, Ay, qué de razón tienes en tantas cosas, me fascina tu determinación y dejarlo todo clarito, así da gusto. Es verdad, eso de los tabúes en nuestro país está extra-difundido y lo peor de todo es los juicios que se hacen a la gente que, menos mal, no los tiene. <br />Me he sentido súper identificada en eso de querer ser…mil tropecientas cosas: me pasa a mi!!! Y en casa me dicen muchas

    Responder
    • Laube

      Miss Migas, sí que es gratis… Y maravilloso!!!!

      Responder
  4. dolorss

    Querida Laura, hablar, contar, expresarse, decir lo que se piensa, lo que se siente, lo que se ama, lo que queremos, …..es hacer que los demás nos conozcan mejor. <br />Precisamente se hace porque se es así de abieto, sincero, natural,.. será por eso precisamete por que desde que te conocí hace ya unos cuatos años, llegué enseguida a la convicción de que eres una gran persona, una gran mujer. <

    Responder
    • Laube

      Dolorss, muchas gracias mi niña!. Fuiste mi primera inspiración blogueril.

      Responder
  5. Graciela /Aromas de Mamá

    y yo quiero a la &quot;canarita&quot; así como es… admiro a Laura Le Al y me pierdo en Sano y de Rechupete, y agradezco a Aromas de Mamá que me dio la oportunidad de conocerte virtualmente y me encantaría hacerlo alguna vez personalmente! el que no lo quiere se lo pierde y el que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen, seguramente te seguirán espiando igual!! jeje. <br />Un cariño

    Responder
    • Laube

      La canarita no creo que ya vaya a cambiar… No tengo ningún interés. Tú sigue por aquí cerquita.

      Responder
  6. Ivan Alonso Jimenez

    Laura definitivamente es el mejor post que he leído en muuucho tiempo….de verdad que no te ganas la vida así??en mi casa tampoco hace falta nada en particular para cagar….es levantarme de la mesa y puturru que te pego….eso sí mis dos bolsas de fruta y verdura semanales no faltan…..jajaja!!!esa casa que describes es mi sueño tb??además tampoco veo necesario tener hijos para realizarse como

    Responder
    • Laube

      Ayyyy, Iván, qué lindo eres!. A ver si durante tus vacaciones podemos tomarnos un cafetito en Arucas.

      Responder
  7. Ivan Alonso Jimenez

    Laura definitivamente es el mejor post que he leído en muuucho tiempo….de verdad que no te ganas la vida así??en mi casa tampoco hace falta nada en particular para cagar….es levantarme de la mesa y puturru que te pego….eso sí mis dos bolsas de fruta y verdura semanales no faltan…..jajaja!!!esa casa que describes es mi sueño tb??además tampoco veo necesario tener hijos para realizarse como

    Responder
  8. La mujer del fotografo es química

    Hola Laura.<br />hace poco que soy seguidora de tu blog y de tu perfil Laura Le Al, pero te aseguro que no me voy a borrar. Esto que acabo de leerte me demuestra que somos superparecidas, y eso me alegra, porque en mi vida &quot;normal&quot; yo soy la rara, la que deja de comprar y comer cosas por tener grasas vegetales, colorantes, jarabe de glucosa y cosas parecidas. La que tira a la basura

    Responder
    • Laube

      Cristina, somos raras en el sentido de rareza=joya. No lo dudes y anímate a seguir la cadena. No veas lo bien que sienta.

      Responder
  9. Pilar

    Me ha dado mucho que pensar. Te felicito por la sinceridad y viva la preocupación por los productos básicos.

    Responder
    • Laube

      Gracias Pilar. Pensar es bueno, aunque nos vendan lo contrario.

      Responder
  10. intxaurtsu

    Pués claro que sí…..hablar de todo, todo, todo es sano, que bastante caro lo estamos pagando en este país gracias a tantos tabú, mentira y oscurantismo….los trapos sucios (y los limpios) hay que airearlos, sobre todo si se sabe hacer así de bonito.

    Responder
    • Laube

      Sí, chiquilla… Pero entre unos pocos y pasito a pasito conseguiremos cambiar esa mentalidad. Ya lo verás…

      Responder
  11. cocinamarroqui

    Lucha por tu sueño, es lo único -para nosotros- que tiene importancia, luchar por los sueños, al final, la lucha, siempre tiene recompensa y son tan bonitas las orquídeas y los perros grandes y si son como osos ya ni te cuento. <br />Tenemos dos Fuji, una, de las primeras digitales que salieron, que buena cámara, la otra más modernilla, ahora, nos pasamos a palabras mayores, pero lo importante

    Responder
    • Laube

      Lo políticamente correcto nos pone muchas mordazas… Demasiadas!. Esta iniciativa suelta mucho la lengua y sienta de bien… A mí también me ha encantado chocarme con ustedes.

      Responder
  12. laia

    Felicidades, Laura. Sí, parece que hay que ser valiente para decir lo que una piensa… que pena ¿no? Comparto casi todo lo que dices, sobretodo que no me comería para nada del mundo uno de esos pasteles tan bonitos hechos con fondant! jeje!<br /><br />Supongo que esto no es ni más ni menos importante y tu vas a seguir haciendo lo que te gusta, pero debo decirte que a mi me encanta leerte, ver

    Responder
    • Laube

      laia, es gente como tú la que anima a una a hacer determinadas cosas. Y viva la lucha contra las porquerías que nos meten por los ojos!!!!!.

      Responder
  13. Palmira http://comeconmigoelblogdepalmira.over-blog.es/

    Una entrada muy chula, me alegra saber más cositas sobre ti, aunque muchas las tenía más o menos imaginadas al leer tus recetas y entradas :o)<br />Pues no sé que me da miedo contar, lo que tengo que decir lo digo (o lo escribo) y basta, y a quien no le guste pues que se…<br />Pero concuerdo contigo en 2 puntos: a mi tampoco me gusta el fondant y las tartas decoradas, son fotos preciosas y

    Responder
    • Laube

      Qué rica una buena tarta de manzanas del huerto, verdad?. Pocas cosas tienen mejor aroma. Gracias preciosa!.

      Responder
  14. Pastelito Valiente

    Laura, me ha encantando descubrirte un poco más. Saber que no te gusta el fondant o los cupcakes como a mí y que, tienes una cámara casi normal, no súperulmegaguay con lo que haces tus maravillosas fotos me da ánimo para saber que con mi &quot;cutrecámara&quot; puedo hace cosas estupendas. Del trabajo, qué te digo, que nos pasa a la mayoría, pero como bien dices: Hay que comer… y no sigo,que me

    Responder
    • Laube

      Helena, que sí que puedes… Que la cámara es sólo un punto. Las buenas fotos salen del alma.

      Responder
  15. Silvia

    Hola Laura,<br />a través de tu blog y tus comentarios dejas ver como eres ,pero en este post te has reafirmado, tú eres así , sincera, sin tapujos y clara.No por ello tu blog es menos &quot; guay&quot; que otros, a mi me encanta pasarme por aquí por que me encanta tu cocina, sana, llena de verduras, de ricos pescados y con el toque que le das a las cosas.Me gusta mucho como escribes a veces con

    Responder
    • Laube

      No me asusta ser diferente. Al contrario, me deprimiría ser igual. A seguir intentando conseguir esa gran mesa.

      Responder
  16. Lídia

    Laura, sabes que casi nunca comento aunque siempre te sigo. Pero hoy me veo en la obligación de decirte que me ha encantado tu post, es más me ha parecido natural, conciso y muy Laube!!!!! Faltaría más que tu no puedas hacer el blog como a ti te apetezca, tener las tendenías políticas que te apetezcan!!!! Parece mentira!!!!! Hace años que te conozco virtualmente, y to´davía recuerdo el paquete de

    Responder
    • Laube

      Sí, Lídia… estoy segura de ue nos partiríamos de risa de todo.

      Responder
  17. Laura

    Un post precioso! y al que no le gusten las opiniones diferentes que le den viento fresco.

    Responder
  18. Juana

    Laube guapa!!!, estoy con el móvil … Luego vuelvo!!!<br />Cariñosssss!!!!!

    Responder
  19. Teresa

    Un post genial Laura!! Me encanta leerte, me siento identificada en tantas cosas, sobre todo en el último apartado, tengo el mismo sueño de principio a fin!! <br />También me gustaría que me contratase Lonely Planet o cualquiera de ellas!!!<br />Me gusta el blog, estoy descubriendo una faceta de mi que desconocía y que me gusta y también me pasa que mis amigos o familia me visitan poco o nada,

    Responder
    • Laube

      Teresa, a que me entiendes con eso de que los amigos y la familia, como regla general, no saben ni quiénes somos?. Pues nada, nos apoyaremos nosotras mismas mismamente, verdad?

      Responder
  20. Encontrar la Felicidad en Pequeños Detalles

    Laura, leyendote aun me ha dado mas la sensacio de conocerte… lo habremos hecho en otra vida???? jajajajajaja Coincido en tantas cosas contigo que hasta me da miedo!!! En una mucho: ODIO hacer una entrada de comida totalmente ecologica, receta facil y sana donde las haya y que se quede en el olvido… en cambio, cualquier dulce le pasa la mano por encima… grrrr Y el punto en el que menos, la

    Responder
    • Laube

      Sònia, nosotras dos hasta el infinito y más allá… Seremos dos hippies super felices.

      Responder
  21. Ribereña

    Sencillamente ME ENCANTAS, me fascinan las personas como TÚ, que saben lo quieren, pero lo más importante lo que NO quieren en la vida, con inquietudes, con ilusiones y con la convicción de que un mundo mejor es posible.<br /><br />Me encantaría comentarte en todos tus posts, pero me resulta muchas veces imposible por la falta de tiempo, en cualquier caso sabes que siempre siempre te leo y te

    Responder
  22. Ribereña

    Sencillamente ME ENCANTAS!! Me fascinan las personas como TÚ, apasionadas, con inquietudes y con ilusiones. Que saben lo que quieresn, y lo más importante, lo que NO quieren en la vida. Las que creen que un mundo mejor es posible.<br /><br />Me encantaría comentarte todos tus posts, pero por la falta de tiempo, muchas veces me resulta imposible. Pero sabes que siemrpe siempre te leo y te sigo.<br

    Responder
  23. Ribereña

    Sencillamente ME ENCANTAS!! Me fascinan las personas como TÚ, apasionadas, con inquietudes y con ilusiones. Que saben lo que quieresn, y lo más importante, lo que NO quieren en la vida. Las que creen que un mundo mejor es posible.<br /><br />Me encantaría comentarte todos tus posts, pero por la falta de tiempo, muchas veces me resulta imposible. Pero sabes que siemrpe siempre te leo y te sigo.<br

    Responder
    • Laube

      Ribereña, mi niña, no sabes lo bien que te quedas cuando escupes todo eso… Las cosas se pueden decir, con educación, pero hay que aprender a decirlas. Y por supuesto que un mundo mejor es posible. No es que lo crea; es que lo sé.

      Responder
  24. Chez Silvia

    Laura…sigue siendo cromo eres…sana y derechupete!!!! Besotes mil:)

    Responder
  25. Claudia

    Laura, me ha encantado leer el post porque me ha permitido conocerte un poco mejor y me alegro aún más de ser tu seguidora, comparto muchas de las cosas que dices, otras quizás no tanto pero ahí está lo bueno.<br />Un besote.<br />Claudia<br /><br />P/D: por cierto sigo sin recibir tus entradas, me voy a dar nuevamente de alta a ver que pasa, ya te cuento.

    Responder
    • Laube

      Claudia, faltaría más… La diferencia es lo más maravilloso de los seres humanos.<br />No tienes otro email distinto al que te las pueda mandar????

      Responder
  26. Tita Cocina

    Laura me encantó tu post. Comparto, pienso, siento y veo Las cosas muy similar a ti.<br />Ser auténticos es algo muy importante y valioso en una persona. Opta por tu mejor alternativa porque. Nuestras vidas son la respuesta de nuestras decisiones<br />El ser humano es lo mas complejo de entender. Me he Pasado la vida pensando porque sin duda debo tener un gen que me hace parar mirar sentir y

    Responder
    • Laube

      Tita, es verdad… Yo soy super llorona. Hoy me he pegado la mitad del día llorando porque falleció una persona mediática a la que, sin conocer, apreciaba… Fíjate tú!

      Responder
  27. mar

    Me ha encantado leerte..seguramente no lo pretendías pero me has parecido graciosísima contándolo y me he reído un montón. Cagar siempre es mejor que ser regular, suena más castizo no? jajajajaaja. Me he sentido identificada contigo en el 90% de cada punto, creo que seríamos buenas amigas jj, qué risa. Por cierto fijate que curioso, en mi casa me gusta comprar marcas blancas diría que en todo,

    Responder
    • Laube

      Mar, yo estoy segura de que seríamos buenas amigas y hablaríamos hasta las tantas. Me equivoco????<br />Le tengo una manía al jodido Nescafé… Pero a Marc es imposible quitárselo. Me pone una cara de animal degollado…

      Responder
  28. Mayte

    Coincido contigo en muchas cosas Lau y lo sabes, entre los puntos que mencionas no solo en tu país sino en todos tenemos una racha de silencios y tantas cosas que no debemos callar que me encanta que siempre lo externes. A mi tampoco me gusta contar a que me dedico cuando me lo preguntan porque siempre he pensado y sentido que las personas, si bien es importante en un punto a lo que dedican

    Responder
    • Laube

      Eso de esconder lo que soy me resulta muy difícil. A menudo me callo, pero a veces termino explotando. Lo bueno es que me considero una persona tolerante y me llevo con casi todo el mundo que me tolera a a mí. jejejejej

      Responder
  29. Carmen Rosa

    Buenas tardes Laube…porque para mi siempre serás Laube…..ya hace más de tres años que nos conocimos, que tengo la suerte de tenerte como amiga aunque sea virtual, sí lo digo bien claro y alto SUERTE…aunque ultimamente no te escriba mucho, te leo, te sigo, te admiro y comparto contigo muchos, muchisimos gustos e ideas.<br />Ya me conoces, no suelo darme &quot;a conocer&quot; en la red, aún &

    Responder
    • Laube

      Carmen Rosa, si transmites parte de lo que transmitieron a ti y que ha conformado lo que tú eres, tus hijos serán unas personas magníficas. No me cabe la menor duda. Tenemos pendiente unas charlitas a la orilla de tu mar…

      Responder
  30. Anonymous

    Hola, sigo tu blog y te he de decir que me encanta, tu amor por los vegetales y lo que transmite de amor por los productos de la tierra. Como he leído que tienes una importante vena ecológica, me permito informarte de las consecuencias de la producción de la soja. Brasil es uno de los mayores productores de soja en el mundo. Enormes zonas del Amazonas han sido quemadas y arrasadas de la selva

    Responder
    • Laube

      Muchas gracias. Mira que me encantaba la soja, pero ya ni la compro y comento a todo el mundo justo lo que has comentado tú. Qué pena de mundo…

      Responder
  31. Dav

    Me ha encantado tu post. Por lo ameno, locuaz y sincero. Me llena el alma saber que allá y aquí, a miles de kilómetros en distancia hayamos quienes pensamos y sentimos igual, y tenemos sueños y cocinamos para nosotros y para los otros y amamos sentarnos a una mesa y le ponemos pasión y amor a todo lo que hacemos.<br />Muchos saludos desde esta Rosario bajo cero.

    Responder
    • Laube

      Muchas gracias Dav. Los gobernantes se empeñan en decirnos que tú eres del país A y yo del B y que somos distintos. Pero no lo somos en absoluto: pensamos, sentimos y queremos lo mismo. Los únicos que se empeñan en marcar las diferencias son ellos por puro interés.<br />Abrígate!!!!

      Responder
  32. Cris

    Guau!! Hasta ahora me gustaba tu blog en todos los sentidos: recetas, fotografía y escritura… pero ahora, ahora también me encanta la autora! Me siento muy identificada en muchos aspectos y me alegra saber que no soy un bicho raro, que hay más como yo (incluso entre quienes comentan), inquietas y que querrían hacer mil cosas, dedicarse a todas, no parar!! Y tu manera de ver la comida y la

    Responder
    • Laube

      Cris, si es que la mayoría de nosotras somos muy similares… No eres un bicho raro; bueno, sí, eres un bicho raro=valioso.

      Responder
    • Cris

      Muchas gracias, Laube!! 😀

      Responder
  33. tormentina8556

    llevo meses leyendo tus recetas! pero creo que esta entrada merece mi mas sincera enhorabuena!

    Responder
    • Laube

      Tormentina, gracias mi niña!. Ya decidiste el vestido para la boda?

      Responder
  34. A´Punto

    Me encanta, me encanta lo que he leido aqui en todos los sentidos¡ besiños dulces

    Responder
  35. Encarnita

    Me encanta ,y estoy de acuerdo contigo,si tuviera que escribir un post sobre lo que no me gusta se parecería mucho a lo que has escrito tu.besinos

    Responder
    • Laube

      Gracias Encarnita.<br />Besitos

      Responder
  36. Encar's Bakery

    Tengo que decirte, en primer lugar, que leí el post a primera hora de la mañana, de prisa y corriendo, y te dejé aquí aparcada, en una pestañita, para leerte con calma y comentarte cuando tuviera un hueco amplio porque la ocasión lo merecía. Y mira qué horas!, así que si suelto alguna incoherencia es porque ya no soy muy persona en estos momentos :)<br />Bueno, quiero comenzar diciéndote que,

    Responder
    • Laube

      Encar, nos entendemos perfectamente. No hay que pensar igual para apreciarse, quererse y respetarse. Uno respeta a quien quiere, piense como piense. Qué aburrido sería si pensásemos igual, no crees?.Al menos a mí no me gustaría que todo el mundo fuese como yo. Me encanta la variedad y la discusión, respetuosa e inteligente, es siempre refrescante.<br />Besitos chiquilla.

      Responder
  37. Salomé

    Comparto tu sueño…. una casita de planta baja con un pequeño jardín y un huerto, muchos perros y gatos y todo tipo de bichitos! Mientras tanto volvamos a la dura realidad, me ha gustado leerte y conocerte un poco, me están gustando estas publicaciones porque revelan quien está detrás, las leo y las disfruto pero no las juzgo porque sólo faltaría…. me sorprende mucho que algunas personas se

    Responder
    • Laube

      Salomé, claro que podemos comernos un dulcito de vez en cuando. Faltaría más!<br />Besitos

      Responder
  38. nee*

    Hace una de tiempo que no pasaba por aquí…es lo que tiene ir fatal de tiempo.<br />Admiro tu determinación, que te hayas decidido a escribir esta entrada, casi no coincidimos en nada, pero eso poco importa, nos gusta escribir y alejarnos de la corriente general a la que parece ser que se está obligado a pertenecer.<br />Sí, coincidimos en algo más, yo tampoco entiendo esto de ser padres porque

    Responder
    • Laube

      Justamente eso quería decir en el post… Que no importa si tú piensas blanco y yo negro; que en la variedad está lo bello de la vida. Simplemente hay que respetar al otro…<br />El jinete es mi cuñado y su caballo es un pura raza menorquina, precioso y enorme. Tendrías que verlo. Se llama Moscatell.<br />Besitos

      Responder
  39. Fe-i*ká

    SI SEÑORA!!!! PERO QUE RE-BIEN y que clarito ESCRIBE MI NIÑA.<br /><br />Besikos Laube.

    Responder
    • Laube

      jajajajaj Gracias preciosa!

      Responder
  40. Eva

    Siempre preferiré a la gente que va de cara y no oculta quiénes son realmente; En este tiempo que nos ha tocado vivir, estamos rodeados de demasiadas apariencias, demasiadas falsedades. No me fio de aquellos que siempre asienten y te rien todas las gracias. Coincido contigo en casi todo; para mí, uno de los peligros graves de este mundo es la &quot; estrechez metal&quot; que acarrea, además de un

    Responder
    • Laube

      Pues sí… No hay que estar de acuerdo, pero sí respetar al prójimo, si quieres que te respeten a ti. Y eso sí, la verdad siempre por bandera.

      Responder
  41. Mari

    Laube, me encanto este post. Me alegro de conocer un poco más de ti. Tampoco me gusta el fondant, pero si los cupcakes jejeje :)<br /><br />Abrazos

    Responder
    • Laube

      Gracias Mari!!!! Un placer!

      Responder
  42. Isabel

    Me ha encantado conocerte un poquito más Laura, <br />pero lo que más me ha gustado de ti, es que en todo lo que escribes… y mira que has escrito bastante, no hablas de ningún otro blog que no te guste, ni ofendes a nadie. Tu en tu linea, siempre tan amable y correcta. <br /><br />En otros blog que también han escrito &quot;La vida no es tan dulce o …&quot; he leído como ofenden a otros blogs

    Responder
    • Laube

      Isabel, muchas gracias. Se trataba de los miedos personales en cuanto al blog… Y no soy quién para hablar de los demás, sino de mí. Ya sabes que aquí siempre tienes tu hueco, admito sugerencias de toda clase.<br />Besitos

      Responder
  43. biscayenne

    🙂 Hola LAura, me ha encantado tu post y sobre todo, lo primero que has dicho acerca de la tremenda falta de respeto que existe a veces sobre la divergencia de opiniones, ya sean políticas, religiosas, morales…<br /><br />Creo firmemente el el derecho individual a expresar las opiniones, incluso aunque sean erradas, porque son OPINIONES y no declaraciones de verdad universal. La tolerancia es

    Responder
    • Laube

      Biscayenne, muchas gracias. Me alegra que te haya gustado el post. Desgraciadamente una de las cosas que más echo en falta ne los blogs es que a menuda son demasiado asépticos y yo, la verdad, lo soy poco en la vida real y no quiero que mi blog sea muy diferente de cómo soy yo. Para lo bueno y para lo malo, tengo mi manera de ver las cosas y creo que, con educación, todo se puede decir.<br />

      Responder
  44. Ralu. De camino a mi cocina

    Laura, me ha gustado mucho saber algo mas de tí. Veo que tienes las cosas muy claras y eso me gusta. Creo que el respeto es parte de la educación y en estos tiempos escasea &quot;un poco&quot; pero las personas que no tienen esa base poco se puede razonar con ellas. A quien no le guste que no mire, me encanta el trabajo que haces en tu blog y eso no tiene que interferir en si comparto contigo las

    Responder
    • Laube

      Ralu, mi niño, a que sí?. No tenemos que ser iguales ni pensar del mismo modo. Lo bonito es la diferencia y hablar desde el respeto a los demás. Nada más. <br />A ver si tenemos suerte con esa casita, verdad?

      Responder
  45. Max Scanarotti

    Laura me encantó! estoy totalmente de acuerdo en expresar lo que sentimos y opinamos, para eso podemos pensar y hablar no? Me gustó mucho aprender de las cosas que no te agradan, se aprende mucho ademas de saber la parte &quot;dulce&quot; de las personas. Somos seres humanos con capacidad de expresión así que debemos usarla! Te mando un beso, me ha gustado mucho

    Responder
    • Laube

      Max, qué alegría que me vuelvas a visitar. Somos más que recetas y platos, verdad???

      Responder
  46. Maricruz

    Laura, escuchas los aplausos desde acá? bueno, pues que sepas que te escribo de pié y aplaudiendo (no preguntes como, que no sabes reconocer los sentidos figurados? =P)<br /><br />Dí con uno de estos posts y luego de ahí ya sabes, me llevaron a otros y otros y así hasta que llegué al tuyo. Me faltan un montón por leer, no creas. Así que no puedo decir que el tuyo sea el mejor pero si que es uno

    Responder
    • Laube

      Maricruz… jejejejeje Si yo tengo mucha imaginación, chiquilla. Quizás demasiada!!! Muchas gracias por pasarte a decirme esas cosas tan bonitas.<br />Besitos

      Responder
  47. Carmen Vázquez

    Olé tú! Sigue siendo así,a mi me encantas!<br /><br />Un besazo

    Responder
  48. PICCOLANUS

    Me encantan todos tus pensamientos, estoy de acuerdo con cada uno de ellos… me siento bastante identificada…<br />Yo también odio que mis amigos no se pasen por mi blog, y me pongan: ¡Hey, Ana, qué pinta más buena!… Creo que mi pasión por la cocina es una de las cosas que más me identifican, y a menudo la gente se asombra de que cocine casi a diario con 16 años, pero es que me encanta,

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This