Laube Leal | La autora
2098
page-template-default,page,page-id-2098,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
6red2
La autora

¡Hola! Soy Laube Leal, una soñadora con los pies en el suelo.

 

Has llegado hasta mí y voy a darte la mano para ayudarte a crear contenidos con los que puedas conseguir mostrar a todos lo especial que eres tú y lo genial que es tu marca. Y lo mejor es que te ayudaré a hacerlo sin que dejes de ser tú mismo. Ese será tu valor distintivo. ¿Me acompañas?

 


 

¿Por qué estás aquí y ahora, leyéndome?

 

Párate y reflexiona. Estás conmigo porque ansías un cambio y eso que sientes es la semilla de la necesidad de renovarse o morir. Suena drástico, lo sé. No temas cambiar, porque ello no supone que hayas estado equivocado hasta ahora. Solo significa que quieres mejorar y eso, amigo mío, es el preludio de los grandes descubrimientos, de los logros trascendentales, del éxito en su máxima expresión. Querer mejorar es el motor que pone en marcha la maquinaria que nos impulsa a los humanos a sacar la cabeza de entre la masa y decir a gritos: “Estoy aquí. Mírenme, porque tengo algo importante que decir.” ¿Reconoces tus propios e íntimos deseos en estas palabras?

 

Yo puedo ayudarte a lograr que tu sueño se haga realidad si tú tienes clarísimo que…

 

  • tus conocimientos pueden ayudar a otras personas…
  • la idea que has tenido es una genialidad…
  • los pasteles que preparas dejan con la boca abierta…
  • tus diseños son los más lindos…
  • tu tienda es única en todo tu barrio…
  • tus manos están llenas de experiencia dando forma al cabello…
  • la app que has creado es brutal…
  • dibujas como un ángel…
  • etcétera, etcétera, etcétera.

 

Entonces, si tienes el convencimiento de que tu marca es realmente buena o tu idea, genial, ¿por qué no llegas a materializarla? ¿Por qué los demás no ven lo que tú ves tan claramente? Te lo diré: falla la comunicación.

 

Cuando falla la comunicación en su sentido más amplio, las maravillas de tu marca no llegan a oídos de tus potenciales clientes. Hay un cable cortado entre tú y tu marca y ellos, tus anhelados compradores, clientes o lectores. Es grave, porque si ellos desconocen las excelencias de tu producto, ¿cómo van a saber que lo quieren, cómo van a tocar en tu puerta y decirte que quieren comprarlo? No desesperes, porque tu problema tiene solución y, si has llegado a mí, es porque quieres ponerle remedio.

 

¿Qué puedo hacer yo por ti?

 

Puedo ayudarte a restablecer la comunicación con tus potenciales clientes y lectores y lo haré creando contenidos para ti a través de dos frentes: la comunicación verbal (Escribo por ti) y la imagen (Fotografío por ti).

 

¿Por qué creo que puedo ayudarte?

 

Voy a contarte un poco de mí misma y mi trayectoria profesional y personal, no para echarme flores, sino para que sepas que yo te entiendo, porque he estado donde tú y sé lo importante que es poder cumplir los sueños.

 

Estudié Derecho y ejercí como letrada porque era mi objetivo desde que tengo uso de razón, pero, quienes me rodeaban sabían que podía haberme dedicado a cualquier otra cosa. Era una niña con muchas inquietudes intelectuales, artísticas y físicas y en mi recorrido vital me he convertido en una persona con muchas ideas creativas en la mente, pero con los pies muy bien sujetos al suelo. He sido abogada, jefa de administración en una empresa, asesora jurídica y asesora de seguros. ¡Vaya tela!  Parezco un poco veleta, ¿no? En todas esas profesiones me esforcé para que el resultado del trabajo fuera perfecto, pero, nunca disfruté con lo que hacía. No vibraba. No me sentía feliz y no estaba aportando nada a nadie. No me estaba realizando personal y profesionalmente, así que, un día, hace un año, decidí que ya era hora de poner la carne en el asador y mojarme de verdad. Me dio miedo, pero no me paralicé. Sabía que todas las experiencias que había acumulado me iban a servir para todas las ideas que tenía en mente, aunque también pedí ayuda y contraté a profesionales para que me ayudasen con aspectos que yo no controlo. Eso es lo se hace cuando se está dispuesto a todo para alcanzar ese sueño.

 

Leer y escribir siempre han sido mis grandes pasiones, las que me han ayudado a entender que el uso de las palabras puede conducir al éxito más dulce o al fracaso más estrepitoso. Así pues, tengo la convicción de que, para llegar a los potenciales clientes y lograr vender una buena idea o un estupendo producto, hay que emplear un lenguaje determinado.  

 

Asimismo, para que una marca capte la atención de un comprador, considero que una imagen, a menudo, vale más que mil palabras, especialmente en la sociedad visual en la que vivimos. En este sentido, por mucho que tu cliente entienda las excelencias de tu producto, si la imagen que muestras de él es descuidada, no va a comprarlo ni en un millón de años.  Y es que la imagen de tu marca debe cautivar y yo voy a poder proporcionarte imágenes que produzcan ese efecto.

 

¿Estás dispuesto a darte una oportunidad a ti mismo y a eso tan estupendo que sabes que puedes ofrecer? ¿Estás dispuesto a actuar de una vez por todas para hacerte visible? 

 

Si la respuesta es afirmativa en ambos casos, contacta conmigo y trabajaremos juntos, codo con codo y con la total seguridad de que, con esfuerzo, lo vamos a conseguir.

¿Te gusta este contenido...? ¡Comparte!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone