Laube Leal | Confidencias de una blogger: ¿los blogs han muerto? ¡Larga vida a las redes sociales!
blogging, blog, blogger, bloguero, redes sociales, facebook, contenidos, posts, escribir, confidencias, confesiones, RRSS
5866
post-template-default,single,single-post,postid-5866,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Confidencias de una blogger (III): ¿los blogs han muerto? ¡Larga vida a las redes sociales!

Confidencias de una blogger

Confidencias de una blogger (III): ¿los blogs han muerto? ¡Larga vida a las redes sociales!

 

¿Qué está sucediendo con los blogs…? ¿Realmente están muertos? ¿Moribundos, quizás? ¿Los hemos matado por abusar de ellos o es un parón pasajero para volver a coger aire? ¿Son las redes sociales las que han tomado el relevo de los blogs? Todo el mundo anda hablando sobre el declive de los blogs y es normal que pensemos así porque, en parte, está sucediendo y todos estamos colaborando en ello. Sí, sí. Todos. Tú y yo incluidos. ¿Quién iba a pensar hace seis o siete años que los blogs experimentarían tal bajón de seguidores y de comentarios? Pero, ¿realmente es así o estamos siendo engañados por un espejismo? Vayamos por parte.

Por un lado, seamos realistas. Lo queramos o no, todo lo que nace está abocado a morir. No sintamos pena y estemos pendientes de la evolución de los acontecimientos, mejor si participamos en ellos. Pensemos que los blogs surgieron como setas con las primeras lluvias y estaba cantado que no todos se mantendrían. ¿Cuántos blogs de cocina activos había hace diez años? Ser blogger requiere un esfuerzo y una dedicación que no todo el mundo está dispuesto a mantener en el tiempo con constancia, con cariño, con verdadero buen hacer y mejorando con el tiempo. Como todo en esta vida y como ley natural, solo sobreviven los más fuertes. Puede gustarnos o no, pero es así. No todos los blogs que nacen, perviven. ¿Ah, no? Pues no. ¿Y entonces, qué debemos hacer? ¿Conformarnos mientras nuestro blog se transforma en un zombi de la red? Pues tampoco. Debemos tomar nota, pensar, reciclarnos, aprender de los supervivientes airosos y adaptarnos, siempre desde una posición de humildad. La soberbia no lleva nunca a nada bueno. Todo el mundo tiene siempre algo que aportarnos.

Por otro lado, tenemos que ser sinceros con nosotros mismos. Muy poca poca gente lee las entradas de los blogs. No digo yo que haya que leer todo de todos. No, no… Recuerda lo que comenté en “Confidencias de una blogger (II): el blog me produce estrés”. Por ponerte en situación… ¿Cuántas veces te han preguntado si esa tarta cuya receta has publicado lleva harina de trigo cuando en el listado de ingredientes dejas perfectamente claro que lleva harina de almendras…? No sé a ti, pero a mí me subleva que me pregunten algo que viene reseñado de manera concisa en el post. Me encanta que me pregunten, pero no por lo que ya está escrito y no presenta dudas. Es que incluso hay quien me ha echado un rapapolvo y a una, que no es de piedra, le sale la vena agria en estampida. “¡Oye, tú, que una tarta sin harina no se puede hacer!” “Primero, mi tarta lleva harina de almendras o almendras molidas, que lo dice claramente; y segundo, ¿quién le ha dicho a usted que no se puede hacer una tarta sin harina?” Me atrevería a decir que algunas personas van a opinar sobre este artículo que escribo sin leerlo, aunque, seguramente esas personas no dejarán ningún comentario. Lo cierto es que soy afortunada porque tengo unos lectores habituales que son gente de diez. No te doro la píldora, querido lector. Digo lo que realmente siento y pienso.

Y si no leemos las entradas de los blogs, ni siquiera los pequeños posts de Facebook, ¿por qué los comentamos? A veces creo que estamos compelidos por fuerzas sobrenaturales que nos impulsan a responder a todo, sin pararnos absolutamente en nada. La inmediatez nos consume y es quizás lo que ha consumido a los blogs. Nos pasa a todos. Me pongo por delante y reconozco que, por ejemplo, no leo cada artículo que comparten mis amigos de Facebook y, sin embargo, me atrevo a comentarlos. No está bien hacer esto, porque los titulares no siempre reflejan lo que se dice en el cuerpo del artículo (de esto hablaremos otro día). ¿Por qué lo hacemos? Porque queremos aparecer a toda costa. Que se nos vea. “¡Oye, que te he comentado!” Vale, vale… Ya sé que tú no haces esas cosas. Pues yo sí lo he hecho y está mal, aunque, aviso, me estoy reeducando en estos temas. ¡Buena chica! ¿O no?

Siguiendo este argumento, si la mayor parte de las personas no es capaz de leer un pequeño post en Facebook, leer un tocho de artículo en un blog o web es un esfuerzo descomunal. Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Han muerto los blogs o lo que ha fenecido es la lectura? ¿Es Facebook el único lugar donde encontramos contenidos interesantes? Desde mi punto de vista, y aunque tengo la certeza de que la mayoría de las personas leen cada vez menos y lo hacen peor, los blogs están vivitos y coleando y seguirán dando guerra. Lo que ha muerto es la concepción de los blogs como único lugar para leer contenidos de Internet y Facebook es solo una herramienta más para compartir un contenido desarrollado en otra plataforma (Blogger, WordPress, Site123, Tumblr, etc.). Pero que quede claro: si tienes algo importante que decir, tienes que hacerlo a través de una web o de un blog. Si solo subes alguna foto de vez en cuando, compartes alguna noticia que crees interesante o citas a tus amigos para ir de cumpleaños, te bastará una cuenta de Facebook, Instagram o Twitter. ¿Nos hemos entendido? Ni los blogs han muerto, ni las redes sociales son la panacea (tampoco el demonio). Hay que abrir los ojos, pensar en lo que a cada cual le interesa y emplear las herramientas que se tienen a mano.

No podemos generalizarlo todo, porque todos no hacemos lo mismo. ¿Imaginan ustedes mis posts kilométricos en Facebook? ¿A que no? Si tú tienes un blog de Filosofía, tampoco es Facebook el lugar idóneo para desarrollar tus teorías. ¿Entonces…? Escribir en un blog o en una web es bueno, es saludable y es una manera práctica de desarrollar contenidos interesantes. Luego, compartirlos y llegar a más gente, es harina de otro costal y para eso están las redes sociales. Lo que está claro es que las cosas no son iguales que hace diez años, ni deben serlo. La tecnología avanza y nosotros debemos hacerlo con ella. Adaptarse o morir.

Así pues, si tienes un blog, de la temática que sea, no debes conformarte y verlo desfallecer. ¡Ponte las pilas, mejora tus contenidos y difúndelos de una forma eficiente! Si escribes recetas de cocina, mejora la manera de explicarlas y, sobre todo, mejora tus fotos. Si tu blog es de ciencia, ¡no puedes tener faltas de ortografía! ¿Que escribes poesía? Cambia la apariencia de tu blog y haz que invite a tus lectores a quedarse en él… Si tienes un blog con contenido estupendo, no creas que te bastará quedarte tal cual. Lo que te daba resultado hace cinco años ya no funciona. Repito: ¡renovarse o morir! Si quieres que te lean, que te conozcan, compren tus productos o servicios o te sigan, debes moverte con alegría. Haz las cosas mejor que hace un año, comparte tus artículos en las redes sociales oportunas que estén a tu alcance. A través de ellas obtenemos suscriptores a nuestros posts, la crême de la crême para quienes escribimos o creamos contenidos, porque los suscriptores se convierten en nuestros lectores habituales, un tesoro que, aunque sea pequeñito, debemos cuidar con muchísimo cariño.

Y tú, ¿qué? ¿Aún crees que tu blog es un zombi sin solución?

¡Hasta la próxima confidencia!

 

¡Únete a Laube Leal ya!
Súbete al carro y empieza a atraer la atención de tus lectores y clientes.

Haz clic en la imagen Suscríbete a Laube Lealy podrás acceder a textos muy sugestivos e imágenes preciosas y adecuadas para tu blog o local. Te contaré a ti, en secretito, trucos y consejos para que tu negocio sea más visible y atractivo. ¿A que es estupendo? ¡Pues hay más! Todo ello estará aderezado con pinceladas gastronómicas y mucho entretenimiento. ¡No te vas a aburrir!


Además, ¡sin spam! ¡Nada de nada! Yo lo detesto, así que solo te enviaré lo que me digas que te interesa. ¡Palabrita! 
48 Comments
  • Marhya
    Posted at 08:42h, 27 Abril Responder

    Estoy convencida de que los blogs no han muerto. Es más, estoy convencida de que los blogs tienen mejor salud que nunca. Pero también de que el lector interactúa con nosotros de modo diferente. Yo en unos días hará 10 años que comencé a escribir el blog y antes leía poca gente, se comentaba mucho y estando en un par de foros te valía para darte a conocer. Ahora me leen muchísimo más, me dejan poquísimos comentarios (pero pocos, pocos) y tengo que hacer más trabajo para darlo a conocer.
    Lo bueno; los trolls se divierten más en las redes sociales y no les apasiona tanto preguntar obviedades o decir tonterías en blogs.
    Lo malo: requiere más tiempo llegar a las personas a las que pueda interesarles, porque hay que usar diferentes caminos para hacer visible el trabajo.
    Hay contenidos que en las redes sociales se perderían, puedes publicar hoy una receta pero en unos días y varias recetas después, ¿cómo dar con ellos? Blogs y webs son necesarias. Tienen su público y creo que lo seguirán teniendo durante mucho tiempo. Luego hay otro público que solamente quiere leer titulares y ver fotos, y ahora pude hacerlo en redes sociales mucho más cómodamente. En ocasiones dará el paso de entrar a una web y en otra no. Pero es que tiene que haber público para todo.
    Y después de esta parrafada, imagina cuántos tweets hubiera tenido que escribir para comentar esto mismo en tweeter.
    Un beso.

    • Laube Leal
      Posted at 08:53h, 27 Abril Responder

      Completamente de acuerdo, María. Coincidimos en el fondo y en la forma.

      Creo que pensamos de esa manera por la experiencia que tenemos y porque nos hemos parado a profundizar en los movimientos de la gente sin tanto prejuicio. Además, somos mujeres flexibles y nos desenvolvemos bien nadando incluso en aguas con tiburones.

      Como decía mi abuela “hay pa’tó en la viña del señor”.

      Gracias, María. Siempre hablas con mucho sentido común.

      Besitossssssssssss

  • Marhya
    Posted at 08:43h, 27 Abril Responder

    Y perdón por un par de faltas, como twitter que no he escrito bien.

  • Victoria Casas
    Posted at 09:04h, 27 Abril Responder

    Si, sigo pensando que los blogs tienden a la extinción. Cada vez leemos mas titulares cortos donde en un par de frases respondan a nuestras dudas o nos den la noticia de manera sencilla y muy concreta. Vivimos en un mundo con prisas donde casi siempre queremos las cosas ¡Ya! y el que no quiere eso, pues de decanta por un libro. Las redes sociales te dan respuestas rápidas y casi instantáneas a dudas y preguntas sobre el tema que esté en cuestión y encima te alerta y te llega al móvil. Los blog en muchas ocasiones y por supuesto hablo solo desde mi punto de vista, son largos y tediosos para llegar por ejemplo a una receta. Si yo busco una receta de chocolate, no necesito que el autor me cuente su vida, su niñez, la relación con su abuela durante 30 cm, de lectura para luego darme la receta. Me obliga a leerla, pensando que igual me va a proporcionar alguna clave para que la comida salga bien, pero normalmente no es así, me encuentro que me cuenta su vida. ¿no sería mejor un blog con una autobiografía que denominarlo blog de cocina?
    Con total sinceridad, yo uso el blog como cuaderno de notas, me sirve para guardar las recetas y tenerlas a mano, en vez de llenar la casa de libretas y hojas sueltas llenas de apuntes.
    No suelo leer un blog, yo voy a google y en el buscador pongo lo que quiero y una vez me responde sus sugerencias discrimino por la credibilidad que tienen los blog que me sugiere Y esa credibilidad se la han ganado a pulso porque sus recetas son fáciles de leer, están bien explicadas, sus fotos me muestran un producto que es el que busco y tienen una letra sencilla de leer.
    ¡Soy demasiado práctica, y siempre llevo prisa! Buen día a todas.

    • Laube Leal
      Posted at 09:15h, 27 Abril Responder

      ¿Y cuando no buscas una receta sino entender un proceso?

      Por un lado, yo creo que tu comentario se centra exclusivamente en los blogs de cocina y en ese sentido no puedo más que darte la razón. Sin embargo, yo hablaba de blogs en sentido amplio, de cualquier temática. Desde mi punto de vista, no podemos generalizar y aplicar ese sentido práctico del que hablas en todo y a todo, puesto que cada necesidad requiere una respuesta distinta.

      Por otro lado, ¿crees realmente que no es la prisa lo que deberíamos intentar tener bajo control? Yo creo que es la prisa el problema. Nuestro estilo de vida es excesivamente inmediato. A mí personalmente me parece que nos priva del disfrute de las cosas.

      Por último, casi estoy completamente segura que quien no lee un post de 30 cm de largo (nunca s eme habría ocurrirlo medirlo en longitud), menos va a leer un libro. Quien no lee una cosa, tampoco lee otra. Eso es algo que he observado y se cumple en el 99% de los casos.

      ¡Muchas gracias por tu punto de vista, Victoria! El debate siempre es estimulante, especialmente para aquellos a quienes nos gusta pensar, aprender y leer.

      Muaccccccccccccccccccccccc

  • Marhya
    Posted at 09:05h, 27 Abril Responder

    Se me ha olvidado comentar algo que en particular he observado en los blogs de cocina, a ver si es cosa mía o tú también lo has notado. Hubo un tiempo no hace mucho en que crecieron como setas blogs preciosos llenos de fotografías aún más preciosas de recetas horrendas. Con cantidades imposibles y recetas muy tontas. Algunos podían ser el escaparate de fotógrafos para darse a conocer, otros supongo que de buenos fotógrafos sin gusto por la cocina que fotografiaban platos familiares pero no se molestaban en pedir al cocinero las cantidades o no lo anotaban bien o lo escribían mal. Queriendo o sin querer. Creo que estas personas si que habrán notado un bajón en sus blogs, porque yo misma seguía un par de ellos sabiendo que nunca podría hacer sus recetas solamente porque las fotografías me parecían bonitas. Ahora puedes seguirles en instagram o en otras redes, si lo único que te interesa de ellos son las fotos. Sin embargo los blogs con fotografías hermosas que también ofrecían buenas recetas, seguirán teniendo público y lo incrementarán.
    Ya no me enrollo más.
    Ciao.

    • Laube Leal
      Posted at 09:25h, 27 Abril Responder

      Yo también he reflexionado sobre ello, María.

      Hay recetas maravillosas que son muy malas de fotografiar. Te lo digo porque mira que intento encontrar el lado estético a algunas y no hay manera. Creo que es la razón que, a la inversa, explica lo que tú comentas. Hay personas que solo ponen recetas tontas, malas o repetidas porque son lindas de fotografiar. Dígase 4 hojas de rúcula, 2 aceitunas negras y unos taquitos de queso azul. Estas “recetas” son bellísimas y muy fotogénicas, pero, ¿son recetas? Para mí puede serlo la primera vez que la haces, pero la décimoquinta me parece ya una tomadura de pelo. Mejor abrir un blog de fotografía de vegetales, ¿verdad?

      Cuando comencé con Laube Leal, muchas personas me insistieron en que Sano y de rechupete quedase fuera. “No tiene nada que ver con los servicios que ofreces”. Me negué en redondo. Por un lado, por pura emoción (soy consciente de ello). ¿Cómo iba a dejar atrás el blog que me había abierto las puertas a internet, que me había devuelto el gusanillo de escribir y del gusto por la fotografía? Sano y de rechupete habría de venir conmigo allá donde fuera. No obstante, he tenido que adaptarlo al sitio donde está. Ya no es únicamente un blog de recetas, es mi portfolio, el lugar donde muestro lo que hago: escribir y fotografiar. Ha tenido que hacerse más plástico y fluir con el resto de mis contenidos. A veces es complicado hacer que se doble para encajar donde yo quiero, pero, oye, ¿quién ha dicho que la vida es fácil? Quizás algún día tenga que sacarlo y dejarlo revolotear por su cuenta, pero aún no es el momento.

      Nos leemos el pensamiento en nuestras reflexiones, María…

  • ivan alonso
    Posted at 09:10h, 27 Abril Responder

    Hola Buenos dias…Pues ciertamente, y como siempre hay mucho de verdad en tu post de hoy…Hace casi 7 años, cuando empece en esta andadura, lo hice por tener las recetas unificadas en un solo sitio y poder consultar y difundir lo que sabia de tantos años de cocinillas…y esta mal que yo lo diga, pero como he mejorado!!jajaja!!Bueno, ahora en serio. No creo que los blogs hayan muerto ni mucho menos, lo que pasa es que las RRSS se han convertido en un hilo conductor de seguimiento. En mi caso por ejemplo he notado que me suben los seguidores en mi pagina de FBK y, sin embargo, no se ha movido el contador de lectores en blogguer….Pero las visitas se han disparado. ¿conclusión?Las RRSS son necesarias para que el blog no muera. Es mas, he hecho el experimento: Publico una receta en el blog, y en unos dias tiene 10 o 15 lecturas/visitas. Pues solo con compartir el post en distintos grupos de FBK….el trafico sube como la espuma!!!!Asi que ya no me obsesiona los seguidores de blogguer,sino compartir en los grupos adecuados mis post.¿te pasa algo parecido a ti?

    • Laube Leal
      Posted at 09:42h, 27 Abril Responder

      Efectivamente, las RRSS dotan de lectores a los blogs. Hay quienes entran, miran y salen con la misma y hay quienes sienten una vinculación con el contenido o con al forma y se quedan a vivir. Todo depende de la relación entre el público y el blog. Nada dura para siempre, sino que es algo fluido y vivo. Lo que hoy me gusta, puede que mañana me desquicie. También puede suceder que el blog cambie sus contenidos y ya no me interesen. Todo está muy vivo y todo se mueve, por lo que no es fácil encontrar que tienes el mismo público hoy que hace 5 años. ¡Ni que hace uno!

      Antes observaba el número de visitas. Nunca he estado muy obsesionada, pero las miraba. Ahora, sinceramente, me importan un pito. No quiero visitas, quiero lectores, personas interesadas en lo que cuento y que, de vez en cuando, me digan: “Laura, me gustaría que hablases de esto y no tanto de aquello”. Quiero una relación personal con las personas que me siguen, me leen y tienen confianza en mí. Quiero que esas personas disfruten con mi trabajo, que lo compartan si creen que a otros puede interesar, que puedan aprender algo que no supieran ya o que me aporten conocimiento a mí con sus propias reflexiones.

      Sé que es puede parecer naïve lo que digo, pero es la razón por la que hay personas que confían en mí y me siguen. No dejo de hacer lo que quiero y quieren mis lectores y la presión por ganar dinero no es la que influye en mis contenidos. Los ingresos pueden venir en mayor o menos grado, más tarde o más pronto, pero quienes me leen, sean más o menos, saben que no miento, que no transijo con determinadas cosas y que pueden confiar en mí. ¿Hay algo más valioso?

      Por último, puedo decirte que los grupos de Fbk me aburren sobremanera. Estoy en algunos, pero me voy saliendo de la mayoría. Sé que ayudan a que se vea lo que se publica en el blog, pero ver repetido el mismo post en 15 grupos… Me pongo de los nervios. Me producen una contradicción que no puedo evitar. Normalmente gana mi rabia y me salgo de los grupos. Los entiendo, pero me enojan.

      Gracias por tu aportación, Iván.

      Besitosssssssssss

  • Esther Lidia Rodríguez Déniz
    Posted at 09:39h, 27 Abril Responder

    Aquí te dejo mi humilde opinión.

    Leemos un post largo si está bien escrito. Es más, podemos ¡hasta releerlo! y guardarlo. Dejamos a medias sin remordimientos los que a mitad de la lectura ya no sabemos por dónde íbamos.

    Es posible que los blogs o Webs personales o de no profesionales estén decayendo, es posible que hayan disminuido el número de suscriptores y comentarios, pero ¿a que aquella ristra de comentarios tipo “qué rico”, “me comería un trozo”,… no aportaban nada?,

    Y también creo que no se puede tener el ego tan grande como para pensar que lo que uno hace es lo más maravilloso del mundo. Las expectativas que algunas personas tienen con respecto a lo que hacen o publican a veces están muy por encima de la que tiene el común de los mortales.

    Yo particularmente quiero reducir el uso de redes tipo Facebook porque siento que me roban todo el tiempo del que dispongo para lecturas o contenidos que me ayuden a crecer, que los busque yo porque tengo curiosidad o inquietud, no que Facebook te dirija de uno a otro contenido como si fuéramos pelotas. Y quiero ser seguidora o suscriptora de blogs con contenidos que te aporten algo.

    Quiero mantener mi blog, por supuesto mejorando cada día todo lo que pueda, pero hacerlo por mí, porque es un reto, porque tener ese contenido allí me ayuda a organizarme con un hobby que forma parte de mi vida, Los seguidores y lectores vendrán si el contenido les aporta algo y dirán algo o no, pero que lo hagan si tienen algo que decir. Y mis amigos y amigas de la vida real me dirán que les encantó aunque yo sepa que en la vida se van a poner a hacer una receta de repostería…

    Un abrazo Laura, ¿Te dije que me encanta tu post?

    • Laube Leal
      Posted at 10:09h, 27 Abril Responder

      jajajajajajajaja Cuando alguien para el reloj de sus tareas personales y laborales para escribir en un post es porque tiene algo que decir. A estas alturas de nuestras vidas, hacerlo no tiene sentido. Así que, sí, sé que te ha gustado o, al menos, has sacado algo de él, que es lo realmente importante.

      Yo pienso como tú. Los blogs (especialmente si son hobbies) suelen ser lugares que deben condensar lo que somos, nuestros anhelos, nuestra diversión y nuestra devoción hacia aquello que en él mostramos. Si además nos proponemos el reto de ir aumentando la calidad de lo que cocinamos, escribimos, fotografiamos, construimos, creamos, dibujamos… ¡Muchísimo mejor! Dejará de ser un simple blog para convertirse en un alegato de lo que se cuece en nuestra mente y de cómo nos implicamos con las cosas que nos afectan.

      Fíjate que cuando observo un blog, a menudo, veo muchas señas de identidad de la persona. Veo a la persona con mente estructurada y analítica; al artista; al soñador; al aventurero; al que ansía aprender y al que cree que ya lo sabe todo. Muchas vidas se reflejan en un blog, aunque no siempre somos conscientes de ello e incluso las ocultamos con subterfugios y medias verdades.

      Es cierto que cuando tienes un blog como hobby, lo importante no debería ser ni el número de visitas, ni de comentarios, sino de cómo te hace sentir a ti. Todos queremos, no obstante, ser leídos. Si el blog fuera una mera agenda de recetas no la harías pública, sino que bastaría un blog privado o una cuenta en Evernote. Nos engañamos cuando decimos esto. Los seres humanos somos seres gregarios, nos gusta tener la compañía (incluso virtual) de otros seres humanos, necesitamos cierto grado de aprobación y el contacto de otras personas. No escribimos un blog para nosotros mismos. Escribimos para llegar a otros, por unas u otras razones. Ello nos define como seres humanos.

      Es cierto también que a menudo nos vemos más grandes de lo que realmente somos. Es bueno bajar de la nube al suelo. Mientras más firmemente pisemos, más objetivos seremos con nosotros mismos, lo que nos hará ser mejores personas y mejores profesionales. De poco vale engañarse. El espejo refleja lo que refleja y nuestro público se dará cuenta rápidamente si somos algo más que humo. Reitero que un blog es, a menudo, un reflejo de nosotros, más de lo que querríamos aceptar.

      Muchas gracias por tu aportación, Esther. Comentarios como todos los vertidos hasta ahora son los que me ayudan a mí y seguramente a todos quienes los lean. ¡Bienvenidos sean todos!

      Muacccccccccc

  • Victoria
    Posted at 12:28h, 27 Abril Responder

    Quizás es que para mí el papel aún sigue teniendo algo mágico, reconfortante y especial. Leer un libro poco o nada se parece a leer en un pc o una tablet.

    • Laube Leal
      Posted at 13:11h, 27 Abril Responder

      Yo no soy nada romántica con eso. Me gusta leer donde quiera que esté un buen texto. De hecho, salvo situaciones excepcionales (fotografía, cocina, etc.), solo compro libros electrónicos. ¡Con mi reader a todas partes! La tablet me encanta para leer todo lo que sea online. Me parece muy cómoda y me permite llegar a todo lo que no está en libros o cuando quiero hacerlo más rápidamente.

      Todo, Victoria, es cuestión de opciones. Nada es bueno o malo per se. Todo depende de lo que cada uno necesite o de lo que guste.

      🙂

  • El Oso con Botas
    Posted at 13:28h, 27 Abril Responder

    Es un tema que nos puede hacer pensar mucho… ¡y decir mucho! Creo que hay blogs de todo y para todos. Los hay malos, mediocres, buenos, muy buenos y los indispensables -algo así como decía Bertolt Brecht- . Otro tanto sucede con el público que los visita… ¡o nos visita!

    Internet está en constante cambio, es responsable de la era de la inmediatez que vivimos, y eso se refleja en todo. Los blogs son instrumentos de comunicación, pero detrás hay alguien que también evoluciona o al menos debería hacerlo -sobre todo en sus formas de transmitir-. Creo que es ahí donde reside el cambio, que no significa muerte y, que por otro lado podría serlo si no estamos dispuestos a afrontar ese cambio…

    • Laube Leal
      Posted at 16:59h, 27 Abril Responder

      Y en la variedad de opiniones hallaremos, sin duda, el equilibrio.

      Has dicho algo muy importante, Raúl: el público que nos visita… Creo que es casi más importante que nosotros mismos. Es algo así como decir “dime con quién andas y te diré quién eres”, pero aplicado al mundo virtual. Los lectores nos definen casi más que nuestros propios contenidos. Yo me siento muy agradecida por tener a gente increíble entre mis lectores, con la cabeza muy bien amueblada y buenos corazones. De verdad que creo que soy muy afortunada justamente por eso.

      Y sí, no hay muerte, hay evolución, hacia un lado o hacia otro.

      Gracias, chiquillo.

      Muquissssssssssssssss

  • Marc Llambías
    Posted at 13:29h, 27 Abril Responder

    Estoy completamente de acuerdo, añadiría algo mas.
    Además de ser vagos en la lectura, y primamos la facilidad de los titulares o de las fotos, muchos somos malos escribiendo, sea por vergüenza en ortografía o simplemente por no saber expresarnos. Y nos ha llevado al suicidio bloguero.

    • Laube Leal
      Posted at 17:00h, 27 Abril Responder

      A escribir, querido mío, se aprende leyendo día y noche. No hay más secreto. Eso sí, hay que leer mucho a gente que escribe bien, porque si leemos a Belén Esteban, como que no sirve de mucho. 😉

  • meredes
    Posted at 13:33h, 27 Abril Responder

    Hola preciosa.
    No solo me he leído el articulo entero, lo he hecho dos veces jaja, me ha encantado y me ha hecho reflexionar.
    En lo que has comentado que ponen ¨me gusta¨en la redes sociales seguido de algún comentario y luego no visitan el blog, la verdad y por mi experiencia personal es que cuando entras en alguna de las redes sociales y echas un vistazo rápido, ves lo que te gusta, lo comentas, pero muchas veces por falta de tiempo o por despiste, olvidas donde has visto esto o aquello.
    Por otro lado decirte que no creo que los blogs estén muertos o agonizantes, no los realmente buenos, los que tienen calidad de contenido.
    Los que sí están moribundos son los que como el mío, están hechos por gente de andar por casa, ahí lo único que podemos dar es nuestra experiencia pero sin formación. Muchas cosas no las entiendo y no las entenderé nunca, cómo algunos realmente flojos tienen un séquito enorme y otros que a mi me encantan, se comen los moc…Será que no tengo gusto.
    Para mi el mío es un hobby, publico pero hobby,con una relación amor odio que ya he comprendido y es que no estoy dispuesta a ser la esclava del blog por tener más visitas o seguidores, no gano nada, aunque me han ofrecido pagarme por alguna que otra entrada, siempre he dicho que no.
    Para mi las redes sociales son un quebradero de cabeza o no sé llevar las cosas como toca, por el momento no voy a compartir en ningún grupo, me agobia muchísimo, estoy en muchos porque me han metido y claro, ahí entra mi ¨me sabe mal¨.
    Decirte que estoy orgullosa del mio, no por nada, empecé sin saber lo que era un teclado no haber hecho una foto, soy autodidacta y por puro espíritu de superación, creo que he ido mejorando día a día, las visitas no me preocupan, hubo un momento en que si, además sé que hay gente no publica que hace mis recetas (¿te lo puedes creer?).
    Hay mucha gente que va de sabelotodo y de súper, me he encontrado algunos, demasiados o que presumen de su buen hacer, eso me echa para atrás, lo siento.
    Para terminar que me he desviado del tema, creo que al final sobrevivirán los de calidad, los que tengan algo que decir, los que no sean monótonos, pero lo cierto es que para gustos los colores, esto es una jungla en la que no estoy dispuesta aluchar y ya me despido con un besazo y dándote las gracias por estos artículos tan cabalísticos.
    Y siento si me he predído.

    • Laube Leal
      Posted at 17:04h, 27 Abril Responder

      Querida Mercedes, tú tienes una sensibilidad especial que deberías explotar mucho más. Eres una mujer con un corazón que se oye latir a km y eso que yo estoy muy lejos.

      No te disculpes por no querer leer a algunas personas que parece que hay que seguir. Cada persona es un mundo y siente interés por unos temas y no por otros. Tampoco te disculpes por no querer ser esclava de las publicaciones. A esto hay que aprender, pues, como bien dices, en caso contrario, dejamos de disfrutar.

      Si el blog es tu hobby, que nadie te lo jorobe. ¡Nadie! Tú eres la única dueña y señora.

      • Laube Leal
        Posted at 17:13h, 27 Abril Responder

        Por cierto, es cierto eso que dices que hay blogs buenísimos y que se comen los mocos, mientras otros, mucho más mediocres tienen muchas visitas. ¿Más visitas supone que son mejores? Yo lo dudo. Busquemos en el tipo de público en algunos de esos blogs y tendremos la respuesta. 😉

  • meredes
    Posted at 13:47h, 27 Abril Responder

    Y respecto a lo que no leen los posts, eso es verdad de la buen, hay gente que comenta cosas que no viene al caso, suelen ser bloggers que te visitan para que les devuelvas la visita, la gente normal creo que entran, si les gusta lo leen y si no se van.
    Perdona es que con tanta información se ha olvidado esto que tenía en la cabeza jaja.
    Un beso

    • Laube Leal
      Posted at 17:06h, 27 Abril Responder

      Justamente fue una de las cosas que antes me hizo reflexionar sobre este mundillo. ¡Qué agobio, por favor! Una vez te liberas de esta “obligación”, una descansa.

      • meredes
        Posted at 11:06h, 28 Abril Responder

        Muchas gracias por tus bonitas palabras, eres un sol.
        Disfruta del fin de semana largo.
        Un besote

  • Eniko Ostafi
    Posted at 14:15h, 27 Abril Responder

    ¡Seeh! o ¡Yeahh! No lo habría dicho mejor.
    Hola Laura!
    Tengo una entrada, en el que trabajo desde hace tiempo, que trata de una tema muy parecida. Pero creo que no verá la luz, porque soy una pésima escritora.
    Pero si, pienso que el mundo blogger ha cambiado su estado de viviente a zombi.
    Yo llevo la mitad de tu vida blogguera y pero si veo las misma cosas. Y no me gustan.
    He hecho pausas, para pensar, e intento mejorar, pero me queda mucho camino. Pero, eso si, yo también estoy saneandome. Ya no hago las cosas que a mi no me gustaría que me lo hagan. Leo atentamente, siempre, lo que me interesa. No me agobio. No llego a todo? Ya llegaré mañana si realmente era algo que me interesaba. Si no,… Mañana aparecerán otras tantas publicaciones de donde elegir.
    Hace dos años quería lanzarme en el canal YouTube, y he llegado a hacerlo hace un par de días, apenas. Tengo un video, que necesita tantas mejoras, que si no fuera la ilusión grande… no lo habría subido. Por esto si no llega a ser visionado, no me enfadarme, se que tengo que mejorar.
    Ves, Laurita, hay quien entiende, y lo intenta. Pero creo que, sinceramente, el éxito depende mucho de los leyentes.
    Un beso grande. Que bien lo has dicho hoy las cosas como están..
    Eni

    • Laube Leal
      Posted at 17:16h, 27 Abril Responder

      En primer lugar, ¿cómo no me has dicho lo del canal de Youtube? ¡Eres osada, Eniko! Pásame el enlace o te busco yo misma.

      En segundo lugar, a mí me parece que eres muy valiente y que lo haces muy bien. No has nacido con el castellano como lengua propia y, sin embargo, lo escribes muy bien. Mejor que muchos españoles de nacimiento. Si fuera tú, me sentiría muy orgullosa. Expresarse con total concreción es cuestión de práctica. Tú sigue como vas, porque a mí me parece que te expresas bien y, sobre todo, eres sincera. Yo eso lo valoro mucho. No es usual en este país.

      Muaccccccccccccccccccccccccccccccc

  • Ana
    Posted at 14:52h, 27 Abril Responder

    Qué interesante Laura el tema! Pues la verdad es que este mundo de internet y las redes va evolucionando y muy rápido. Y solo nos queda adaptarnos a esos cambios. Yo el mío lo tengo bastante dormido, aunque estoy deseando acabar una etapa de mi vida con demasiadas cosas para poder invertir tiempo en el blog, pero sobre todo por poder tener tiempo de cocinar, descubrir nuevas recetas y ya de paso mejorar el blog. Pero necesito tiempo que ahora mismo no tengo y hacerlo disfrutándolo y no con estres por obligarme a publicar.
    Yo he sido lectora de blogs desde hace años, del tuyo desde hace mucho, hoy en día sigo unos cuántos porque a todo no puedo estar. Me he quedado con los que para mi elaboran una buena receta y la puedes reproducir con las indicaciones. La estética cuenta y la forma de redactar también. De todos modos, creo que vamos tan deprisa con todo y hay tal cantidad de información que no podemos digerirla, así que hay que seleccionar. Y no sé si nos estamos volviendo esclavos de las redes, porque tener que publicar todos los días cosas en blog, diferentes redes, etc,,, para ser visible, casi es como un castigo…que todos hemos alimentado claro.
    Quizás en mi nueva etapa me centre en el blog, y algo en las redes, pero dando más importancia al blog. Igual no soy tan visible, pero hago lo que quiero.
    Esto da para muchas charlas….
    Todo lo he dicho desde el punto de vista de blogs de cocina que es el ámbito que más conozco.
    Besotes!

    • Laube Leal
      Posted at 17:19h, 27 Abril Responder

      ¡Un castigo! Lo has definido perfectamente, Ana. A veces es como un castigo, un martirio.

      ¿Sabes…? Estoy haciendo una especie de cura de desintoxicación de las redes sociales en cuanto a mi perfil personal. En las páginas publico porque tengo que hacerlo. Mi trabajo lo requiere y lo hago, pero voy espaciando mis publicaciones personales e intentar estar en todas partes. Fbk empieza a aburrirme soberanamente y quiero ponerle remedio. Estoy dedicando más tiempo a mi trabajo propiamente dicho, a estudiar y a escribir. Veremos cómo termina todo y si soy capaz de llegar a buen puerto.

      Una charla que seguiremos con un cafecito. ¿Cuándo vuelves? 🙂

      Besitossssssssss

      • Ana
        Posted at 15:30h, 28 Abril Responder

        Querida ya no viajo, cambié de trabajo, pero deseando un café contigo y charlar mucho mucho. No se, en cualquier momento aquí o allí…
        Me parece muy bien ese desenganche si es lo que tu quieres. Yo a veces me siento enganchada y que me hacer perder mucho tiempo. Aunque me sirva también para cosas buenas como conocer y estar en contacto con gente como tú. En fin….besotes grandes

        • Laube Leal
          Posted at 10:01h, 04 Mayo Responder

          Ohhhhhhhhh, ¡qué pena! ¿O no? Yo sé que estabas cansadita de tanto viaje. Tienes que contarme cuando tengas un ratito.

          Y sí, por suerte, estos medios nos ayudan a conocer a gente que merece la pena. ¡No nos habríamos conocido de otra forma, Ana!

          Besitosssssss

  • Natalia
    Posted at 15:43h, 27 Abril Responder

    Debo ser consciente que no leo todo muchas veces, pero lo intento en la gran mayoría… apenas vi el nombre de tu entrada no pude resistirme a venir Laura y es que todo lo que dices es tan cierto, tristemente creo que la lectura ha decrecido montones, en mi caso por lo menos confieso que debería leer más libros, pero también confieso que con el blog me mantengo lucida y algo en forma en cuanto a lectura y redacción, con la lectura de muchas entradas a quienes visito y por supuesto plataformas de noticias y demás cosas de interés. En cuanto a los blogs, creo que es importante el enfoque e intereses que uno tiene cuando crea un blog, que con el tiempo hay que estar a alertas a mejorar y en muchos casos se ve esa evolución, porque siempre debemos estar intentado evolucionar y para ello están otros blogs que nos enseñan a mejorar, y en eso concuerdo contigo, no debemos ser prepotentes, al contrario dar y recibir, compartir y aprender de otros.
    Muchas personas al entrar y ver párrafos largos generalmente los saltan, me da risa nerviosa y bastante descontento con ese ejemplo que pones de personas con un blog de cocina (como en mi caso) que entran a comentar solo por comentar, que se nota que no leen nada, ni siquiera el apartado de ingredientes y preguntan por algo que esta allí de mil formas explicado… y a una también se le salta la vena!!!.
    Pero es verdad también que hemos caído en un mundo autómata donde por reflejo muchas veces tecleamos cosas que ni siquiera cavilamos, acá me acuerdo de algún ensayo que hice acerca de la sociedad teledirigida y muchos apartados de la resistencia de Sabato. Y creo que debemos hacer parte de la resistencia a no morir, a intentar persistir, resistir y cultivar a esas personas que llegan a nosotros, Pero también debemos ser como camaleones en el buen sentido de la palabra, adaptarnos a los cambios, intentando siempre mejorar en todos los sentidos, con alegría que este trabajo no es sencillo. Se trata de ser constantes, de enriquecer tus entradas desde lo que quieras ofrecer en lo que haces, calidad en fotos con respeto y honestidad por supuesto dando los créditos a quienes se lo merecen; resulta un trabajo complejo que para quienes no tienen blog y no saben de ello (que en mi entorno cercano casi nadie tiene blog, en Colombia tristemente no es tan común, pero este ha sido la manera de mantenerme activa, e incluso de cultivar una pasión que descubrí con el cambio de país, en mi caso es la manera de aprender de muchas cocinas del mundo, de compartir, de dar un granito de mí). Generalmente esas personas no valoran todo el trabajo que un blog interesante tiene detrás de cada entrada. Ante todo, si lo hacemos primero es porque nos gusta, por que nos apasiona (eso es creo que lo más importante) otra cosa es compartirlo y darlo a conocer, otra cosa es visitar y atraer personas porque todo es una cadena, un ciclo, no se puede pretender hacer un blog y hacer entradas por montones sin uno ir a visitar y que con el tiempo esos leyentes se tornan tan habituales y tan queridos que hacen parte de tu pequeño grupo de red, que así estés a miles de kilómetros de distancia son redes que se van tejiendo y que debemos cuidar. Y otro punto al tener un blog es la premisa de que si lo tenemos es porque hay amor y cariño detrás de ello y sobre todo gusto y de nuevo pasión… porque a la gran mayoría esto lo hacemos por el mero placer de compartir, ya que no se recibe dinero… Pero de cuestiones monetarias hablamos luego. Y aunque me fascinaría llegar siempre a leerte, e incluso también mejorar en plataformas nuevas e incursionar también en redes como youtube, se necesitan herramientas para ello, lo importante es con lo que se tiene siempre dar lo mejor de sí, trabajar constante y disfrutar sin duda. . Muchas gracias por esta entrada y por las reflexiones que nos pones para que vayamos más allá…

    • Laube Leal
      Posted at 17:33h, 27 Abril Responder

      Natalia, tu frase final es justamente la que más me motiva. Me gusta generar debate, porque aprendo mucho de cada cosa que se dice. Igual que tú reflexionas sobre mis palabras, yo lo hago sobre las tuyas. Es como una retroalimentación. ¡¡¡Gracias!!!!

      Me gusta cuando dices que el blog te ayuda a mantenerte lúcida. Es muy bonito todo lo que ello conlleva, porque no es solo una pura cuestión de mantenimiento de la capacidad de lectura y comprensión. Nos ayuda a ser más organizadas, a intentar evolucionar para mejorar. Nos enseña a respetar las opiniones de los demás, a apreciar el valor de un comentario hecho con honestidad y a fomentar las relaciones saludables con otras personas. Como bien dices tú también, tener un blog te ha hecho valorar la manera de cocinar en otras partes del mundo. ¿No es eso todo un logro?

      Es muy cierto el gran trabajo que hay detrás de un blog, sobre todo cuando se hace con cariño, se pone esfuerzo y se intenta hacer mejor día tras día. No publicar por publicar, sino hacerlo en la medida en que se aporta algo al conjunto.

      Gracias a ti por tus comentarios. Siempre eres amable, reflexiva y me propones muchas cosas sobre las que pensar.

      Besitos, Nati.

  • Carmen
    Posted at 16:14h, 27 Abril Responder

    Yo el único blog q sigo es el tuyo jijiji…. pero es que me encanta como te explicas con la palabra escrita 😉
    Quizás no siga a más porq la gran mayoría me aburren y prefiero coger un libro .
    Sobre lo de comentar …. confieso q soy un poco perra para escribir y encima no se me da nada bien
    Pero adoro que haya mucha gente como tú esforzándose en hacerlo cada día mejor

    • Laube Leal
      Posted at 17:35h, 27 Abril Responder

      Tú es que me quieres mucho, Carmen. ¡Como yo a ti! Creo que somos de las más viejas por estos lares. Oye, viejas en las redes, ehhh.

      Los libros nos aportan mucho, pero yo estoy segura de que hay muchos blogs superinteresantes para ti, para mí, para cualquiera. Todo depende de lo que nos guste o de lo que estemos dispuestas a aprender.

      ¿Recuerdas mi paté de setas? jajajajaja Bueno, sí, es verdad: ¡tu paté de setas!

      Muacccccccccccccccccccccccccccccccccc

  • La Cocinera de Bétulo
    Posted at 16:25h, 27 Abril Responder

    Totalmente de acuerdo en todo lo que dices. Hay que renovarse, intentar atraer a los lectores, que dicho sea de paso, cada vez se lee menos.
    Asombrada me quedo cuando alguien te comenta, por ejemplo, “qué rica esta merluza” y te quedas flipando, incluso vuelves a leer el post por si la has puesto por error en algún sitio, pero no, sigue siendo rape, o lo que sea.
    Besos.

    • Laube Leal
      Posted at 17:37h, 27 Abril Responder

      Me he partido de risa con lo de la merluza. jajajajajajajaja Es totalmente cierto. No sé a ti, pero a mí me saca de quicio. Es preferible casi que no comentes a decir eso. Buffff….

      Gracias, reina.

      Besitossssssssss

  • Laura Selene
    Posted at 20:01h, 27 Abril Responder

    No sabría contestarte si los blogs han muerto o están en vía de extinción. Lo cierto es que mi primer blog lo abrí hace 12 años y cuando comentabas a amigos que tenías un blog la gran mayoría no sabían ni de que hablabas, ahora en algunas tertulias tanto en medios de comunicación como en reuniones puedes oír “si esa chic@s es bloguera” como si de un oficio se tratara o por ello esa persona fuera más importante (a mi personalmente me hace gracia).
    Claro antes estaban los blogs, los foros y hotmail, ahora hay tantas aplicaciones dónde te puedes explayar de forma rápida que la gente va a lo más fácil para estar presente en todas las plataformas, siempre es más ameno leer un tweet que un post de un blog con lo cual si los comentarios y seguidores han decaído en esas plataformas.
    Pero blogs hay muchos y a mi personalmente me siguen gustando, si un post me engancha al principio acostumbro a leerlo hasta el final y si el blog es de cocina y el escritor me cuenta una historia vivida o inventada que me cautiva igual me entra más ganas de elaborar la receta. En cuanto a comentar una receta, creo que te lo he comentado en varias ocasiones, es complicado ir más allá de un “oh que rico….”.
    Si quieres dialogo en tu blog tienes que escribir sobre temas de actualidad o crear polémicas, aquí el morbo es lo que vende.
    Sea como sea el blog tiene que ser un pasatiempo (al menos que sea tu medio de vida) y no obsesionarse con llegar a todo. En el metro hay más gente mirando el móvil que leyendo un libro, en el trabajo veo compañeros llevarse el teléfono al lavabo para consultar sus redes, somos esclavos !!
    Para concluir porque veo que me desvío del tema, solo decirte que no tan solo soy de las locas que leen los posts (si me enganchan como los tuyos) hasta el final por muy largo que sea, sino que acostumbró a leer los comentarios también.
    Un beso guapa.
    P.D. : Igual vuelvo, jajjajajaj !!

    • Laube Leal
      Posted at 08:45h, 28 Abril Responder

      Siempre serás bienvenida, Laura.

      Fíjate que yo tengo la impresión de justamente lo contrario con el asunto de la consideración de los blogueros. Quizás ahí sea “lo más” ser un blogger, pero, aquí, como si no existieses. Que hay un evento gastronómico, salvo en algún caso puntual, nadie cuenta con los blogueros de cocina. ¡Nadie! Por lo que yo he observado, excepto en el ámbito muy privado, entre amigos o compañeros de trabajo, nadie se acuerda de nosotros. También tengo la impresión de que se menosprecia al bloguero, pero eso daría para una tertulia y no viene al caso ahora.

      Tu comportamiento frente a los blogs es como el mío: si algo te gusta, sigues leyendo. Normal. No me veo leyendo algo sin miga o que no me aporta nada. ¡Con la falta de tiempo que sufrimos todos! Y tienes razón cuando dices que no debemos obsesionarnos con llegar a todo y a todos. Yo estoy reeducándome con este tema. Si no puedo, no puedo. No puedo dibujarle más horas al reloj.

      Te puedo garantizar que hoy por hoy sigo siendo una gran lectora de libros en general y de artículos de webs y blogs. De hecho, durante la semana me llegan muchas suscripciones al correo y me gusta leerlas a última hora de la tarde o los fines de semana. Aclaro que, aparte de recetas de cocina, recibo artículos lingüísticos, de ciencia, de fotografía, de literatura, de marketing (los peores de todos), de diseño, de blogging, wordpress, etc. Vamos, que estoy servida de lectura. Muchos de ellos los leo porque técnicamente me aportan conocimiento, pero la mayoría son insoportables a nivel gramatical, linguïstico o de puro entretenimiento. Me preocupa mucho el descenso de calidad del lenguaje y la presión psicológica perversa y absurda de la gente que escribe sobre marketing en las redes. Se han convertido en unos tiranos que trivializan el lenguaje y la importancia de las cosas. En fin, ya tengo anotado este tema para hablar de él. Yo también me desvío, a menudo, de los temas.

      Besitos, tocaya.

  • Toñi Sánchez (Mi Cocina Carmen Rosa)
    Posted at 09:02h, 28 Abril Responder

    En Abril del 2009 abrí las puertas de Mi Cocina….muy timidamente, como tu bien sabes, con miedo escénico, con una calidad que hoy en día incluso me averguenza….pero ahí sigue y cada día me siento más orgullosa de ella. Para mi es un lugar donde no sólo enseño lo que cocino, como lo hago, sino que con el paso del tiempo se fue convirtiendo en mi libro de bitácoras, en un lugar donde contar mis recuerdos, mis vivencias, mi experiencia en algunos campos de mi vida, procurando que todo vaya relacionado con la gastronomía. Aunque no siempre lo consigo.
    No es un “blog” perfecto, ni intento que sea como un libro de cocina, ni tan siquiera voy buscando la estética en las fotos, pero con el paso de los años he ido recibiendo más y más visitas. Aunque parezca increible, te puedo asegurar que algunos días más de 14.000, aunque la media llega a unas 3.000 visitas diarias y cada vez menos comentarios.
    Bien es cierto que por otros caminos virtuales, los “me gusta”, los corazones, los retuits, comentarios, etc te animan a seguir éste “hobby” que me apasiona “la cocina”. Sé que mi blog está ahí, en la nube, para tod@s, que alguien lo usará, lo leerá, le servirá sus recetas…con éso me basta.
    Sí es una gran verdad…..muchisimos blogs “mueren”, van desapareciendo, pero es como todo…pasó el “boom” y se van perdiendo; cuesta mucho, muchisimo estar en la cresta de la ola y mantenerse.
    Como siempre, un gran reportaje que nos da que pensar. No sólo hay que alimentar el cuerpo, también la mente, el alma y el espiritu.
    Un abrazo con mi admiración.

    • Laube Leal
      Posted at 09:22h, 28 Abril Responder

      Tu blog, Antonia, ofrece un contenido muy especializado digno de admiración. ¿Que no es perfecto? ¿Y cuál lo es? Yo sé que cuando quiero hacer algo muy andaluz o muy marinero, tus recetas son una referencia y les hago caso a pies juntillas. Supongo que como yo, otra mucha gente.

      Personalmente creo que cada cual tiene su estilo y todos podemos siempre mejorar. No reconocer esta obviedad es de ciegos y ello no conduce a nada. Hay quienes cuentan una receta y punto pelota. Hay quienes relatan cómo su familia hacía esa misma receta. Hay otros que informan del origen y quienes cuentan una historia ficticia… ¿Qué está bien y qué no? Yo no soy quién para decidir eso. Cada persona debe decidir su estilo. Cuando lo mantiene con salero, a mí me parece que le honra.

      La cresta de la ola a la que haces referencia va variando con el tiempo y es a lo que nos debemos adaptar. No todas las olas son iguales, ni todos los surfistas las cogen del mismo modo.

      Muchas gracias, Antonia. Tú sí que eres admirable. ¡Y sabes que lo sé!

      Besitos

  • Manu Torras
    Posted at 09:49h, 28 Abril Responder

    Te diré que en el blog las visitas van en aumento, no así los comentarios. Pero cuando alguien quiere hacer algo y necesita una aclaración si que te comenta y esos comentarios pueden ser interesantes para otras personas también.
    En cuanto a las redes sociales si que he notado un cambio, al memos en lo que a mi respecta. Un post o como se llame, en Fb o en Instagram, la diferencia de visitas es abismal. Instagram gana por goleada total. Creo que es mas ameno y agil. También decirte que últimamente me entran muchas visitas al blog por Pinterest, cosa que antes no me pasaba.
    Si es por mi, el blog no morirá nunca , es mi libreta de recetas y como a dicho alguien mas por aquí, las esncuentro rápido y sin pasarme horas buscando entre mis mil libretas y papeles.
    También es verdad que yo misma no visito tanto los blogs como antes, pero cuando interesa el contenido si que voy, como ahora he venido a ti
    Besos y larga vida a los blogs!!!

    • Laube Leal
      Posted at 10:06h, 28 Abril Responder

      ¡Larga vida a los blogs! Yo creo que, como bien dices, seguirán existiendo se llamen “A” o se llamen “B”. Eso sí, para ver cosas rápidas, fotos, etc., mejor las redes sociales.

      Yo también recibo muchas visitas desde Pinterest (diría que más del 50% de mis visitas provienen de Pinterest) y eso me está obligando a adaptarme de alguna manera, porque, sobre todo, es gente de fuera, personas con diversos idiomas. Es una pura cuestión de adaptación.

      Muchas gracias por tu visita y, sobre todo, por tu aportación. De dónde proceden las visitas es algo muy importante.

      Muaccccccccccccccc

  • Palmira
    Posted at 11:15h, 28 Abril Responder

    Pues no sólo me he leído el post pero también los comentarios porque junto con tus respuestas alimentan el debate y el tema!
    Los blogs no han muerto y siguen vivos, bien vivos! Pero para lectores en busca de contenidos reales y no imágenes o titulares instantáneos…
    Personalmente no soy de redes sociales, me aburren: facebook me agobia, tweeter me cansa. google+ es una tortura, instagram es el templo de la superficialidad… Ando en busca de contenidos que me alimenten física o mentalmente… Algunos blogs en apariencia sencillos y menos sofisticados más de una vez me han hecho reflexionar… o cenar :o) Y otros muy cuquis son de un aburrimiento mayor a una enciclopedia mala por muy bonitas que sean las fotos.
    Coincido que los blogs tienen que evolucionar, pero más importante que evolucionar para ponerse al día tienen que adaptarse a nuestras evoluciones personales. Un blog es un hobby y cuando llevas años como es mi caso en este mundillo, todo lo que has vivido te ha hecho cambiar, o sea que tu blog tiene que cambiar también. El problema es que muchos crean un blog para “alcanzar la fama” sin contenidos reales (y a veces robados…), otra vez volvemos a un mundo instagram…
    Ya te dije que estaba trabajando en cambios para mi blog, que me lo tomo con calma como puedes ver, pero quiero que se parezca a quien soy hoy. Hace unos días repasaba la página de la filosofía de mi blog y me di cuenta que no la había retocado desde 8 años! Claro que lo que escribí entonces no es en nada mi manera de cocinar y de ver la cocina/las cocinas hoy… Sencillamente porque no soy la misma.
    Y es cierto que por mucho que mis comentarios se mantengan, recibo muchísimos más emails con preguntas de lectores que años atrás y eso que estoy poco en las redes sociales y mis seguidores se mantienen… Ni te puedes imaginar la de veces que me llegan preguntas del tipo “he preparado los yogures de fulanito (blogs muy famosos en general) y no me salen bien, Porqué? “. Y les contesto con sinceridad y desde la experiencia del tema. Y muchos satisfechos después se quedan y son lectores de calidad.
    Así que guste o no guste, seguiré viviendo mi blog como lo que era a los orígenes del blog, con pocas redes sociales: un diario personal publicado en la red. Un lugar donde puedo escribir y donde me gusta contar el porqué nació tal o tal receta. Seguro que un día dentro de mucho tiempo Polyanna se alegrará por ello! Porque los blogs también son transmisión y duraderos.
    Dejo de enrollarme que sino me pasaré de los 30 cm de comentario y ni tú lo leerás :o)
    Besos y feliz largo fin de semana,
    Palmira

    • Laube Leal
      Posted at 11:27h, 28 Abril Responder

      jajajajajajajaja Seguro que sí que lo leeré. Soy un caso. Mis amigos se ríen porque me leo los manuales de instrucciones de todo; los prospectos farmacéuticos y todo lo que lleve letras. No puedo evitarlo. Mis ojos se van a las líneas escritas, porque, al igual que las imágenes, me transmiten información sobre la persona que las escribe o las hace.

      Estoy de acuerdo con todo lo que dices, pero hago una salvedad respecto de Instagram. Puede que sí sea un templo de la superficialidad, pero yo no lo contemplo así. Como fotógrafa, aprendo mucho viendo fotografías. Quizás soy un poco selectiva y busco cuentas de todo el mundo para aprender. Me pasa igual con Pinterest. Hay quien me pregunta: pero, ¿para qué sirve? Yo siempre respondo: a mí me sirve para aprender. Creo que no podemos generalizar en atribuir un carácter tan frívolo a algo porque haya gente en esa red social que lo sea. Creo que cada uno debe buscar su camino y yo he encontrado hilos de los que tirar y me satisfacen.

      Estoy segura de que Polyanna se frotará las manos cuando sea mayor y se ponga a leer las cosas de su madre. Es un bonito lugar de reflexiones donde va a encontrar mucho sobre ti.

      Muchos besitos, querida Palmira y feliz finde largo.

  • Palmira
    Posted at 15:24h, 28 Abril Responder

    Es cierto que no he hablado de pInterest… ¡es la única red que me ha enganchado! Con pinterest descubro horizontes muy distintos y ciertamente en instagram no me haya apasionado lo suficiente para descubrir imágenes bonitas. Somos todos distintos, por eso hay tantas redes porque al fin y al cabo todos encontremos lo que buscamos !

  • LaCocinadeLasCasinas
    Posted at 19:18h, 15 Mayo Responder

    Querida Laura, quizá lo que subyace es que el blog transmite el estado de ánimo de su dueñ@ sin quererlo, jajaj, casi tiene vida propia. Todos sabemos que mantener un blog requiere un super esfuerzo extra en nuestras vidas y a veces se hace cuesta arriba y esa “desgana” se nota, queramos o no.

    Tambien a veces y pasados los años, generas contenidos más interesantes para tí pero quizá no tanto para las personas que te leen, quizá porque, en mi caso al menos, a veces las recetas sean más sofisticadas o un poco más técnicas y que requieren mayor dedicación en la cocina.

    Aún así creo que los blogs no se mueren si no que nos hemos hecho más selectivos y al menos yo sólo entro en aquellos cuyo contenido me gusta, me atrapa su título (como hoy que nada más leerlo entré) o me interesa en un determinado momento, algo que anteriormente no hacía y me leía todo lo que veía. En fin no lo sé, pero está claro que generar contenidos siempre interesantes, con unas fotazas de la bomba es francamente dificil.

    En cuanto a los comentarios cada día más escasos en todos los blogs requieren un esfuerzo y como alguien te comentó por aquí, para un !!qué rico!! quizá no sean necesarios, jajaj, bssss

    Tu post me ha encantado, bssss

  • cocidodesopa
    Posted at 16:20h, 18 Mayo Responder

    ¡Hola Laura!

    Yo no pienso que los blogs hayan muerto; lo que ha cambiado es la forma de interactuar.

    Tiempo atrás, nos faltaba tiempo para llegar a todos los blogs, nos sentíamos comprometidos a visitar las publicaciones de a quienes seguíamos, y no solo eso, sino comentar dichas publicaciones, lo cual requiere un tiempo adicional.

    Creo que hoy en día somos más selectivos. Las redes sociales, y muy especialmente Instagram, nos ayudan a ponernos al día de las publicaciones de aquellos a quienes seguimos de una manera muy visual y rápida, de forma que si nos interesa lo que vemos, sabemos que en si vamos al blog podremos profundizar más leyendo la publicación. Por otro lado creo que precisamente la visualidad es el gran pecado que nos condena, pues nos dejamos llevar por lo atractivo a simple vista.

    Te diré que sigo leyendo blogs, no con tanta frecuencia ni fervor que años atrás, pero sigo leyéndolos. Y en cuanto al mío, me niego a dejar de escribir solo porque haya gente que no lea la introducción y vaya directamente a la receta. Ahí la tiene, y lo puede hacer, y debe hacerlo si es lo que realmente le interesa. Pero mi blog es mi forma de expresión y me resulta imposible pensar que algún día pueda llegar a publicar una receta sin más. No es mi yo.

    Besos!!

Post A Comment