Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
El párrafo dentro de un texto

Pon estilo en tus posts: el párrafo perfecto

 

Para la Wikilengua del español, un párrafo es «una unidad de discurso en texto escrito que expresa una idea o un argumento«. Para que nos entendamos bien, un párrafo es un conjunto de oraciones que expresan una idea principal y varias secundarias para explicar un tema. Es, en esencia, la unidad mayor en que se puede descomponer un texto escrito. Por ello, el párrafo es tan importante cuando escribimos algo para que lo lean y comprendan otros.

A diferencia del primer párrafo de un post (o de un texto), un párrafo cualquiera dentro de un escrito no tiene por qué sintetizar todo lo que se quiere transmitir. Basta con que transmita una única idea y lo haga bien. Analicemos cómo se estructura un párrafo y cuáles deben ser sus características para que cumpla su función comunicadora.

 

Estructura de un párrafo

 

  • Inicio: el párrafo debe comenzar con una oración principal que diseñe la idea fundamental por la que se escribe. Se trata de la oración temática.
  • Desarrollo: debe integrar una serie de oraciones secundarias que contienen las ideas que sustentan a la principal. Aquí se expondrían los detalles y datos, así como los ejemplos, que sirven de argumento al tema primordial.
  • Fin: el párrafo siempre concluye con una oración que cierra la explicación de la idea principal y que va seguida de un punto y aparte.

 

Cuáles son las características de un buen párrafo:

 

  • contiene una única idea principal y de tres a cinco ideas secundarias que sustentan a la primera.
  • las ideas, principal y secundarias, suelen corresponderse con oraciones.
  • tiene sentido por sí mismo, pues se puede entender perfectamente al margen del resto del texto donde se encuentra.
  • es una unidad comunicadora con coherencia, dado que todas las oraciones secundarias dan apoyo a la oración temática.
  • las ideas se exponen en un orden lógico, sea cronológico, secuencial, gradual, espacial, etc.
  • todo el párrafo responde a explicar un único tema.
  • las oraciones principal y secundarias se relacionan a través de mecanismos conectivos o palabras de transición (conjunciones).

 

De todo lo anteriormente indicado, podemos deducir que un párrafo está completo y es correcto cuando todas las ideas secundarias explican la principal. Si tiene demasiada información irrelevante, sin la que el párrafo podría sobrevivir, edítalo y redúcelo, eliminando los datos superfluos. Si el párrafo es demasiado largo, quizás podría haber más de una idea principal, así que, divídelo en tantos párrafos como ideas fundamentales pudiera haber.

Para terminar, tengo que decir que, como en todo, siempre hay excepciones. Los escritores más experimentados pueden poner patas arriba todas esas características e incluso la estructura y salir airosos de ello. Sin embargo, no lo hagamos si no nos sentimos seguros de poder explicar de manera clara nuestras ideas a los lectores. Más vale ser precavidos, pero comunicar mejor.

 

 Recuerda y aplica: una sola idea por párrafo.

 

* El párrafo reseñado en la fotografía que encabeza este artículo es un fragmento del relato «Lunes o martes» de la escritora inglesa Virginia Woolf.

 

 

6 Comments
  • Marhya
    Posted at 13:30h, 28 septiembre Responder

    Muy interesante. Gracias por el aporte, cada día aprendemos cosas nuevas.
    Besos.

    • Laube Leal
      Posted at 12:24h, 06 octubre Responder

      Me alegra que te haya parecido interesante, María.
      Besitos.

  • Eniko Ostafi
    Posted at 15:17h, 28 septiembre Responder

    Hola Laurita!
    A mi se me da fatal escribir y peor aún hablar. Pero si tengo que elegir prefiero exponer mis ideas, en escrito.(aunque salga fatal)
    Me he acordado de cosas que aprendí en Cole en la hora de literatura Y me di cuenta de mal que me expreso en mis publicaciones y otra cosa de que me percaté, que llevo muchísimo tiempo sin publicar, que es peor que una entrada escrita con mal a que si.
    Pero tengo mis dos niñas que escriben muy bien, y suelo leerlas muy a menudo.
    Besos y abrazos.

    • Laube Leal
      Posted at 12:28h, 06 octubre Responder

      Por supuesto, Eniko. En primer lugar, cuando escribes, vas ordenando tus pensamientos, por lo que es una manera estupenda de mejorar tu expresión verbal. En segundo lugar, si no practicas, no mejorarás. En consecuencia, no dejes de escribir nunca. Es bueno para ti, como persona y es bueno para ti como hablante de otra lengua distinta al español.
      Leer es igualmente una forma estupenda de fijar conocimientos, estilo y agilidad. Hazlo en voz alta, verás cómo el ritmo de la lengua se te va pegando.
      Besitos y ya sabes que siempre es un placer echarte un cable.

  • Mercedes
    Posted at 15:43h, 28 septiembre Responder

    Siempre es un acierto venir a verte, se aprende mucho y te hace pensar en como enfocar tus escritos para que cumplan todo lo que dices, aunque no soy profesional intento hacer las cosas bien e incluso seguro que lo que mejor me sale es lo de poner patas arriba cualquier escrito aunque no salga airosa.
    Un besazo y feliz tarde.

    • Laube Leal
      Posted at 12:30h, 06 octubre Responder

      No hay que ser profesional, Mercedes. La capacidad de comunicación es algo que todos debemos controlar, independientemente de nuestra profesión. En mi caso, más, porque me dedico a ayudar a los demás, pero tú tienes un blog, hablas con gente, comunicas tus pensamientos… Necesitas poder precisar la forma en la que te expresas verbalmente o mediante la escritura.
      Besitos

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.