Laube Leal | Batatas especiadas y asadas con huevos
batata, camote, boniato, sweet potato, huevos, eggs,
5970
post-template-default,single,single-post,postid-5970,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Batatas asadas y especiadas y con huevos

Batatas asadas y especiadas y con huevos

 

Tengo que reconocer que a veces sueño con papas fritas, huevos fritos y pimientos verdes fritos. ¿Hay alguien a quien no le guste este sencillo y maravilloso plato? No lo hago demasiado por dos razones: detesto freír y que todo se salpique de aceite y evito las frituras en general por cuestión de salud. No voy a mentir: tampoco me hace gracia que esas calorías se me peguen al pandero, porque es ahí donde van las muy canallas. De ahí que, de vez en cuando, busque sustitutos a los fritos como sucede con la receta de hoy.

La batata, camote, papa dulce o boniato, en terminología botánica “ipomoea batatas“, es un tubérculo maravilloso, con un valor nutricional superior al del pan, la papa e incluso el arroz. No sé por qué no lo comemos más, porque encima tiene muchas menos calorías que las papas y es un alimento perfecto para la salud cardiovascular, dado que reduce la tensión arterial debido a sus altas concentraciones de vitamina E, ácido fólico y potasio. Además el betacaroteno que contiene mejora todo lo concerniente a la piel y, si tienes psoriasis o te gustaría mantener las arrugas a raya sin gastarte una pasta en cremas carísimas, la batata debería ser un habitual en tu casa. Pero no eso no es todo: tanto el betacaroteno como las antocianinas (flavonoides) que contiene nos ayudan a luchar contra el colesterol malo (LDL). ¿Qué más puede ofrecerte un alimento?

Me gusta especialmente la batata amarilla, pues tiene un dulzor que combina muy bien con las especias y, además, al horno queda buenísima. Normalmente la preparo entera; le hago un corte transversal, le añado un poco de sal marina gorda, algo de pimienta molida y un poco de nuez moscada y la horneo hasta que sabe a melaza. ¡Me encanta! Sin embargo, en esta ocasión me apetecía algo similar a unas papas fritas con huevos fritos, así que cambié las papas por batatas y, en vez de fritas, que chupan mucho aceite, las hice al horno. Un plato mucho menos calórico, mucho más saludable y mucho más fácil de hacer. ¡Y lo que ahorras en limpieza de cocina! Y es que para mí no tener que limpiar es muy importante.

 

Batatas especiadas y asadas con huevos

 

INGREDIENTES (para 2 personas y como plato único):

  • 2 batatas pequeñas
  • 4 huevos pequeños (de gallinas felices o camperas)
  • 5-6 dientes de ajo grandes
  • sal marina gorda
  • 2 hojas de laurel
  • 2-3 ramas de perejil
  • pimienta negra molida
  • nuez moscada
  • copos de guindilla seca
  • sésamo negro
  • aceite de oliva virgen extra aromatizado con guindillas (picante)

 

ELABORACIÓN:

1º) Lava muy bien las batatas, restregándolas con fuerza hasta eliminar toda la tierra que pudieran tener. No tienes que pelarlas. Córtalas con una mandolina en rodajas finas, de unos 2 mm de grosor. Colócalas esparcidas en una bandeja de horno o en una plancha de asar.

2º) Aplasta los ajos con su piel y añádelos encima de las rodajas de batata. Trocea las hojas de laurel y haz lo mismo que con los ajos. Salpimienta al gusto. Espolvorea los copos de guindilla, la nuez moscada y el sésamo negro según tus preferencias. Riega con un poco de aceite de oliva picante.

3º) Hornea durante unos 15 minutos a 180ºC y con la función ventilador. Comprueba que las batatas están tiernas antes de sacarlas del horno.

4º) Cuando las batatas estén hechas, fríe los huevos en un poco de aceite. Añádelos encima de la bandeja de las batatas, salpimiéntalos ligeramente y espolvorea el perejil picado por encima.

5º) Sirve inmediatamente y en la misma bandeja o plancha de asar.

¡Para chuparse los dedos!

 

¡Únete a Laube Leal ya!
Súbete al carro y empieza a atraer la atención de tus lectores y clientes.

Haz clic en la imagen Suscríbete a Laube Lealy podrás acceder a textos muy sugestivos e imágenes preciosas y adecuadas para tu blog o local. Te contaré a ti, en secretito, trucos y consejos para que tu negocio sea más visible y atractivo. ¿A que es estupendo? ¡Pues hay más! Todo ello estará aderezado con pinceladas gastronómicas y mucho entretenimiento. ¡No te vas a aburrir!


Además, ¡sin spam! ¡Nada de nada! Yo lo detesto, así que solo te enviaré lo que me digas que te interesa. ¡Palabrita! 
¿Te gusta este contenido...? ¡Comparte!Share on FacebookGoogle+Tweet about this on TwitterPin on PinterestEmail to someone
11 Comments
  • Marhya
    Posted at 10:38h, 20 Febrero Responder

    ¡Que buena pinta! Aquí la batata no se encuentra fácilmente, no es muy habitual. Solamente la he comido una vez.
    Besos.

    • Laube Leal
      Posted at 11:30h, 20 Febrero Responder

      Me resulta tan raro que no se cultiven si son muy fáciles de cultivas y conservar. Deberías intentarlo tú misma, María. La planta es preciosa y, una vez las sacas de la tierra, duran muuuuuuucho.

  • ivan alonso jimenez
    Posted at 11:06h, 20 Febrero Responder

    Y ya si lo amcompañas con unos pimientos verdes….mmmmmmm!!!!!me muerooo!!!una rodaja de pan casero por favor!!!jajajajajaa!!!!!

    • Laube Leal
      Posted at 11:29h, 20 Febrero Responder

      Y si ya le ponemos un chorizo… jajajajajaja

  • SIlvia Lanza
    Posted at 11:21h, 20 Febrero Responder

    Hola, Lau !
    Es un plato maravilloso. Me encantan las batatas (que así las llamamos por acá también). Pero increíblemente ni a mi esposo ni a mis hijos les gustan.
    Pese a ello las incluyo para mí y para mi sorpresa, mi hija últimamente se ha animado a alguna.
    Mi esposo hubo de hacer algunos cambios en su dieta y esa ha sido la excusa perfecta para poner batata en mayor cantidad cuando preparo alguna carne al horno. le he puesto tanto a las verduras al horno como a la sopa (algo similar al cocido español) una batata para mí, pero ahora quizá logre incrementar el consumo.
    Alguna vez leí o escuché en algún programa de cocina, que la batata es un alimento permitido para los diabéticos por su menor contenido de almidones. También me encanta en puré, a veces -si es de las blancas, aunque esas se ven poco y no suelen ser muy ricas por estas latitudes-, se la añado solapadamente.
    Ya se me fue el comentario !!! Bs.

    • Laube Leal
      Posted at 11:29h, 20 Febrero Responder

      Silvia, efectivamente. La batata puede ser consumida por los diabéticos justamente porque tiene menos almidones que la papa. Además, tiene muchas otras propiedades y sacia lo suficiente como para ser una estupenda comida. ¿Sabías que la batata blanca forma parte de nuestro plato más típico? Pues sí, el sancocho es una especie de guiso de pescado salado, con papas, batata blanca, gofio (una harina de millo o maíz) y, por supuesto, todo regado con un buen mojo, bien rojo, bien verde.

      ¿Has probado a hacerles a tu familia las batatas al horno? ¿Fritas incluso? ¿Aún así no les gustan? ¿Es por ser dulzonas? ¿Y si las salteas con mucho ajo y perejil? Bufffffffff, es que a mí me vuelven loca.

      Gracias por venir a verme, Silvia. Muacccccccccccc

  • Luis Solera
    Posted at 13:25h, 20 Febrero Responder

    Nosotros, en mi tierra, hacemos un postre exquisito, con batata, calabaza, azúcar, especias y piñones. Es muy estético, delicioso y se llama Arnadí. En casa utilizamos los boniatos (que es como aquí llamamos a las patatas) con frecuencia para acompañar platos de carne e incluso en los pucheros, a los que añaden un punto especial.Me encanta tu blog, hice la tarta de queso japonesa y fue un éxito

    • Laube Leal
      Posted at 14:24h, 20 Febrero Responder

      ¡Cuánto me alegra que fuese un éxito la tarta japonesa de queso! Es una nube en la boca, ¿verdad? Muchas gracias por tus amables palabras, Luis.

      Por cierto, esa tarta que dices que se llama “arnadí” me interesa. ¡Me gusta hasta el nombre! ¿Tienes alguna receta familiar que no te importe compartir conmigo? Me gustaría probarlo.

      Gracias guapetón. Un placer, como siempre.

  • Ana
    Posted at 21:31h, 20 Febrero Responder

    Pues mira que a mi también me gustan y las consumo muy poco. Esta receta se sale de rica, con esas fotos que ganas de meter un bocado 🙂 Y al horno muy buena opción. Hice más o menos de esa manera las patatas estilo jammie Oliver y me gustan mucho (al horno y con especias).
    Besotes

  • pelisplus
    Posted at 03:03h, 08 Marzo Responder

    me encanta esto gracias amigos

Post A Comment