Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Brownie con arándanos frescos y sin harina

Brownie perfecto: con arándanos frescos y sin harina

Me declaro una adicta al brownie y, aunque tengo mi receta habitual, nunca dejo de ir más allá y buscar nuevas combinaciones que me apetezcan según el momento.

Para mí, el brownie es siempre de chocolate negro y amargo. Ese es el ingrediente que, para mí, no puede faltar. Luego, se puede añadir cualquier ingrediente que pueda darle algún matiz extra. Es el caso del café, el ron, los frutos secos (nueces, pistachos, castañas…) o de las frutas, bien secas (pasas, orejones, arándanos…) o frescas, como la naranja o el plátano. En la receta de hoy me he inclinado por introducir arándanos frescos y, aunque ha sido la primera vez, no será la última. ¡Qué delicia!

Si han visto alguna de mis anteriores recetas de brownie, habrán podido ver que introduzco almendra molida sustituyendo en todo o en parte a la harina de trigo. En esta ocasión, no hay nada de harina en esta receta, sino solo almendras molidas, así que los celíacos o los intolerantes al gluten, si quieren, pueden comer este sorprendente brownie. No les defraudará. De hecho, a mí me gusta más sin harina, porque la textura es impresionante. ¡Adictiva!


No hay harina en esta receta, así que los celíacos o los intolerantes al gluten pueden comer este sorprendente brownie.
Cuando tienes el brownie delante de ti, arrimas el plato a tu cuerpo lo más posible y disfrutas de esta vista maravillosa e irresistible antes de tomar el primer pedazo. 

En esta web hay varias recetas de brownie que puedes consultar, porque, si hay algo que a mí realmente me gusta del mundo de los dulces, es el brownie. Tienes desde el brownie de chocolate y café con arándanos y pistachos, una joya para los que buscan un dulce más sofisticado, hasta un facilón brownie de naranja para uno. Pues ver algunos más, aunque estos son los más recientes y bonitos, no voy a negarlo.

A pesar de ser una apasionada del brownie, jamás me verás comer más de una porción y es que reconozco que es un dulce contundente y muy calórico. Me encanta comerlo con un café tipo ristretto y acompañado de una bola de helado para refrescar la boca tras ingerir un bocado de esta deliciosa bomba de chocolate. ¿A ti, cómo te gusta comerlo? ¿Solo? ¿Con helado? ¿Con salsa de chocolate?

Un dulce sin igual. Yo lo prefiero poco dulce, que resalte el chocolate negro y amargo. En este caso, lleva una bola de helado de avellanas.

Brownie perfecto: con arándanos frescos y sin harina

INGREDIENTES (9 porciones)

  • 250 g de chocolate negro y amargo (de mejor que puedas comprar)
  • 250 g de mantequilla sin sal
  • 150 g de azúcar panela
  • 4 huevos grandes
  • 120 g de almendras molidas 
  • 2 cucharadas de cacao puro en polvo
  • 75 g de arándanos frescos, lavados y secados
  • un poco de sal marina fina

ELABORACIÓN

1º) Ten preparados los ingredientes al menos una hora antes de comenzar a preparar el brownie: la mantequilla y los huevos a temperatura ambiente.

2º) Con un tenedor, intenta que las almendras molidas no tengan grumitos. Si prefieres tamizar con un colador no muy fino, puedes hacerlo.

3º) Funde el chocolate con la mantequilla en el microondas o al baño maría, removiendo para que se vuelva una mezcla lisa, uniforma y muy brillante. Deja que se entibie.

4º) Bate ligeramente los huevos con la sal y el azúcar. No han de blanquear, ni espumar, solo mezclarse.

5º) Añade la crema de chocolate tibia a los huevos y el azúcar. Tamiza el cacao y agrégalo. Remueve bien hasta uniformar la mezcla.

6º) Incorpora la harina a la mezcla anterior y remueve hasta integrar bien.

7º) Agrega los arándanos frescos y revuelve ligeramente para esparcirlos.

8º) Aplica mantequilla a las paredes de un molde cuadrado desmoldable. Vierte la mezcla en él, da unos golpecitos ligeros para acomodarla de manera homogénea por el molde.

9º) Hornea a 175ºC durante 35 minutos. 

10º) Cuando se haya resquebrajado por encima, pero siga estando un tanto cremoso en su interior, sácalo del horno y deja que enfríe en el molde.

11º) Desmóldalo, ponlo sobre una tabla y córtalo en 9 cuadrados. 

Puedes comer el brownie tal cual, desnudito. Está realmente delicioso, muy cremoso en su interior y con esa corteza acaramelada que da el azúcar panela. 

A tener en cuenta
  • Este brownie sin harina tiene una textura interior cremosa un tanto especial gracias a las almendras molidas. Además, el contraste con su superficie acaramelada lo convierte es una visita al cielo.
  • Los arándanos frescos aportan un punto lozano y ácido maravilloso. En el horno, estas frutillas casi desaparecen, pero permanece ese sabor dulce y arbustivo tan rico. 
  • Si no vas a consumir todos los brownies, guárdalos en una lata, tápalos con papel y cierra la lata.
  • Puedes comerlos solos, sin adornos. También puedes bañarlos en una salsa de chocolate caliente, incluso de caramelo; espolvorearlos con cacao o azúcar glass o acompañarlos de una bola de helado, que es como más me gusta a mí.
A mí me enloquece el brownie algo tibio. Lo acompaño de helado y dejo que este se funda un poco antes de empezar a comerlo. No sé tú, pero yo levito con esta visión.

No es sano, eso está claro, pero si lo comes muy de vez en cuando, darás gracias a la vida por estos instantes maravillosos. ¿No es eso la felicidad o, al menos, un instante de ella?

6 Comentarios
  • Marhya
    Escrito a las 09:05h, 18 septiembre Responder

    Tiene una pinta buenísima. Y el que lleve almendra molida en lugar de harina me encanta. Yo solo ya lo disfrutaría, si además le añade salsa de chocolate, vicio sobre vicio. 😉
    Feliz día.

  • Mercedes Arrufat
    Escrito a las 10:14h, 18 septiembre Responder

    Siempre me pillan tus publicaciones a la hora del descanso, el cortaete, y siempre las disfruto, da igual que sea un relato, una clase de fotografía o cómo es el caso, este delicioso BROWNIE que ten por seguro que lo haré, me ha encantado la idea de la almendra molida en vez de harina de trigo y la de la panela.
    Ten por seguro que algún domingo lo haré y te mandaré foto, ya que al final he dejado el blog definitivamente.
    Por cierto, me gusta templado y con helado de vainilla con nueces de macadamia y caramelo, de ahí al cielo jejeje.
    Un besazo tesorete

  • Palmira
    Escrito a las 16:32h, 18 septiembre Responder

    Pues el brownie no es mi mayor pecado, básicamente porque la mayoría me parecen excesivamente dulces y empalagosos y cuando me pongo a hornear tiendo a otros dulces.
    Pero las fotos están que se salen de la pantalla con este chocolate tan negro e intenso. En cualquier caso, para mi tal cual con un café bien ristretto por favor!
    Besos y feliz semana,
    Palmira

  • Mon
    Escrito a las 22:21h, 18 septiembre Responder

    Otra #browniefan… pero con matices…Me gusta con café también, pero no me gusta el tema de que sea tan negro.. yo lo hago con choco con leche. También me como un trozo, y luego otro y otro…nada de ese ascetismo tuyo.. de preparar algo tan libidinoso y luego comer sólo un trocito. También me ha encantado la idea de sustituir la harina por harina de almendras. Lo pruebo en mi próximo brownie. Perfecto la fotografía y la decoración. Como me apetece a estas horas un trocito. Besos guapa!

  • Milagros Echenique
    Escrito a las 10:24h, 20 septiembre Responder

    Tremendo No se porqué he venido ahora tengo que hacerlo Voy a por un boli y papel

  • Juna
    Escrito a las 12:27h, 21 septiembre Responder

    Pura lujuria dulce, que barbaridad, yo quiero.
    Me ha enamorado, solo con mirarlo me atrapa su sabor a chocolate.
    Un beso, como siempre genial.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.