Junio es época de cocas y, aunque no soy de Menorca, en casa nunca faltan, sobre todo viviendo con un menorquín. Saladas o dulces, las cocas me encantan y me saben a gloria. Reconozco que las prolongo más allá de este mes, porque el verano...

  Abrí la puerta y salí de casa, calle abajo, tropezando con algunos adoquines del empedrado de la vía. Llegué a la esquina y torcí a la izquierda, atisbando la plaza, muy concurrida a esas horas. Iba salivando pensando en qué elegiría de entre las muchas...

  Mi última estancia en Menorca fue, aparte de festiva (se casaba mi sobrina Marina con su amor de toda la vida, Pau), muy instructiva. Visitamos un predio o finca en la tramuntana isleña en la que yo viviría sin pensármelo dos veces, porque es tan...

Pocos lugares hay tan bellos como esa "roqueta" en medio del Mar Mediterráneo...