Te enseño mis palabras preferidas. ¿Tú me cuentas las tuyas?

 

Buscando en internet me he topado con un listado de las palabras más bonitas de nuestra bella lengua. Cifran en veinte esas palabras, siendo las siguientes: etéreo, melifluo, inefable, sonámbulo, época, serendipia (curiosamente no está en la RAE), limerencia (tampoco está en la RAE y no me extraña), arrebol, iridiscencia (la RAE contiene «iridiscente«, pero extrañamente no el sustantivo del que proviene), luminiscencia, incandescencia, efervescencia, elocuencia, epifanía, soledad, aurora, olvido, efímero, inmarcesible y desenlace. No sé qué criterios han establecido para decidir qué palabras son más o menos bonitas, pero yo no coincido en esa elección. De dicha lista me gustan algunas, otras me parecen feas directamente (serendipia e inefable) y algunas creo que están en la lista por raras (limerencia e inmarcesible). ¿Qué te parecen a ti…? ¿Te gustan esas palabras?

Hoy te voy a enseñar mi propia lista de palabras bonitas. Sí, ya sé que te parezco «rarita» al tener una lista de palabras que me gustan especialmente, pero es que… ¡Me encantan! ¡Las estaría continuamente repitiendo! Mi criterio es muy simple: me gustan por su sonoridad. No las he elegido porque su significado me parezca esto o lo otro, sino porque al pronunciarlas me reafirmo en la gran belleza de nuestro idioma. No están todas las que son (almohada, alfajor, azúcar…), pero sí son todas las que están y a mí me suenan a gloria bendita.

Palabras bonitas

Si te fijas bien, en mi lista hay muchos arabismos (los que comienzan con el prefijo «al-» o «a-«). Palabras que fueron incorporadas debido, probablemente, al bilingüismo existente en la Edad Media en los territorios ocupados por los árabes y los reconquistados. «Al-» y «a-» no son (eran) más que los artículos masculino y femenino que acompañan (acompañaban) a los sustantivos. Así, por ejemplo, la palabra «azúcar» (en inglés «sugar» y en francés «sucre«), podría haber sido «zúcar», pero los habitantes de la época decidieron que se la denominase con el artículo femenino propio de la palabra en árabe («a-«). Curioso, ¿verdad? Te dejo con un artículo de Alberto Bustos, quien lo explica estupendamente.

Volviendo al tema de mi lista de palabras favoritas y las razones por las que me gustan, tengo que reseñar que esos arabismos me gustan per se y no porque provengan del árabe. Repito lo que indiqué anteriormente: me fascinan por su preciosa sonoridad. Me siento inclinada hacia las palabras que tienen gran fuerza a la hora de ser pronunciadas; las esdrújulas que incorporan la letra «a«; los monosílabos que terminan en «z«; etc. ¿Por qué…? Pues no lo sé, quizás por la misma razón por la que me gusta más el verde que el azul. A saber.

¿Te gustan estas palabras? ¿Tienes tus propias palabras preferidas? ¿Las compartes conmigo? ¿Por qué te gustan?

 

13 Comentarios

  1. Dominique de Izaguirre

    A mí me gustan mucho «dintel», «humo», «vaho» y «coz».

    Responder
    • Laube Leal

      Dintel es preciosa. Humo y vaho son muy lindas y, además, me dicen por qué te gustan. Coz es monosílabo terminado en «z» y a mí también me gusta mucho.

      Gracias por compartir tus palabras, Minnie.

      Responder
  2. Marhya

    Te cuento algunas de mis palabras favoritas; arrecife, xirimiri, alfeizar, sinuoso, leyenda, sendero, buhardilla…
    Besos.

    Responder
    • Laube Leal

      «Xirimiri» es tan coqueta, María. Sinuoso es preciosa porque invita a hacer el movimiento con el cuerpo, ¿verdad? Y porque parece ser susurrada. Veo que te gustan alféizar y buhardilla, como a mí.

      Gracias por compartir tus palabras conmigo.

      Responder
  3. Fco. Javier García Segura

    A mi me gustan varias. Alabastro, Crisálida, Solsticio, Carmesí… 🙂

    Responder
    • Laube Leal

      ¿A que son sonoras y preciosas?

      Gracias Javier.

      Responder
  4. Mina Ortiz

    Me gustan muchas pero las que más destaco son éstas, alfajor, vertiente, moho, vértice, cuadrúpedo, vericueto, rapaz, volátil, bohemio, esfinge, obelisco, yuxtapuesto, etc…

    Responder
  5. Teresa

    Muy buena selección, algunas de las que has mencionado también me gustan a mí como carmesí, tamiz, alacena, alféizar, albedrío, como siempre digo debo tener algo de mora en mis venas porque además de esas me encantan las palabras cúrcuma, cardamomo, jengibre, almohada, alhambra, alcaravea, muchas empiezan por «al», tendrá algún significado?? Jajaaa!!
    Besotessss

    Responder
    • Laube Leal

      Pues todas esas que mencionas también me gustan a mí, especialmente «alvaravea». Ya veo que te emocionas también con las palabras que provienen de arabismos. 😉
      Gracias Teresa.

      Responder
  6. Cristina Munguía

    Sí, me resulta curioso que tengas una lista de palabras favoritas y tan amplia. Yo no la tengo. Oooohhhh pero sí hay una palabra que me encanta cómo suena, pero no es de nuestra lengua; es en inglés. Ahora la rara soy yo jajajjaja. Naked, /ˈneɪkɪd/.

    Responder
    • Laube Leal

      jajajajjajaja Ya ves. Y no puse todas las que me encantan, porque, para ser sincera, tampoco me acuerdo al dedillo de esa lista. Me van viniendo las palabras a la mente o cuando las oigo. Y para que te rías, también las tengo en inglés («perhaps», por ejemplo), pero en otras lenguas también.
      Gracias, Cristina.

      Responder
  7. Petra Aranda Muñoz

    Por arte de birlibirloque

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This