Calabaza asada y rellena para festejar el otoño (o para celebrar la Navidad con amigos)

 

Imagina que celebras una fiesta en tu casa, sin motivo concreto, solo para tener el placer de ver a los amigos, de charlar con ellos, relajarte y reírte de los problemas de la semana. Te propongo que sea una reunión temática y dedicada íntegramente al precioso otoño, aunque bien podría ser una celebración navideña. La Navidad ya se acerca y esta podría ser una de tantas ideas. No todo van a ser pavos, langostinos, bacalao y turrones. Te sugiero innovar. Toma la idea si te gusta y apetece.

Una bonita decoración vintage hará más acogedora tu casa: marrones y ocres, con alguna pincelada de color oro viejo, darán ese toque de calidez que todo hogar con invitados requiere. ¡No te olvides de la iluminación! Yo dejo de entrar en algunos restaurantes si no me gusta la iluminación del local. Llámame pija, pero detesto las luces blancas y estridentes en cualquier lugar donde vaya a sentarme a comer. Tampoco me gusta una iluminación tipo la mansión de Drácula, pero entre aquella y esta, hay muchos puntos intermedios, ¿verdad? Una correcta iluminación y algunas velitas de calidad bien situadas y tus amigos querrán repetir cada fin de semana. Salvo que no te apetezca tenerlos merodeando por tu casa cada dos por tres, claro…

Prepara una mesa con frutos secos en boles distintos (por favor, no los mezcles y así nadie rebuscará lo que le gusta, manoseando el resto), bandejitas con quesos variados y jamón, buen pan y dos clases de vino: uno blanco y seco y un tinto de los de quitarse el sombrero. Y de plato estrella: mi calabaza asada y rellena. ¡Triunfarás!

Calabaza asada y rellena

Esta idea para preparar la calabaza la vi en Bake-Street. Me encantan todas las recetas que prepara Eva y es que, encima, siempre las muestra tan lindas…

 

Calabaza asada y rellena

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] INGREDIENTES (para 2 personas si es plato único o para cuatro si no lo es): 

  • 1 calabaza cacahuete o cucurbita moschata
  • 1/4 de pimiento rojo
  • 1/4 de pimiento verde
  • 1/4 de pimiento naranja
  • 1 calabacín pequeño
  • 4 cucharadas de salsa de tomate
  • 1 cucharadas de chutney de chiles rojos y lima
  • 1/2 cebolla roja pequeña
  • queso azul
  • 1 cucharada de arándanos secos
  • sal marina gruesa
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra molida
  • hojas de hierbabuena fresca

 

[icon_list_item icon=’fa-long-arrow-right’ icon_type=’transparent’ icon_color=» icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ELABORACIÓN:

1º) Una vez lavada la calabaza, córtala longitudinalmente en dos mitades y elimina las pipas. Salpimienta cada mitad y hornéalas durante 25 minutos a 190ºC (mejor con la función ventilador).

2º) Mientras horneas la calabaza, saltea la verdura. Lava los pimientos y el calabacín y córtalos en paisana de 1,5 cm. Calienta una sartén, añade 2 cucharadas de aceite y saltea la verdura con un poquito de sal marina gruesa cortada a fuego fuerte hasta que empiece a oler y a tomar un bonito color. Bastarán unos 3-4 minutos. Reserva.

3º) Corta la cebolla roja en aros finos.

4º) Desmenuza el queso azul.

5º) Trocea las hojas de hierbabuena con las manos.

6º) Mezcla la salsa de tomate con la cucharada de chutney.

7º) Cuando la calabaza esté tierna, pero consistente, sácala del horno. Rellénala con la verdura salteada (no solo el hueco, sino toda su superficie) y distribuye la salsa con chutney sobre ella. Vuelve a meterla en el horno unos 7-8 minutos más.

8º) Saca la calabaza del horno, colócala en fuentes para servir, distribuye el queso por encima para que se funda ligeramente, los aros de cebolla roja, los arándanos y las hojas de hierbabuena. Vierte un chorreón de aceite de oliva y sirve inmediatamente.

 

[icon_list_item icon=’fa-heart-o’ icon_type=’transparent’ icon_color=’#e30d0d’ icon_top_gradient_background_color=» icon_border_color=’undefined’ title=» title_color=» title_size=»] ¿Quién ha dicho que las verduras no puedan ser platos estrella en cualquier mesa? Un plato bueno, bonito y barato, además, claro está, de sano y de rechupete. 

 

8 Comentarios

  1. Marhya

    ¡Oh, que buena pinta! Que colorido, entra por la vista. Se ve muy reconfortante, alegre y apetecible. Tomo nota.
    Besos.

    Responder
  2. Carmen

    Wowwwww que preciosidad y que rica, me encanta!!!

    Responder
  3. Esther Rodriguez Déniz

    ¡Que buena pinta, Laura!. Nunca he hecho calabaza asada, ya sabes que por aquí este tipo de calabaza no se ha usado tradicionalmente. Pero he visto tantas recetas que tienen de base la calabaza asada que tengo mucha intriga ¡y recetas dulces!. Tengo que probar sin falta.

    Responder
  4. Natalia

    Tienes razón Laura, es bueno innovar para navidades o para cualquier ocasión especial, me fascina el toque rústico, siempre las verduras al horno serán pura magia al paladar y de paso si le adicionamos todos ese colorido en sus ingredientes la receta no puede ser más saludable y rica. Me encanta Lau,
    un beso!

    Responder
  5. Palmira

    Una idea estupenda, seguro que a Polyanna por lo menos le da por probar la calabaza que es de las pocas verduras que no hay manera colársela!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    Responder
  6. Eva {Bake-Street}

    Pero qué buena pinta tiene esta calabaza asada! Me gusta mucho tu versión y no dudes que la probaré 😉
    Sabes bien que todo lo que sean verduras con sabores tan intensos como estos, me rechiflan!

    Y… mil gracias!!! Besazos inmensos!!!!!

    Responder
  7. cristina

    me encanta la receta¡¡ tiene una pintaza de lujo.
    besos crisylaura

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This