Un aromático bundt cake de requesón y limón horneado en un molde Bavaria de Nordic Ware

Bundt cake de requesón y limón en molde Bavaria de Nordic Ware

 

“¿Un bundt qué…? Un bundt cake, mamá. De requesón y limón. Verás qué cosa tan rica”. Así suelen ser las conversaciones con mi madre o con la mayoría de gente “normal” con la que hablo de alguna receta de repostería o de cualquier otra temática y es que los bloggers gastronómicos damos por sentado que todo el mundo sabe qué son las cosas de las que hablamos y lo cierto es que no es así. Los blogueros nos resistimos a llamar bizcocho o queque a un bundt cake porque somos capaces de identificar sus diferencias, pero, para los ajenos a nuestro universo de recetas de todas partes del mundo no sucede igual.

 

Y entonces, ¿qué es un bundt cake? Un bundt cake es un bizcocho horneado en un molde de bundt, es decir, en un molde con agujero en el centro. No me atrevo a decir que estos moldes hayan de ser redondos, porque Nordic Ware, marca estadounidense estrella de estos bizcochos, los tiene cuadrados, alargados y de todas las formas que quieras y puedas imaginar. Lo que sí diré es que suelen ser bizcochos “a la americana”, es decir, más consistentes que los habituales que hacemos en España y que su densidad y textura compacta facilitan el desmoldado perfecto, apareciendo todos esos preciosos relieves de los moldes en los que se hornearon. Personas más expertas que yo en cuestiones de repostería y de bundt cakes me han dicho que en estos moldes pueden hacerse toda clase de bizcochos, incluso ligeros y esponjosos. Sin embargo, cuando yo lo he intentado, no salieron precisamente bien. Puede ser porque yo no sea muy hábil aún con los moldes de bundt cakes, pero yo cuento mis experiencias al respecto. Cuando logre hacer uno de mis queques básicos y ligerísimos en estos moldes, rectificaré lo que digo ahora.

 

¿Y por qué son más consistentes los bundt cakes que los típicos bizcochos y queques españoles? La repostería estadounidense emplea mucha cantidad de azúcar y, sobre todo, mantequilla, mientras por aquí somos más partidarios del aceite de oliva o incluso de girasol. Yo, que soy poco golosa, solo soy capaz de comer un cachito de bundt cake. Me parece que están muy sabrosos, pero, al tiempo, me empalagan. Son una golosina en sentido estricto, así que, si eres un amante de las golosinas, ten cuidado con los bundt cakes si no quieres hacerte adicto.

Un aromático bundt cake de requesón y limón horneado en un molde Bavaria de Nordic Ware

 

Si quieres saber más sobre los bundt cakes, su origen probablemente de judíos europeos que emigraron a EEUU, su relación con el Kugelhopf alemán y otras curiosidades, te invito a leer el estupendo post de Liliana para Directo al Paladar.

 

No tengo ningún interés ni cobro por hablar de Nordic Ware, pero en esta ocasión me siento en la necesidad de comentar un par de cuestiones sobre sus moldes, pues adquieren tales formas y decoraciones que se han convertido en joyas para los cocinillas de todo el mundo. Los moldes de Nordic Ware son caros, comparados con la media, pero la calidad de sus materiales y su durabilidad los convierte en una inversión estupenda si te gusta la repostería creativa. Yo no hago dulces con mucha frecuencia, por eso he tardado tanto en decidirme a tener uno de estos moldes y más tardé en decidir cuál de todos los modelos que tenían en la tienda a la que fui quería llevarme a casa. Cuatro son mis preferidos de entre los muchísimos bundt cake pans existentes: Heritage, Elegant Party, Kugelhopf y Bavaria. ¿Adivinas cuál fue el que me traje a casa…?

Un aromático bundt cake de requesón y limón horneado en un molde Bavaria de Nordic Ware

A la derecha, molde Bavaria de Nordic Ware.

 

Bundt cake de requesón y limón

 

INGREDIENTES a temperatura ambiente (no llené el molde):

 

  • 175 g de mantequilla pomada
  • 175 g de azúcar
  • 300 g de requesón de leche de cabra
  • 3 huevos
  • ralladura de 2 limones
  • 50 ml de zumo de limón
  • 50 ml de leche de cabra
  • 200 g de harina de trigo normal
  • 2 cucharadas de levadura en polvo
  • sal marina fina

 

ELABORACIÓN:

 

1º) Engrasa el molde con aceite en spray o con mantequilla. Si eliges hacerlo con mantequilla, hazlo con una brocha con movimientos ascendentes, desde el fondo del molde hacia arriba. Espolvorea ligeramente con harina.

2º) Bate la mantequilla en pomada con el azúcar durante unos 4 minutos hasta que quede una pasta blanquecina y con mucho aire.

3º) Añade el requesón bien batido a la mezcla anterior y continúa batiendo, aunque con menor velocidad.

4º) Incorpora los huevos ligeramente batidos y de uno en uno. No añadas el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado completamente.

5º) Vierte el zumo de limón y la leche, ambos a temperatura ambiente, y añade la ralladura y la sal. Bate un minuto más.

6º) Tamiza la harina con la levadura e incorpórala de dos veces. Mezcla con la lengua de silicona y aségurate de que en el fondo no quedan grumos.

7º) Vierte la mezcla en el molde engrasado y enharinado y, da unos golpecitos sobre la encima cubierta con un paño, para que la mezcla se asiente bien en el molde y se nivele.

8º) Hornea a 180ºC durante 55 minutos, calor arriba y abajo y sin aire. Antes de sacar el molde del horno, comprueba que está hecho, introduciendo un palillo hasta el fondo del molde. Si sale seco, está listo.

9º) Coloca el molde sobre una rejilla y, antes de desmoldar, espera 10 minutos exactamente. Ni más, ni menos. Una vez transcurrido ese tiempo, sujeta el molde con las manoplas o un paño para no quemarte y agítalo con suavidad para que el bizcocho termine de despegarse. Coloca la rejilla sobre el molde y, con decisión, dales la vuelta. El bizcocho caerá sobre la rejilla sin resistencia. Deja que repose y enfríe completamente.

 

Un aromático bundt cake de requesón y limón horneado en un molde Bavaria de Nordic Ware

 

Este bundt cake de requesón y limón tiene un sabor muy delicado y cítrico, así como un aroma suave y ligeramente ácido. Su textura es cremosa, pero con el punto arenoso que da el requesón de leche de cabra. Sin duda, un bizcocho para la merienda, para tomar con infusiones. Mi recomendación es acompañarlo de un té blanco o algún rooibos muy suave.

 

Mi receta está inspirada en una del estupendo blog de Manzana&Canela.

 

 

12 Comentarios
  • Solsol
    Publicado a las 09:44h, 07 noviembre Responder

    Exquisito!!!!!!! Lo haré
    Tienes toda la razon en los moldes Nordic, son fabulosos
    Bess

    • Laube Leal
      Publicado a las 11:25h, 07 noviembre Responder

      Lo que es bueno, lo es y hay que decirlo, ¿verdad, Sol?

      Besitos

  • Palmira
    Publicado a las 11:19h, 07 noviembre Responder

    Yo me declaro fan total de los bundtcakes y de los moldes Nordic Ware! Por mucho que parezcan más “pesados” el otro día pesé los ingredientes de un bizcocho de yogur clásico y fíjate que llevaba más azúcar, más harina y más aceite :o)
    El de ricotta me encanta así que creo que me puedo imaginar lo rico que está!!!
    Besos,
    Palmira
    PD: los bizcochos clásicos por mucho que digan no salen bien en estos moldes, correctos si, pero sin el contraste tan interesante costra/miga de las masas americanas
    PD2: adivina cuántos moldes NW tengo en casa?
    PD3: ¿Sabes que le he pedido aPapá noel? Y a los reyes ? jejeje!

    • Laube Leal
      Publicado a las 11:24h, 07 noviembre Responder

      Palmira, está claro que todo depende de cómo hagas el bizcocho clásico. Los míos suelen ser, normalmente, muy esponjosos y ligeros, poco azucarados y es que, si no, me cuesta comerlos. Además, los hago para que mi padre pueda comerlos sin problemas para su salud y porque a Marc le saben mejor en el desayuno si no son excesivamente dulzones. Pero, sí, tengo que reconocer que un bundt bien hecho y con cabeza, es una delicia para los sentidos.

      Explícame eso de la primera PD. ¿A ti te salen bien los bizcochos normales en estos moldes? Ya me puedes estar contando tus trucos, porque me encantaría poder usarlos para toooooodos mis bizcochos.

      jajajajajajaja Ya veo que tienes un montonazo de bundt cake pans. ¿Y cuál has pedido para Navidad? Cuenta, cuenta. Dame argumentos para copiarte.

      Siempre es un placer que me visites y me cuentes todas esas cosas.

      Muacccccccccccccccccc

  • Marhya
    Publicado a las 12:56h, 07 noviembre Responder

    Es precioso y seguro que está buenísimo. Yo tampoco soy de postres muy dulces, pero en poca cantidad y de vez en cuando si que me gustan. No he probado con requesón y ya me he quedado con la intriga.
    No tengo ninguno de estos preciosos moldes, cocino muy poca repostería y me temo que no le sacaría partido pero si que tengo echados el ojo a unos cuantos. Esto es como ver la alfombrar roja y fijarse en los vestidos, no luciré ninguno pero me gusta verlo y tener mis preferidos.
    Feliz día.

    • Laube Leal
      Publicado a las 18:06h, 07 noviembre Responder

      jajajajajajajaja Eso mismo decía yo, pero me lancé a la piscina, porque, aunque no haga ni una tercera parte de los que hacen otras blogueras, sí me gusta un buen bizcocho, sobre todo a mi familia.

      Lo de los vestidos, chapeau. Yo hago igual: mirar y preferir.

      Muacccccccccc

  • Toñi Sánchez
    Publicado a las 17:54h, 07 noviembre Responder

    ¡¡ Dios del Amor Hermoso, me has dado una lección increíble sobre “bizcochos” !! Tendré que rendir cuentas de ahora en adelante con los nombres que he ido poniendo en el blog. cuando he preparado algún que otro con un molde con el agujero en el centro. Pero nunca he tenido un molde tan preciosisimo como éste que nos presentas. Es espectacular la presentación…me ha encantado. Ya sé que pedir para Navidad….
    Por cierto, tus fotos: magistrales.
    Te admiro y lo sabes.
    Besitos desde “Mi cocina”

    • Laube Leal
      Publicado a las 18:04h, 07 noviembre Responder

      Anda, Toñi, yo soy la menos indicada para dar lecciones sobre bizcochos. Soy una aficionada, pero me gusta saber y aprender, aunque luego haga muy pocos en comparación con muchas amigas.

      Lo del nombre “bizcocho horneado en molde con agujero” es porque, en esencia, eso es un bundt cake. Luego lo podemos adornar y poner mantequilla o lo que sea, pero, vamos, no deja de ser un bizcocho.

      Y sí, te lo recomiendo. Un molde de estos es un precioso regalo navideño. Son buenos y son muy lindos, ideales para quienes disfrutamos no solo con el paladar, sino con la vista.

      Muchísimas gracias, Antonia. Muaccccccccccc

  • Victoria
    Publicado a las 19:59h, 07 noviembre Responder

    Nunca he probado el requesón de cabra, pero el queso de cabra me encanta, así que no tardaré en hacer tu receta.

    • Laube Leal
      Publicado a las 20:02h, 07 noviembre Responder

      Es más harinosito que el de vaca y se aprecia claramente en la textura de este bizcocho. Incluso al hacerlo verás que la masa no es tan cremosa y uniforme. Lo he hecho dos veces seguidas, porque mis padres me lo volvieron a pedir.

      Ya me contarás.

      Besitos

  • Mercedes
    Publicado a las 12:11h, 09 noviembre Responder

    Aquí me tienes llorando, de este año no pasa, me pido un molde o dos quién sabe, la carta ya la tengo escrita.
    Creo que te comenté que sí me saliera un bundt tan bonito como el tuyo, seguro que no lo dejaría ni tocar, es una joya sea bundt, bizcocho o como lo queramos llamar.
    Decirte que sí soy de golosinas como esa y no solo yo, este de limón y requesón de cabra lo tengo que probar.
    Bueno me voy con mucha pena, es tan bonito!
    Un besote

    • Laube Leal
      Publicado a las 12:15h, 09 noviembre Responder

      jajajajajajaja Creo que serán muchas las que pedirán un moldecito de estos para Navidad o Reyes y, si me permites la insolencia, harás bien. Son preciosos, sí, pero es que realmente son buenos a rabiar.

      Me alegra que te guste, Mercedes.

      Besitossssssssss

Escribe un comentario