Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

  En un día familiar el chocolate debe estar presente. No es que lo diga yo, es que es un mandato celestial y las estrellas así lo mandan. ¿Quién soy yo para oponerme a ellas y negar a los humanos un capricho tan fundamental? Ya sé...

  Me gustan muchas clases de dulces, aunque no suelo comerlos normalmente. Para mí, los dulces son caprichos para momentos en los que el cuerpo me los pide y créeme, pueden pasar semanas. No obstante, el chocolate negro y sin azúcares es harina de otro costal....